jueves, enero 04, 2007

CAMPAÑA EN PRO DE NUESTROS QUERIDÍSIMOS Y ANTIQUÍSIMOS REYES MAGOS

Todos los años por estas fechas sufrimos una agresión globalizadora en Forma de tipo gordinflón, una manipulación de las mentes de los niños de España y del resto del universo. Ese adefesio carente del más mínimo sentido de la elegancia en el vestir es un invento de la multinacional más multinacional de todas las multinacionales, Coca-Cola, que en los años 30 cogieron al San Nicolás de la tradición nórdica, que originalmente se paseaba vestido de obispo o de duende un tanto zarrapastroso y lo enfundaron en un atuendo con los colores corporativos (rojo y blanco). Desde entonces, generaciones de tiernos infantes de medio mundo han sido machacadas por la publicidad, alienándose hasta tal punto que piensan que un mamarracho publicitario representa todo lo bueno del ser humano. ¡Basta ya! Esto es España, ¡reivindiquemos nuestras señas de identidad! ¡Abajo Santa Claus y VIVAN LOS REYES MAGOS! Estos tres pobres venerables ancianos llevan dos mil años con su PYME, atendiendo únicamente al mercado español y sin intención de expandirse, y están sufriendo una agresión que amenaza con destruirlos.
Reivindiquemos la figura de los Reyes Magos porque:
1. Los Reyes Magos son un símbolo de la multirracialidad y nunca han tenido problemas de inmigración.
2. Los Reyes Magos son fashion total, su elegancia en el vestir no ha pasado de moda en dos milenios.
3. Si no existiesen los Reyes Magos, LAS VACACIONES SE ACABARÍAN EL 2 DE ENERO.
4. Los Reyes Magos son ecológicos, utilizan vehículos de tracción animal que con su estiércol contribuyen a fertilizar el suelo patrio, nada de trineos volando ni gilipolleces de esas, que no existen...
5. Los Reyes Magos generan un montón de puestos de trabajo entre pajecillos, carteros reales y multitud de gente que va en la cabalgata.
6. De Papá Noel puede hacer cualquier pelagatos, pero para hacer de Reyes Magos se necesitan al menos tres.
7. Los Reyes Magos fomentan la industria del calzado, y enseñan a los niños que las botas se deben limpiar al menos una vez al año. Por contra, el gordinflas este exige que se deje un calcetín, prenda proclive a servir de acomodo de la mugre, cuando no de indecorosos "tomates".
8. Los Reyes Magos planifican concienzudamente su trabajo y se retiran discretamente cuando acaban la función.
9. Santa Claus vive en el Polo norte y por eso es un amargado, los Magos son de Oriente, cuna de la civilización y por ello de una elegancia no decadente.
10. Los Reyes Magos tuvieron un papel destacado en la Navidad y que se lo curraron de lo lindo en un largo viaje, mientras Santa Claus es un trepa que trata de aprovecharse del negocio y que no participó en nada en los acontecimientos de la Navidad.
11. Los Reyes Magos son de los poquísimos usuarios que mantienen en pie la minería del carbón en Asturias y León. No lo han cambiado por gas natural ni por bombillitas horteras.
12. Los Reyes Magos lo saben todo. Santa Claus no sabe otra cosa que agitar estúpidamente una campanita.
13. Santa Claus es un zoquete que no respeta los sentimientos de los renos de nariz colorada, que vete tú a saber si no la tendrán así por las hostias en el hocico que les habrá dado. No hay documentado ningún caso de maltrato psicológico por parte de los Reyes Magos hacia sus camellos.
14. Los Reyes Magos son agradecidos, siempre se zampan las golosinas que les dejamos en el plato y la copita de coñac.
15. Sin los Reyes Magos no se habría inventado el Roscón de Reyes.
16. Finalmente, Santa Claus se pasa la vida diciendo "¡Jo, jo, jo!". Risa forzada y sin sentido. Señal de estupidez supina...
Si no ponemos pronto coto a este despropósito estamos perdidos...
¡¡¡FELIZ NAVIDAD¡¡¡
FDO. EL PAJE REAL DE MELCHOR











