domingo, febrero 04, 2007

Fuí a ver “En busca de la Felicidad” y me encontré con la película mas lenta, blandita y aburrida que he visto en mucho tiempo.

El caso es que el planteamiento es interesante: una historia de superación basada en hechos reales en la que Smith da vida a un padre de familia inmerso en una situación económica deprimente y que, tras ser abandonado por su esposa y desahuciado de su casa, ve como todo se derrumba llegando incluso a caer en la indigencia. Acompañado en todo momento por su hijo Christopher, al que da vida el propio hijo de Will Smith, que se convierte no sólo en su razón para seguir adelante, sino en su mayor apoyo y respaldo ante la adversidad. Hasta aquí todo muy emotivo y entrañable.

Pero el desarrollo de la película es lentísimo, muy blandito, muy previsible y demasiado americano, recordándonos citas de “Thomas Jeffereson” que a cualquier españolito de a pie o europeo en general, nos suenan al cuento de “Los tres cerditos”. A pesar de estar basada en un hecho real, el desenlace es demasiado utópico y alejado de la realidad, como para que a alguien le pueda servir de inspiración ó motivación. Ni siquiera de entretenimiento, en todo caso para rellenar la programación de películas de “Antena 3” en la sobremesa con el riesgo de quedarte dormido en el sofá.

Posiblemente en versión original, podría apreciar el “por qué” Will Smith está nominado al “Oscar al mejor actor” por esta película tan soporífera y aburrida.

3 comentarios :

  1. Anónimo7:14 p. m.

    mira el lado positivo, amigo juani, esas tardes de invierno que te largan el tragicón de a3, que bien se duerme con el ruidillo de fondo, y como estiran los anuncios. Puedes pegarte un siestorro fácil de 3 h.
    Blaki

    ResponderEliminar
  2. ¡Si señor!, como somnífero es mejor que un VALIUM.

    ResponderEliminar
  3. Y a mí que en los trailers me pareció que podía ser buena...

    ResponderEliminar