sábado, mayo 19, 2007

Aprendamos a consolidarnos como un equipo Campeón:
Todavía con la resaca de victoria y de gloria por la conquista de nuestra segunda copa de la UEFA , comienzo a escribir estas líneas, con una tremenda sensación de felicidad. Felicidad no sólo por la victoria, sino porque la final en sí fue un auténtico espectáculo futbolístico en estado puro del que se hizo eco toda la prensa internacional reconociendo el sensacional nivel de los dos equipos. Nuestro Sevilla F.C. y el C.D. Espanyol, que sin duda ha sido junto con nosotros, el mejor equipo de los 64 que iniciaron esta bonita competición en Septiembre, incluyendo varios campeones de Europa y de Liga en sus respectivos paises.
Antes que nada me quito el sombrero ante el “Espanyol”: su maravillosa afición (banderas españolas incluidas), su prudente y sensato Presidente, su entrenador Valverde, todo un caballero y gran profesional, así como cada uno de sus jugadores que con su entrega, su calidad y su valentía también fueron héroes hasta el final, empatando el partido en la segunda parte de la prórroga con un impresionante gol de Jonatas, de los que yo marcaba en mis buenos tiempos. Como bien titulaba la día siguiente el “SPORT” en portada: “Héroes sin Premio”, pero para mí ellos también fueronc campeones, porque cuando dos equipos se entregan a muerte y van en busca del triunfo, ambos son merecedores de la victoria, pero desgraciadamente sólo uno podía llevarse la copa y por segundo año consecutivo nos tocó a nosotros. Por primera vez en mi vida sentí pena por un rival que había perdido contra nosotros. A pesar de mi alegría al ver levantar la copa a Javi Navarro, tengo que reconocer que sentí un pellizco en el corazón viendo llorar a los jugadores y aficionados del Espanyol, en honor a la verdad tengo que reconocer que “los periquitos” se merecieron la mitad de esta copa, porque si bien, a raiz de la expulsión de su central el partido se convirtió en un asedio constante del Sevilla, hasta ese momento, mientras íbamos once contra once el partido estaba muy equilibrado, emoción a raudales con constantes llegadas a las dos porterías.
Un año mas me tocó vivirlo en solitario, en mi fuengiroleño apartamento de Calle Uruguay, donde siempre me dejan sólo viendo el partido. Previamente baje al supermercado debajo de mi casa para la ritual compra de “pipas kelia”, allí volví a escuchar por enésima vez a lo largo del día: nuevos comentarios de chavales jóvenes e incluso de personas mayores, con insultos contra mi “Sevilla” y “la ciudad de Sevilla” de cara al partido y es que a pesar de los buenos amigos que tengo en Málaga, en mi experiencia personal y sobre todo en Málaga capital y sus cercanías, el 90% de los malagueños, disfrutarían mucho mas viendo perder al Sevilla ó enterándose de una catástrofe en Sevilla, antes que un bien para su propio equipo ó para su propia ciudad o provincia. Algo que no es recíproco para nada. Odio, que se veía reflejado con cada grito de “gooooooooooool” que se escuchaba al unísono por todas las calles con cada gol que marcaba el “Espanyol” como cuando España marca en un mundial y sensación infinita de soledad la mía, cada vez que marcaba el “Sevilla F.C.”, aquí estaba sólo, pero mi espíritu estaba en “Hampden Park”, en la isla de La Cartuja, en casa de mi hermano Alberto, de mi hermana Lourdes, con mi madre, con el Maestro, el Payán, El Rubio, El Cabeza y por quienes seguían atentamente el partido echándonos una manita desde el cielo en la tanda de penaltis. Con la bufanda talismán del “Sevilla-Schalke” presidiendo el salón y el polo talismán que me regaló el Rubio el año pasado. Saliendo a la terraza gritando como loco, los dos goles que marcó el Sevilla, durante el tiempo reglamentario con la garganta, con el primer gol el grito fue tan fuerte que mi perro “Chuky” se meo del miedo que le entró. Pero ya en la tanda de penaltis, me había quedado sin voz, y grité con el corazón cada intervención magistral de Palop, ante el silencio sepulcral de las calles fuengiroleñas. A renglón seguido no cesaron de llegarme llamadas y mensajes incluidos de amigos béticos y de la mejor gente de Málaga.
Que orgullo para un sevillista haber ganado esta 2ª U.E.F.A. después de disputar una final en la que se ha visto uno de los partidos mas espectaculares e intensos del fútbol moderno. Como decían algunos titulares al día siguiente: “TRIUNFO DEL FÚTBOL ESPAÑOL”. Lección de fútbol a toda Europa en el partido mas visto del año y lección magistral de deportividad en el campo y en las gradas con dos aficiones con mucha clase y señorío. Sin embargo, siempre hay un “garbanzo negro” en este caso nuestro presidente “Del Nido” que si bien está haciendo la mejor gestión económica de la historia del club, con un equipo que también es el mejor de nuestra historia, peca constantemente de chulería, afán de protagonismo queriendo salir siempre en todas las fotos y prepotencia cada vez que se encuentra delante de un micrófono, haciendo que mucha gente nos tenga mas odio o envidia. La que padecemos muy especialmente los sevillistas que vivimos lejos de Sevilla, hay lugares donde ser sevillista es especialmente peligroso como en Málaga, donde a pesar de que tengo fantásticos amigos, he estado en multitud de celebraciones donde el grito de guerra era “¡Puta Sevilla, Puta Capital!” (sin venir a cuento) ó “¡Sevillano el que no bote!”