domingo, diciembre 16, 2007

Beowolf

Desde mi punto de vista Beowulf, es una de las pocas películas que se salvan de este 2007, junto con: “Infiltrados”, “Apocalipto”, “300”, “Los Simpsons” y “Ratatouile”.
Beowolf es pura fantasía épica basada en el homónimo poema sajón que ha sido dirigido por Robert Zemeckis y protagonizada por unos digitalizados Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, John Malkovich y Robin Wright Penn de los que hubiera prefererido disfrutar en carne y hueso.
Beowulf nos sitúa en un tiempo de héroes, en Dinamarca, donde el reinado de Hrothgar vive bajo la amenaza del gigante Grendel; mientras guerrero Beowulf llegará surcando mares tormentosos a bordo de su embarcación vikinga, para dar muerte al demonio, provocando así la ira de su monstruosa y a la vez que seductora madre, en un conflicto que transformará a un rey en leyenda.
Esta nueva película de Robert Zemeckis me parece un portento visual, con unos decorados espectaculares y una historia fascinante, una banda sonora a la altura de las grandes películas épicas, incluso pegadiza en muchos de sus pasajes y un aura épica que, sin lugar a dudas, es lo mejor del film con diferencia.Posiblemente el hecho de que a Robert Zemeckis le haya dado últimamente por digitalizar a sus actores haya provocado que no estén siempre al nivel de su entorno, al menos gráficamente, pues el preciosismo de sus primeros planos y su hiperrealismo quedan en parte desvirtuados tanto con algunos de sus movimientos (a la hora de cabalgar, por ejemplo) como por sus personajes terciarios, muy poco definidos en algunos casos, dando el cante totalmente. Aunque habría que verla en 3D y con sonido estereofónico tal como se ha comercializado en algunas salas especializadas. Y de este modo, tal vez podamos dejar de tener la sensación de estar viendo una larga introducción de un juego de consola de última generación.
Beowulf es una película muy sobria, nada de historias infantiles para enganchar a los mas pequeños de la familia. Mas bien, me parece una película para adultos. El guión es muy serio, sobretodo gracias a unos diálogos no demasiado extensos aunque sí efectivos, además de sorprendentemente verosímilies en los labios de sus protagonistas virtuales, bastante más consistentes que muchos actores de carne y hueso en otras películas de corte fantástico. Por otro lado, uno de los mayores logros de la película de Robert Zemeckis es que, aunque pueda resultar paradójico, no abusa de los efectos especiales, basándose en un ritmo narrativo relativamente sosegado y sobrio en líneas generales a excepción de su tramo final, cosa que sin duda favorece a la propia condición épica del metraje.
Aún así estoy seguro de que la misma película con actores de carne y hueso hubiera resultado memorable con un resultado muy superior. No obstante, se la recomiendo a todos los amantes del género fantástico, sin temor a equivocarme.

No hay comentarios :

Publicar un comentario