Respuesta de nuestro amigo "Moya" en la fase final del interesante debate que tuvo lugar las pasadas navidades en el libro de visitas de www.pasoslargos.com

Po mira, Juani y los demas reyemaguistas, el diario Sur os da la razon:

La creencia en los Reyes Magos prepara a los niños para la vida Psicólogos y educadores defienden la conveniencia de transmitir a los niños la creencia en sus majestades de Oriente porque alienta sus esperanzas y les prepara para la vida TEXTO: FERMÍN APEZTEGUIA / FOTO: LUIS ÁNGEL GÓMEZ / MADRID/

LOS Reyes Magos existen; son tan reales y necesarios que, si no existieran, habría que inventarlos. Más allá del mundo de imaginación y fantasía que rodea la velada de hoy, la figura de Melchor, Gaspar y Baltasar contribuye a desarrollar la imaginación y la creatividad de los niños. La historia de los tres astrónomos que viajan en camello, tres personas mayores que intentan cumplir en una noche los deseos de toda la familia, no es un cuento. Enseña a los pequeños de la casa a tener ilusión por las cosas, grandes y pequeñas, y les prepara para una vida en la que esperanza y frustración caminarán de la mano.

Psicólogos y educadores coinciden en la necesidad de avivar la ilusión, no sólo en los niños, sino también entre los adultos. «Independientemente de que un día descubran la verdad, es un error romper el encantamiento a un chaval», sentencia el psicoanalista Florencio Moneo. Según explica, hasta los ocho o nueve años, el menor está construyendo en su interior un sistema de valores y creencias que le permitirán enfrentarse a la vida. En ese proceso, necesita «importantes cargas de ensoñación y espíritu mágico, porque el hogar se nutre precisamente de ellas». La familia desempeña ahí un papel fundamental, no sólo por ser el eje de la sociedad, sino por su condición de espejo y refugio del menor. Noche de imaginación La magia de los Reyes Magos es tan potente que ni siquiera los adultos escapan a ella.

Así lo advierte Begoña Ibarrola, psicóloga infantil y escritora de cuentos y fábulas. «La ilusión es una necesidad innata al ser humano. Los mayores, de hecho, jugamos a la lotería, a pesar de que sabemos que las posibilidades de que nos toque el premio gordo son remotas; y seguimos mirando nuestros zapatos la mañana del día 6 porque la de Reyes es, sobre todo, la fiesta de la ilusión, la de los niños y los mayores».

Pocas vivencias son capaces de despertar la imaginación de un niño tanto como la noche de Reyes. Los preparativos son fundamentales. Los padres le cuentan que, como en Belén, tres magos llegarán hasta su portal en camello. Entrarán en la casa cuando se haya dormido y dejarán regalos para cada miembro de la familia. Pero antes de todo, hay que elegir los regalos, escribir la carta, dársela a sus pajes y asistir a la cabalgata.

La leyenda ayuda a educar a los niños en la frustración. Nadie va a quedarse sin regalo, pero no siempre es posible acceder al que se desea. «Ya no vale aquello de que si eres malo, te traerán carbón», considera Ibarrola. «Hay que enfocar la fiesta de una manera positiva: los reyes premian tu esfuerzo por ser mejor. No importa que seas más o menos bueno. Lo que cuenta para ellos es tu deseo de crecer como persona», añade. Algo, sin embargo, ha cambiado. Internet, añade Florencio Moneo, ha desbancado a la chimenea como el lugar de la casa donde se perpetuaban la historia y sus leyendas. Aquellos relatos reforzaban los vínculos familiares y propiciaban la educación en valores. En el hogar de hoy, costumbres como la noche de Reyes contribuyen a mantener viva esa llama.

1 comentario :

  1. Anónimo10:35 p. m.

    Este articulo huele un poco a "facha"... Ese "recuperemos España"... No se, no se... ¡¡¡Me gusta!!! ¡¡Arriba España!!

    ResponderEliminar