. ¡En fín! Que digo yo que a ver si nuestro presidente toma nota de la lección magistral de la clase, la educación y la prudencia de la que hizo gala el presidente del “Espanyol” que ahí nos ganaron por goleada. Y que nuestros jóvenes valores, por muy buenois peloteros que sean: como “Jesús Navas”, sean mas humildes y no caigan en el mal gusto de hacer una “rabona” de niñato totalmente innecesaria al borde del área españolista en la segunda parte de la prórroga justo antes de que nos empataran. Así mismo aprovecho la ocasión para pegarle desde estas líneas una “colleja” a nuestro portero suplente “Cobeño” para que piense antes de hablar con un micrófono desde el Ayuntamiento alentando a la multitud sevillista desde el balcón del Ayuntamiento para cantar aquello de: “¡Esta noche se muere Don Manuel!”. Seamos mas prudentes, mas modestos e inteligentes como los super profesionales "Kanoute", "Palop", "Poulsen", "Maresca", "Martí", nue4stro magnífico entrenador "Juande Ramos" que es todo un profesional además de caballero. Bastante mal lo están pasando en la acera de enfrente en el año de su centenario con su pobre campaña, inevitablemente comparada con la nuestra. Desde mi humilde opinión la mejor manera de que dure esta buena racha es la de seguir trabajando con humildad y prudencia y no caer en la vanagloria y el regodeo, porque la vida da muchas vueltas y hoy estás arriba y mañana abajo. Disfrutemos a tope mientras esto dure, emborrachémonos de éxito hasta quedarnos afónicos, pero no caigamos en la prepotencia. Defendamos el nombre de nuestra ciudad y de nuestro equipo con la clase y la elegancia que se merecen, porque aunque no nos lo perdonen: Sevilla es la ciudad mas bonita del mundo y nuestro Sevilla F.C. galardonado Mejor equipo del Mundo 2006 y para colmo un Himno del Centenario para que se te pongan los vellos de punta.
Aquí os dejo algunos titulares:
Sólo Palop podía decidir esta UEFA
El Sevilla conquistó su segunda Copa de la UEFA consecutiva y como no podia ser de otra manera fue en gran medida gracias a su héroe europeo particular, Andrés Palop. Después de ciento veinte minutos para la historia, sevillistas y pericos tuvieron que jugarse el título en la lotería de los penaltis y ahí el meta nervionense detuvo tres lanzamientos. La alegría inundó la zona sevillista de Hampden Park y La Cartuja, mientras la tristeza se apoderaba de la espanyolista, que defendió con orgullo y raza sus opciones de conquistar ese título europeo que tanto se les resiste.
Palop, un héroe con guantes de oro
David Menayo El guardameta del Sevilla ha sido el nombre propio de esta edición de la Copa de la UEFA. Su actuación en la gran final no ha hecho más que reafirmar el nivel de este portero, que en su segunda temporada en el Sevilla, se ha hecho a base de trabajo y éxitos, un hueco en el corazón de los sevillistas. En Glasgow, el valenciano ha vivido una noche mágica. Vio como su compañero Adriano adelantaba a los suyos en la primera parte. Cómo un mal rechace en Alves le impedía llegar al chut de Riera que suponía el empate a uno. Tuvo que estirarse cual chicle para atajar un gran disparo de periquito manacorí. Celebró como uno más el gol de Kanouté que le daba la victoria virtual en la primera parte de la prórroga. Y sufrió en sus propias carnes un tremendo chut de Jonatas a un suspiro del final. Dicen que en la tanda de penaltis tienen mas que ganar los porteros que los lanzadores. Palop ratificó la estadística y con sus paradas a lanzamientos de Luis García, Jonatas y Torrejón, se convirtió en el héroe de la noche. Un día que no olvidará en mucho tiempo...Pero hay que recordar que en el camino hacia la final, el Sevilla ha tenido que doblegar al Atromitos griego, al Slovan Liberec checo, el Steaua de Bucarest rumano, el Shaktar Donestk ucraniano, al Tottenham inglés y al Osasuna. Hay una eliminatoria que Palop recuerda por encima de todas ellas. En octavos de final, el Sevilla viajaba a Donestk para remontar un empate a dos goles que ambos equipos habían firmado en el choque de ida en el Sánchez Pizjuán. Aquel 15 de marzo, el equipo andaluz hubo un momento que estuvo contra las cuerdas pero un saque de esquina en el tiempo de añadido en el segundo acto fue rematado a gol... por Palop. El guardameta mandó a su equipo a la prórroga, donde Chevantón definiría poco más tarde. Pero el nombre propio de esa noche también fue Palop, no por sus paradas pero sí por su gran gol. Quién le iba a decir hoy al valenciano que ese gol, unido a sus paradas le darían al Sevilla su segunda Copa de la UEFA consecutiva...¿Hasta dónde puede llegar Palop? Sólo él lo sabe... Tras recibir la medalla de Campeón y el galardón de MVP de la final, el valenciano señaló que "soy un jugador más de este equipo que no tiene techo y mi misión es hacer mi trabajo lo mejor posible. Nadie se merece ser héroe, somos todos iguales". Amigo Andrés, tú le has dado esta un nuevo título a tu equipo y la felicidad a muchos aficionados.

