sábado, febrero 03, 2007

Mel Gibson vuelve a sorprender con otra película impresioante que deja al espectador sin aliento desde el primer fotograma hasta el último.

Parece increíble que aquel joven que protagonizó la saga de Mad Max ó Arma Letal, llegara a convertirse en un magnífico director capaz de hacer películas inolvidables como “Braveheart”, “La Pasión de Cristo” o “Apocalypto” .Si la anterior película la rodó en Arameo y fue todo un éxito de taquilla contra todo pronóstico. Ahora ha vuelto a la carga con Apocalypto, rodada con actores nativos en lengua maya.

Ante todo “Apocalypto” es un espectáculo visual donde disfrutamos, sufrimos y padecemos con el protagonista en una selva llena de peligros, violencia y salvajismo que sólo puede valorarse en su justa medida en una sala de cine, no por casualidad está nominada al oscar en la modalidad de “Fotografía” entre otros, aunque injustamente no la hayan nominado para "Mejor película". La película es de un realismo bestial, desde el comienzo, donde vemos un grupo de hombres cazando un tapir y uno de ellos se ve obligado a comerse sus testículos ante el cachondeo de sus paisanos.
El argumento de ‘Apocalypto’ es tan sencillo, que se puede resumir en apenas un par de líneas. En los tiempos finales del reino Maya, la paz de una pequeña tribu se rompe, cuando feroces guerreros entran en la aldea arrasándola por completo y capturando a un montón de hombres a los que ofrecerán como sacrificio a los dioses. Ese es el punto de partida con el que Gibson se ahorra un montón de cosas, yendo directamente al grano de lo que quiere contar: un relato épico de aventuras en el sentido más tradicional del término, sin ocultar un clarísimo mensaje sobre la unión familiar. Por lo tanto la película no es ningún documental, ni tampoco tiene una complejidad argumental con la que devanarse los sesos.
El que se crea que va a encontrarse con una película sobre la “Civilización Maya”, mejor que se quede en su casa viendo “Discovery Channel” o que se compre el “NationalGeographic Historia” que también son muy interesantes. Esta película es la historia del tremendo drama que sufren los aldeanos de una tribu y la lucha por intentar huir de su cruel destino. Los mayas fueron hábiles con las ciencias y las letras, y tenían su propio sistema de escritura, hace mas de tres mil años, sin embargo, lo único que se ve de ellos en la película son algunas escenas que vemos en una ciudad dominada por el fanatismo de un pueblo totalmente entregado a la invocación a los Dioses, a los que se les ofrecen víctimas humanas, sacándoseles el corazón y decapitándolos ante el delirio de la multitud.

La historia que se cuenta requiere escenas no exentas de salvajismo y crueldad (justificada), con un realismo total muy pocas veces conseguido, con situaciones que ponen los pelos de punta, y algo que importantísimo que es lo que mas me gusta de Mel Gibson: el equilibrio entre la brutalidad y la ternura, que hacen de Apocalypto un peliculón, una apuesta extremadamente arriesgada, cine en estado puro y sin una gota de sangre mas que la necesaria, que consigue un resultado extraordinario.

Apocalypto es una película emocionante, tierna, desgarradora, sobrecogedora y majestuosa. A Mel Gibson no le hace falta gastarse el presupuesto en efectos especiales y los que hay son brillantes, porque escenas como la inicial secuencia de caza, la de la propia ceremonia ritual –y la ejecución posterior- la de la cascada ó la de la pantera negra son absolutamente memorables, al igual que la recreación de la vida en la ciudad, con esas impresionantes edificaciones.


Si hay que ponerle algún pero puede ser la oportunidad perdida de haber incorporado algunos elementos de la cultura maya, que según dicen fue realmente seductora y apasionante y en la película pasa muy de puntillas por encima, tan sólo se nos muestra como una Civilización fanática totalmente entregada al morbo y la excitación de los sacrificios humanos.

5 comentarios :

  1. No la he visto aún,pero leyendo tu crítica me pregunto: ¿Y para una peli de aventuras hay que montar el show de rodarla en lengua maya y trabajar sólo con actores de sangre maya y tanta tontería con la veracidad histórica?
    Creo que a Gibson se la ha ido un poco la olla.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Víbora:
    Leyendo tu comentario, llego a la conclusión de que mi ignorancia es infinita a la hora de comentar una película.
    La próxima vez intentaré expresarme mejor.
    ¡Perdón!

    ResponderEliminar
  3. No, Juani, no es que tu te hayas expresado mal, es que Gibson esrá un poco pallá.
    Ha montado todo un circo buscando sólo actores que realmente tengan sangre maya por sus venas, rodando en lengua maya (que vete tú a saber si es maya o no) para hacer una peli de aventuras en la que la cultura maya es simplemente un decorado como podría haber sido la China de la dinastía Ming.
    Lo veo de genero tonto. (Mel Gibson, no tu)

    ResponderEliminar
  4. bueno, yo a alguien que tiene su propia capilla en casa no lo puedo considerar muy "centrado"...

    ResponderEliminar
  5. Por cierto... No la he visto y no creo que vaya a verla...

    ResponderEliminar