martes, enero 23, 2007

(Publicado en "abc de Sevilla" el viernes 26 de febrero de 2007)
Traficantes de animales…traficantes de ilusión:

Estimado Sr. Director:
En estos tiempos de auténtica locura donde el coste medio de cualquier raza de perro, no baja de los 500/600 € y de ahí hasta los 2.000 € o mas, la mayoría de mortales no podemos llegar a esos lujos, y es que si uno se para a pensar: en proporción te cuesta mas barato comprarte un caballo que un perro. Razón por la cual, me dirigí el pasado domingo a “la nueva alfalfa”, con la intención de comprarle a mi madre un perrito que le hiciera compañía.

Tras la vuelta de rigor a la búsqueda de un cachorrito de raza pequeña, la mejor impresión me la dio un puestecillo donde había una madre con su hija, que vendían unos preciosos cachorritos negros, la mayoría de raza “griffón”, a mí se me fueron los ojos para uno de la misma raza, color marrón oscuro que parecía un peluche, me aseguraron que a pesar de tener dos meses y medio, ya estaba totalmente destetado y sólo comía pienso, dándome las debidas instrucciones de cuidados y alimentación y asegurándome que de todos me llevaba el mejor. Así que presenté en casa con el perrito: tras la sorpresa de mi madre, le fue preparando su cajita con su mantita, mientras mi hijo y mis sobrinos se volvían locos de alegría. Inmediatamente le pusieron nombre y empezaron a acariciarlo y a darle todo su cariño, mientras él movía su colita contento y feliz.

El día transcurrió entre alguna que otra meada por distintos lugares de la casa y un par de caquitas con diarrea, al día siguiente, lunes, mi madre se encontró una meada con algo de sangre, rápidamente se presentó en el veterinario diagnosticándole una “gastroenteritis aguda”, asegurándole al mismo tiempo, que al perro lo habían destetado demasiado pronto. Tras ponerle tres inyecciones y el correspondiente tratamiento, por la noche ya parecía mucho mas contento y juguetón, y hoy martes por la mañana, amaneció muerto.

¡A ver cómo se lo cuento yo a mi hijo!, que desde el domingo, no para de preguntarme cuándo vamos a volver a casa de la abuela para ver a su perrito. Sin duda esta gente que se dedica a la cría de perros en serie, como si fueran máquinas, no deberían quedar impunes. Desgraciadamente siempre pagarán justos por pecadores y tal vez por eso ya no exista núnca mas “la verdadera Alfalfa”.

Juan Ignacio Ammador Tobaja

12 comentarios :

  1. ANTONIO DE ALHAURIN4:18 p. m.

    estimado juani, es una pena. espero que nacho no lea este blog.
    al mismo tiempo crei que el mercado de la alfalfa ya no se hacía. Pero no sé, dile a Nacho cualquier cosa menos fuerte, que se ha perdido por ejemplo... y le buscas otro. no tiene por qué saber que se ha muerto. Aqui en ALhaurin hay una tienda donde la gente lleva los perritos y gatos de vez en cuando, donados, (cachorros) para que la gente los adopte... si quieres podemos ver si entra alguno y te aviso.

    UN abrazo. Lcmtra

    ResponderEliminar
  2. Vaya por dios. Desde luego es una pena... Opino lo mismo que tu amigo (el comentario de arriba), no le digas a Nacho la verdad, cuéntale una "mentira piadosa"... Por cierto, aquí en Arroyo hay un sitio también donde los perritos perdidos y/o abandonados están a la espera de familias que los adopte... Si te vale de algo... Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias a los dos, toma nota. Vais a ser los primeros en enteraros de que estoy negociando en secreto con mi mujer, la adopción de un perrito a cambio de deshacerme de mis queridos agapornis "Popularmente" conocidos como "inseparables", tengo 5, incluida una pareja potencialmente reproductora.
    Tenéis la pri era opción de apás adoptivos si os animáis.
    En cualquier tienda están a 45 €, a mis amigos, se los regalo.
    Si os intersa llamdme al 699.70.50.66 para que no se os adelanten.
    Un saludo
    Juani

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo animales en casa, ¿por qué?
    Pues precisamente porque los respeto y como no quiero cargar con la responsabilidad que suponen pues no los tengo.

    A Nacho, yo le diría la verdad, aunque con mucho cuidado y de forma que lo pueda entender. Ha de aprender que tener un perro es una gran responsabilidad que tendrá consecuencias, por lo que si no lo cuida como debe el perro sufrirá.

    Sé que no es nada fácil ni cómodo, pero tú conoces a tu hijo y sabrás si es capaz de entenderlo.

    ResponderEliminar
  5. No creo que el vibora te haya dado un mal consejo.

    Siento enormemente que haya pasado y quizás puedas explicarle a Nacho que la gente no es buena con los animales y que los abandona y por eso le puedes proponer que vayais a buscar un perrito abandonado a un protectora de estas tipo arca de Noé.

    Nacho tendrá un disgusto pero podrá entender algo de la vida y aprenderá la satisfacción de cuidar de un animal abandonado por otro niño que no aprendió a distinguir entre un animal y un juguete.

    Debe ser muy dificil y muy bonito ser padre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Debe aprender que no todo el mundo es bueno, pero que él puede ayudar cambiar algo, aunque con esfuerzo, sacrificio y responsabilidad.

    Lo que no sé es si es el momento.

    ResponderEliminar
  7. Aquel que no puede respetar a los animales, es incapaz de respetarse a sí mismo.

    Y cuidado, digo respetar; no querer ni amar ni mimar.

    ResponderEliminar
  8. Estimados amigos:
    Mientras busco el mejor momento, os agradezco vuestras palabras de apoyo, con vuestros distintos enfoques.
    Ahora lo malo es que María que ya estaba decidida a ir a una protectora se ha echado para atrás.
    Queda pendiente poneros el desenlace en un próximo mensaje.
    Un saludo
    Juani

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:37 a. m.

    Juani, como María se lo piense nunca tendréis un cachorrito. Creo que hay que hacerlo a lo bestia y presentarte en casa con él, cuando vea el brillo en los ojos de Nacho y la baba en tu barbilla, en cinco minutos se habrá encariñado con el bicho, que si además es gracioso, bonito y simpático...la conquistará rápidamente.
    Un abrazo Hv

    ResponderEliminar
  10. Sin duda vuestros mensajes con enlaces incluidos me dan muchos ánimos. Creo que voy a optar por coger a Nacho y llevarlo a una protectora de animales, para que escoja su nueva mascota, porque como espere a que María se decida o a vivir en una adosada o una villa no lo haré jamás.
    Este es un ejemplo mas de que conforme va pasando el tiempo mi vida cada vez se parece menos a lo que siempre me había imaginado y de que cada vez soy menos dueño de mi destino.

    ResponderEliminar