Juande: "A ver si somos capaces de conseguir un segundo título"
Juande Ramos estaba encantado tras lograr por segundo año consecutivo proclamarse campeón de la Copa de la UEFA al frente del Sevilla y afirmó que "es una satisfacción y un orgullo". Como dijo, "es una situación que hay que disfrutar", aunque el técnico manchego se mostró también ambicioso al comentar que "es una tranquilidad el haber conseguido ya un título para afrontar la Liga y la Copa del Rey. A ver si somos capaces de conseguir un segundo título".Juande, al recordársele que en un año ha disputado tres finales -dos de la UEFA y la Supercopa de Europa- y que se ha asegurado otras dos -Copa del Rey y otra vez la Supercopa de Europa-, expresó su deseo de que siga la racha. Sobre su continuidad la próxima temporada en el Sevilla, el técnico destacó que no es el momento de hablar de ello, pero apuntó que "lo normal es que, si no hay nada anormal, siga".
"El Sevilla ha sido superior"
En cuanto a su rival, el Espanyol, comentó que el Sevilla tuvo "infinidad de ocasiones para hacer el tercer gol, pero no llegó y se le dio la oportunidad al rival de rehacerse". "Creo que en el balance el Sevilla ha sido superior, aunque el Espanyol ha sido un dignísimo rival, pero el quedarse con uno menos les ha pesado", argumentó. Juande añadió que "la tanda de penaltis es una lotería, pero la experiencia de los jugadores del Sevilla también ha pesado y además el mérito de Palop, aunque jamás se debería haber llegado a la tanda de penaltis".


