lunes, marzo 12, 2007

Paul Verhoeven, profeta en su tierra, tras filmar esta magnífica película sobre espías y partisanos en su Holanda natal.
Título: El libro negro (The black book)
Reparto:
Dolf De Vries, Carice van Houten, Peter Blok, Waldemar Kobus, Diana Dobbelman, Derek De Lint, Christian Berkel, Sebastian Koch, Halina Reijn, Thom Hoffman (Posiblemente las mejores interpretaciones de su vida).
Director:
Paul Verhoeven (sin duda alguna, su mejor película junto con "Desafío Total" e "Instinto Básico")
Productor:
Teun Hilte, Marcus Schöfer, San Maltha, Jeroen Beker, Frans Gestel
Duración: 2 horas, 25 minutos que te mantienen en tensión de principio a fín.
Género: Intriga
País: Holanda,Reino Unido,Alemania
Distribuidora: Manga Films

Cuando el escondrijo de Rachel Steinn, una bella cantante judía, queda destruido por una bomba fortuita, decide atravesar el parque natural de Biesbosch junto a un grupo de otros judíos hacia los ya liberados Países Bajos meridionales. Sin embargo, su barca resulta interceptada por una patrulla alemana y todos los que van en ella son masacrados, incluidos sus padres y hermano que son acribillados delante suya. Sólo Rachel logra sobrevivir.
La joven se une a la resistencia y bajo el seudónimo Ellis de Vries logra entablar amistad con Müntze, un oficial alemán de las SS. El militar siente atracción hacia la joven y le ofrece trabajo. Entretanto, la resistencia concibe un plan para liberar un grupo de combatientes de sus filas que ha sido capturado, y para ello cuenta con la ayuda de Ellis. Pero el plan se va al traste porque al mismo tiempo, tienen a un topo de los alemanes infiltrado en la resistencia. Tanto los partisanos de la resistencia, como los alemanes culpan a la joven quien se oculta una vez más con Müntze a cuestas, ya que ambos han sido traicionados por los suyos y deciden ocultarse juntos para esperar el fin de la guerra.
Curiosamente, la liberación no le aporta a Ellis ninguna libertad; ni siquiera cuando logra demostrar quién ha sido el auténtico traidor. En cierto modo, cada superviviente es culpable de algo que arrastra a cada personaje a vivir su propia pesadilla al final de la contienda.
Es una buenísima pelicula de espias, que además de estar muy bien interpretada y ambientada., plasma con dureza lo mas bajo del ser humano durante un conflicto bélico y su posterior venganza contra los invasores y los traidores. Esta gran película consigue que el espectador sufra con los que sufren, y que recuperen la respiración cada vez que uno de los partisanos escapen de una situación límite.


Esta no es la típica película de guerra, ni siquiera la típica de espías, ni ella es Mata Hari. Además me parece un análisis magistral de la conducta humana, con sus miserias y sus miedos, y también sus momentos de gloria. No cae en el tema tan recurrido de los campos de concentración, pero la visión que nos da, es una vuelta más de tuerca a los horrores que se cometieron y como se vivieron desde ambos bandos: por un lado la decadencia y la barbarie del ejército alemán en las semanas previas a la derrota y por otro el instinto de supervivencia de los habitantes de las zonas ocupadas y en especial de los partisanos. Igualmente, nos recuerda que no siempre los buenos son los que así se presentan, ni los malos todos malos. Cada persona es un mundo, incluso en los momentos más dramáticos. Buenos y malos no dependen de bandos, sino de las personas en sí, pues cada uno vivimos la realidad que nos ha tocado y cada uno decidimos cómo actuar en cada momento.

Para los que les gusten las películas históricas, esta película es un documento magnífico. La historia está muy bien narrada, se ciñe mucho a los hechos históricos y los actores lo bordan desde su perfecta caracterización hasta el mas mínimo gesto. Habrá a quien le pueda parecer un poco larga, pero no se hace pesada, toda la historia está perfectamente unida, haciendo que tomes interés desde el principio hasta el final. El desconcertante flash back del principio está perfectamente enlazado con el final.

No hay comentarios :

Publicar un comentario