miércoles, marzo 14, 2007

“Amar es combatir”, es posiblemente uno de los mejores álbunes del pop/rock latino de los últimos años y sin lugar a dudas un álbum muy equilibrado con magníficas letras que hacen honor a su título y que si se escuchan con atención nos recuerda a alguna experiencia vivida con algún amor del pasado ó con alguna situación del presente en ese “combate” que mantenemos con nuestra pareja en el día a día. Según dicen los expertos, aunque este álbum no aportar nada nuevo a la discografía de Maná, mantiene esas letras y sonido que les ha llevado a lo más alto. Opinión de la que difiero en parte, ya que si bien, musicalmente todos sus álbunes son muy buenos, siempre podíamos encontrar algun que otro tema de relleno, pero en “Amar es combatir” todas las letras me parecen muy buenas, llenando de contenidos y sentimientos cada canción.

El mismo single elegido para presentar el disco, “Labios compartidos”, es uno de esos medios tiempos clásicos de la banda. Manteniendo el tempo vamos saltando temas en el disco como “Manda una señal”, “Ojala pudiera borrarte” (mi favorita), “Tengo muchas alas” o “Bendita tu luz” (que ocupa en la actualidad las primeras posiciones en muchas emisoras musicales). A partir de ahí, el disco se rompe buscando temas más cercanos al pop-rock, más enérgicos que se acercan a la cara más rockera de los mejicanos. Temas como “Relax”, “Arráncame el corazón”, “Tú me salvaste” o “Combatiente”, se acercan bastante a aquellos temas míticos del repertorio de Maná como “Hechicera” o “Clavado en un bar”. La sorpresa de “Amar es combatir” es el tema “El rey tiburón” un cha-cha-cha lleno de ritmo ideal para demostrar nuestras habilidades como bailarines en alguna discoteca ó en alguna fiesta.

3 comentarios :

  1. Pongo la mula a trabajar hoy mismo y ya te contaré.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:13 p. m.

    Me encanta MANÁ, pero el título "Amar es combatir" es de una preciosa canción de Luis Pastor. Ha habido un poco de plagio...

    Amar es combatir.
    Si dos se besan,
    el mundo cambia...

    ResponderEliminar