Al día siguiente
Alfombra roja para el Sevilla

La capital hispalense sigue vestida de rojo. Después de la larga noche del miércoles, vivida a pleno pulmón para festejar el éxito de su equipo, decenas de miles de sevillistas se levantaron ayer prestos para agasajar con «alfombra roja» a sus héroes de Glasgow.
Todo comenzó a las siete menos cuarto de la tarde, cuando el avión procedente de Glasgow aterrizaba en el aeropuerto de San Pablo. Allí, jugadores y técnicos se subieron a un autobús descapotado que lucía el lema «Bicampeón UEFA CUP» y que les trasladó a La Cartuja, donde tomaron un catamarán que les permitió navegar por el Guadalquivir escoltados por los vítores y algarabías de los aficionados.
El viaje concluyó junto a La Torre del Oro pasadas las diez de la noche. A esa hora, el mismo autobús recogió a la expedición sevillista que, después de traspasar la emblemática Puerta de Jerez, se dirigió a la catedral para realizar la ofrenda floral ante la Virgen de los Reyes. Junto a la patrona de Sevilla, y tras el discurso del cardenal Carlos Amigo Vallejo, José María del Nido, presidente del club, destacó que el éxito supone «la utopía hecha realidad».
Ya en el Ayuntamiento fueron recibidos por el alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. «Se ha vuelto a atravesar la puerta de la gloria que para nosotros es la de Europa. En nuestras vitrinas descansan tres títulos europeos, como los tres trofeos que hacen falta para que la puerta del toreo, que es la de la Maestranza, se abran de par en para ante el más grande campeón», apuntó Del Nido, quien arengó a la afición asegurando que «de nosotros depende que nadie olvide la grandeza de lo que nuestros ojos han visto». Aquí llegó la anécdota de la jornada cuando los jugadores entonaron «el alcalde es sevillista» en referencia a la condición de bético de Sánchez Monteseirín.
Al filo de la medianoche se alcanzó el delirio cuando Juande Ramos, Javi Navarro y Palop se asomaron a un balcón de la abarrotada plaza de San Francisco exhibiendo la Copa. Sonó el himno del Centenario y poco más se pudo escuchar dado el estruendo de una multitud que no paraba de corear a su equipo.
Juande Ramos, a quien no hizo ninguna gracia que los festejos se prolongasen hasta más allá de la medianoche, recordó con un tono de voz más que cascado por el ritmo de la fiesta que «hace un año os dijimos que lo mejor estaba por llegar. Esto ha sido solo el comienzo. Os esperamos el 17 de junio y, después, el 23 de junio y por este año ya está bien». Luego les tocó hablar a los jugadores mientras de fondo se escuchaba un insistente «Sevilla es rojiblanca».
El último acto de la fiesta tuvo lugar en los alrededores del Sánchez Pizjuán, donde un escenario acogió uno a uno a los héroes hasta pasada ya la madrugada. En las retinas de los aficionados quedarán el baile que se marcó Luis Fabiano y los pases toreros de Puerta.

Núnca me olvidaré de aquel jueves 20 de abril de 2006, en Geselkirschen. Alemania, el día que empezamos a convertirnos en un grande de Europa:
7,30 am. Aeropuerto de San Pablo, Sevilla
Hay días en la vida de una persona que uno jamás puede olvidar: tu 1ª comunión, tu boda, aquel fin de semana inolvidable, aquella madruga histórica, aquel partido histórico y aquel día fue sobre todo “LA FIESTA DEL SEVILLISMO”.
Ya al llegar al aeropuerto, parecía que íbamos a ver la final de una copa del mundo, camisetas, bufandas, gorras, polos, chandals y banderas roj-blancas lo invadían absolutamente todo, los cánticos de los biris, los tambores y trompetan a penas permitían que se escuchara la megafonía en un ambiente de fiesta sin precedentes en el aeropuerto de San Pablo.
Tres de los primeros 14 aviones ya habían partido rumbo al aeropuerto de Colonia “Köln”. Posiblemente desde la “EXPO´92” jamás había habido tanto tráfico en el aeropuerto de San Pablo concentrado en un solo día. Para evitar confusiones los mostradores estaban divididos en colores, cada uno buscaba su color, una vez repartidas las bufandas conmemorativas de este día histórico “C.F. SCHALKE 04- SEVILLA F.C.”, ya nos íbamos dirigiendo a nuestras salas de embarque, donde nos íbamos reuniendo los que seríamos compañeros de viaje en el mismo avión a la ida y a la vuelta. Quiso el destino que: “El Maestro”, Payán y Luis fueran en el “avión naranja” y mi hermano Alberto, mi sobrino Pablo y yo en el “avión gris”. Fue la única pega del día, aunque a excepción del viaje en avión, compartimos la mayor parte del día en Geselkirschen y la misma fila en el futurista “VELSTIN ARENA”.

9,15 am. Ya estamos todos sentados en el avión gris, niños, adultos y hasta abuelos, todos con sus camisetas, polos y chandals del Sevilla, liderados por el pequeño pero ruidosos miembros de los biris que an montados en la parte central del avión, mientras el avión va cogiendo gran velocidad para el despegue todos a una vamos gritando: “Ooooooooooooooooooooooooooooooooooooohhhhhhhh” (comocuando va a sacar el portero) y cuando por fín despega el avión: ¡SE-VI-LLA...aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!. Los biris se quedan rápidamente con el nombre de las guapísimas azafatas y el comandante (al saludarnos) y se llevan la mitad del viaje gastándoles bromas con ocurrentes cánticos y la otra mitad con sus imaginativos canticos de guerra que terminan por contagiarnos a todos. Poco antes de iniciar el aterrizaje el coordinador del “avión gris” nos recuerda que cada avión tiene 4 autocares en nuesro caso: “Gris A”, “Gris B”, “Gris C” y “Gris D”. A nosotros nostoca el “Gris B”.
12.55 pm. Llegada al aeropuerto internacional de Colonia (Kholn), su flamantes instalaciones futuristas y sus grandes cristaleras merecuerdan a la ciudad de “Corusan” (STARWARS). Desde que ponemos los pies en tierras germanas todo es crrección, orden y limpieza.

13.10 pm. Nada mas salir del aeropuerto ya nos están esperando todos los autocares perfectamente alineados por colores y letras, en cada asiento la “POLIZEI” nos ha dejado una hoja escrita en “casi perfecto español” dándonos la bienvenida a Geselkirschen, junto a una serie de sugerencias y normas de comportamiento, para disfrutar de un buen día sin problemas con los aficionados del “Shalke”.

14.05 pm. Tras unos 100 km. de autovía (3 carriles), en paralelo a interminables líneas de árboles y algunas grandes chimeneas, tan sólo hemos podido ver en la distancia el estadio y la catedral de Colonia. Pero ya nos encontramos en uno de los grandes aparcamientos que hay alrededor del “VELTINS ARENA” (Aufgeselkirschen), precioso estadio que con su cúpula gigantesca, sus grandes vidrieras y su diseño vanguardista, parece un ovni posado sobre la colina donde se encuentra situado, a las afueras de la ciudad, rodeada a su vez por una serie de parques, uno de ellos con un lago.

Nada mas salir del autocar nos montamos en los famosos tranvías de Geselkirschen para dirigirnos a un barrio próximo al estadio, donde los 4.000 aficionados del Sevilla F.C. tomamos literalmente, una típica calle comercial, repleta de comercios de todo tipo y de bares que aquel día hicieron su agosto. El cuartel general se situó al final de dicha calle llamada “Hochstrasse”, alrededor de tres bares, en cuyas entradas se colocaron grandes banderas del Sevilla y de ESPAÑA ¡con dos cojones coño, aunque a algunos les cueste pronunciar esta palabra!. Como telón de fondo la bonita iglesia católica de “Sant Urbanus”, con una virgen presidiendo su pórtico. Entre enormes jarras de cervezas del tamaño de una maceta y deliciosas salchichas y hamburguesas, no dejaban de sonar los cánticos de los biris, sevillanas (cantadas y bailadas), ante la atónita mirada de los alemanes y sobre todo el impresionante himno del centenario, que fue la auténtica banda sonora de aquella jornada memorable, todavía deben estar sonando en Alemania los ecos de nuestro himno que dice así:

Cuentan las lenguas antiguas
que un 14 de octubre nació una ilusión
su madre fue Sevilla , y le prestó su nombre
y para defenderlo le dio a una afición…
Ejemplo de sevillanía
familia roja y blanca del Sánchez Pizjuán
mi corazón que late gritando ¡ Sevilla! ,
llevándolo en volandas por siempre a ganar…
Y es por eso que hoy vengo a verte,
sevillista seré hasta la muerte,
la Giralda presume orgullosa
de ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.
Y Sevilla, Sevilla, Sevilla,
aquí estamos contigo, Sevilla,
compartiendo la gloria en tu escudo,
orgullo del fútbol de nuestra ciudad…
Dicen que nunca se rinde
y el arte de su fútbol no tiene rival
más de cien años lleva mi equipo luchando
y abanderando el nombre de nuestra ciudad…
Ejemplo de sevillanía,
familia roja y blanca del Sánchez Pizjuán
mi corazón que late gritando ¡ Sevilla!
llevándolo en volandas por siempre a ganar…
Y es por eso que hoy vengo a verte,
sevillista seré hasta la muerte,
la Giralda presume orgullosa
de ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.
Y Sevilla, Sevilla, Sevilla,
aquí estamos contigo, Sevilla,
compartiendo la gloria en tu escudo,
orgullo del fútbol de nuestra ciudad.
A todo esto los alemanes: dependientes de tiendas y bares, gente de la calle, la policía y los aficionados del “Schalke 04” que ya comenzaban a aparecer por todas partes tal y como se acercaba la hora del partido, super amables, fotografiándose con nosotros, intercambiándonos sus bufandas, incluso deseándonos buena suerte para el partido.

18.00 pm. Aún quedan dos horas y media para el partido, pero la gente comienza a desfilar por la “Hochstrasse” en sentido contrario a la llegada para comenzar a coger los tranvías (que pasan cada 5 minutos y que son tan grandes como dos autobuses TUSSAM, cada uno). Menudo cachondeo con los tranvías la gente botando dentro y los conductores con caritas de circunstancias, ante la resignada sonrisa de la “POLIZEI”. Aficionados del “Schalke 04” y del “Sevilla F.C.” compartiendo camino a pie o en tranvía, y algunos hasta intentando hacerse entender con un “inglés” (tipo “El Risitas” y “El Cuñao”).

19.45 pm. Llegada a los aledaños del “VELSTIN ARENA”, no os exagero el ambiente es el de una final de la Copa del Mundo, la marea roja que lo invadía todo por la mañana, está ahora rodeado por un inmenso mar de bufandas y camisetas azules del “SCHALKE” que no obstante, no deja de observarnos entre la curiosidad y el asombro. Yo aprovecho para comprarme la camiseta souvenir del “Schalke 04”. Con el Mundial a las puertas y siguiendo a raja tabla la normativa “F.I.F.A” de seguridad: las medidas de precaución son tan extremas como si del aeropuerto se tratara, hay un doble control, todo el mundo es cacheado uno por uno y no se permite el paso de mochilas habilitando una gran consigna junto a cada entrada. La mitad de la gente, se llega a su autocar correspondiente para dejar las mochilas y llevar en una bolsa de plástico, los bocatas, los refrescos y el paquete de “PIPAS KELIA” (los que nos hemos acordado…¡que no falte!).

20.10 pm. Entrada en el estadio: ¡¡¡¡¡¡¡¡Impresionante!!!!!!!!!, todo lo que os diga es poco, en España no existe ningún estadio tan moderno, con su ascensores panorámicos, todo está super limpio, perfectamente señalizado, los bares del estadio: parecen un “Mc Donald” ó “Burger King”, las tiendas de suvenir te hacen pensar que estás en un gran centro comercial. La cuádruple pantalla de video colgada en lo mas alto del estadio es sencillamente espectacular. La megafonía es impresionante, el volumen es tan alto y cristalino como en la mejor discoteca que hayáis estado, mientras calientan los jugadores no dejan de sonar temas como “Go West” (Village People, versionado posteriormente por PET SHOP BOYS), The bard´s song (Blind Guardian), Big City Nights (SCORPIONS), las alineaciones son cantadas al mas puro estilo “NBA”, mientras todo el estadio va coreando a sus jugadores y finalmente cuando el espectacular “Whatever you want” (STATUS QUO) va cogiendo velocidad, los jugadores saltan al campo, entre el clamor del público alemán y español, y miles de naderas y bufandas vuelan en la noche alemana.

20.30 pm. El balón comienza a rodar, en la grada contraria a nosotros “GOL NORTE”, esta siotuada la “Blau-Kurve” (la versión biri de los “Schalker”), gritan como las ordas bárbaras al principio de “GLADIATOR”, pero 40.000 gargantas teutonas, no pueden acallar a las 4.000 gargantas sevillanas que no dejan de animar la mayor parte del partido. Comienzan avisando los alemanes, pero a renglón seguido un tremendo disparo de “Jesús Navas” deja mudo a los 40.000 alemanes. La fuerza, la disciplina y la perseverancia alemana, contra el fútbol arte, la filigrana y la magia de Nervión. Las ocasiones se van sucediendo en una portería y otra.

20.48 pm. Descanso: Los jugadores encaran el túnel de vestuarios, pero la animación nunca cesa en éste estadio, ahora comienzan a salir por las pantallas distintas entrevistas que la televisión del “Schalke” ha gravado en la entrada al estadio dedicándole un mensaje de apoyo a su equipo que es posteriormente coreado por sus seguidores. Nuestra curva de gol sur, vibra cuando una guapísima niña alemana de unos 7 años, en un español entrañable, saluda a la afición de Sevilla y le desea suerte en el partido.

21.03 pm. Comienza la 2ª parte, el partido es un constante ir y venir entre una portería y otra y a pesar del 0-0 final, el partido ha sido muy vibrante. Aunque antes del partido mas de uno habría firmado este resultado (mejor un 1-1 ó un 2-2). La opinión general es que todavía no hay nada decidido y hay que ser muy prudentes. Pero siendo críticos hay que reconocer que fue un resultado justo.

23.00 pm Una vez que todos los autocares se han llenado empezamos a salir hacia el aeropuerto de Colonia (Köln), todo se hace con la precisión y la eficacia que caracteriza a este país del que tantas virtudes tendríamos que aprender.

Viernes 21 de abril de 2006
0,30 pm. Aeropuerto de Colonia:
Estamos pasando por el control para embarcar y la “POLIZEI” se lleva a un “biri” con mu mala pinta y cara de alucinado, que al pasar junto a nosotros dice: “¡Quillo será posible que no me escapo de la poli ni en Aleman, coño… es que no sé por qué la tienen tomá conmigo!. Y uno de los “colegas” que iba detrás nuestra le contesta: ¡”¡Quillo cojones es que eres tonto…te dije que te lo fumaras todo en el campo!.

3,10 am Tras mas de hora y media de espera a un tal “Juan Carlos” que se queda definitivamente en Alemania, el avión comienza a coger velocidad para despegar mientras un “biri” dice: ¡Señores: esta levantá va por Juan Carlos: que va a escribir sus memorias de un sevillista por el mundo…tos por iguales valiente a ésta e´!, ¡Comandante cuando te termines el whisky: pon las luces largas!.

5,30 am. Llegada a Sevilla, al igual que a la ida, despegue, vuelo y aterrizaje perfecto, sin embargo, cuando todo el mundo ya ha cogido sus mochilas de su compartimento y estamos todos haciendo cola en el pasillo para salir, tardan mas de 10 minutos en abrir las puertas, porque sólo hay 3 operarios con escalerillas disponibles a esa hora en el aeropuerto de San Pablo…¡bienvenidos al mundo real!.

6,00 am. Me despido de mi madre en la calle Margarita y comienzo mi obligado viaje a Fuengirola con una lata de “Red-bull” y “Carlos Herrera” que me va poniendo al día de las últimos escándalos. Llegando con tiempo de sobra pero hecho “una mierda” para estar puntualmente como cada mañana un poco antes de las 10,00 horas en “Fuenplaza-Fuengirola”.

Nadie sabe que pasará el próximo Jueves de feria en el Sánchez Pizjuán, para el partido de vuelta con el “Schalke 04”, sólo sé que habrá un montón de gente rezando para que no lleguemos a la final, por aquello de que desgraciadamente sigue habiendo muchas personas que disfrutan mas con el mal ajeno que con el bien propio y que desgraciadamente LA ENVIDIA siempre ha sido el mayor defecto en nuestro pais. Pero si caemos eliminados, lo haremos contra un buen equipo, digno semifinalista de la Copa de la U.E.F.A., y con una magnífica afición que se portó de maravillas con todos nosotros.

4 comentarios :

  1. Enhorabuena.

    Ojalá todos los sevillistas fuesen como tú.

    Los problemas del Betis no tienen nada que ver con el Sevilla.
    Yo mantengo que el mejor fichaje del Sevilla en su historia ha sido un señor llamado Monchi que ha establecido una política (quizás obligada por las circunstancias del principio) de humildad, trabajo, buenos fichajes, formar un equipo compacto. Ojalá el Betis aprenda esta lección.

    Un abrazo.

    Un bético

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena de nuevo!!! Wow!!! ¡¡¡Viva Sevilla!!!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias chavales, menudo final de temporada por segundo año consecutivo.
    Todavía no he recuperado la voz.
    ¡Vamos mi Sevilla, vamos campeón!.
    Juani

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:32 p. m.

    Hola tito!!

    Cómo estás? Yo todavía estoy emocionadísima de que ganara el Sevilla el otro día!! Además, el partido fue superinteresante todo el tiempo hasta el último minuto, aunque yo estaba segura de que acabaría ganando el Sevilla!!!

    Lo malo es que yo estaba aquí en Madrid, y me hubiera encantado estar en Sevilla para poder celebrarlo con toda la afición, o por lo menos tener a alguien en Madrid que también fuera del Sevilla, porque aquí yo sola parecía que estaba loca gritando cada vez que el Sevilla marcaba un gol, y luego también en los penaltys. Bueno, de todas formas me alegro muchísimo, y ojalá sigamos ganando la liga y la copa del rey!!!! A mí me va todo muy bien, ya empiezo con los exámenes finales dentro de tres semanas, así que estoy un poco estresada, pero espero poder sacarlo todo adelante, y termino el curso el 14 de junio, ya queda menos de un mes!! Este fin de semana no tengo planes para salir, porque tengo mucho que trabajar aquí en casa, y no quiero desconcentrarme ni perder mucho tiempo; además, también tengo que dedicarme a ordenar un poco mi habitación.

    Os mando un beso muy fuerte a todos! Y enhorabuena por el partido tan espléndido del otro día!

    Un abrazo, Ángela

    ResponderEliminar