lunes, diciembre 24, 2007

2ª Ruta Nocturna


2ª Ruta Nocturna por Málaga "La Nuit" organizada una vez mas por Angus "La Dalia Negra" que volvió a lucirse con su impecables dotes de anfitriona. En una noche pletórica.









Magnífica “ruta nocturna” organizada de forma impecable por Angus “La Dalia Negra”, para la que nos dimos cita al pie del impresionante árbol navideño que preside la malagueña “Plaza de la Constitución”: Francisco “Nuestro corresponsal en Huesca”, Don Jesús “El Hombre que construía los Caminos”, Guille “La Chica de la Cruz Roja”, “La Rosa de Casarabonela”, Merche “La Valquiria”, Pilar “La Hormiga Atómica”, Juan Antonio “El Elfo de la Malagueta”, Sean “El Canadiense Errante”, María “La Celta”, el Comandante Juani y desde tierras cordobesas atravesando media Andalucía bajo la lluvia de la noche: Hecotor “El Caimán de Pente Genil” y Mª Luisa “El Duendecillo de Sierra Horconera”.

Tras un paseo por la Málaga monumental, bajo la lluvia iluminada por las luces navideñas que adornan todas las calles del centro, llegamos al restaurante “La Vidriera” antiguo palacete árabe, donde “La Dalia Negra” ya había reservado mesa un mes antes con muy buen criterio, dado su ubicación, la fantástica cena, los riquísimos postres, el “Rivera del Duero” y los tiradores de cerveza instalados en cada mesa, con pantalla electrónica incluida, donde el contador de cada mesa iba en aumento, según la cantidad consumida. En ese sentido fue determinante la presencia de Don Jesús en la mesa Nº1 que vatio el record de cerveza del 2007, a pesar de la presencia del “Canadiense Errante”, “El Caimán de Puente Genil” en la número dos, unidas ambas por una mesa intermedia donde se encontraban entre otras “La Rosa de Casarabonela” y su amiga Merche “La Valquiria” empinando la botella de “Rivera del Duero” cosa mala. Todo ello adornado por la pompa y el glamour que le puso “La Dalia Negra” a la cena, entregándonos una felicitaciones navideñas a cada uno, acompañada por una didáctica explicación de los usos y costumbres de los mas diversos paises para celebrar el fin de año, como por ejemplo el de Japón, del que hicimos un simulacro con una gran botella de champán con botellitas dentros, que a su vez contenían en su interior un deseo escrito en un papel, preludio del esotérico pronóstico para 2008, que cada uno fuimos abriendo, con petardazo incluido, de dos en dos, tras el brindis final. Mientras la mesa seguís presidida por una lujosa “caja dorada” (que hacía juego con el glamouroso conjunto de Angus) que guardaba en su interior los dos regalos (especial senderista) para los ganadores del posterior concurso de baile que tendría lugar mas tarde. Mientras en mi mente todavía resonaban los ecos del bonito mensaje de Angus en su felicitación navideña, escrita a mano y en letra gótica y que decía sí:
En el Mercado se puede comprar mazapán, turrón, pavo… pero no puedes comprar amistad, es una receta casera.
¡¡¡¡Feliz Navidad!!!

Para navidad FELICIDAD. Para Año Nuevo PROSPERIDAD y para siempre NUESTRA AMISTAD.

AÑO NUEVO:
Se vuela de entre las manos,
Esta vida que nos queda;
¡Cómo se escapan los años!,
¡Con qué premura se van
Y sólos frente al espejo,
Vemos el rostro de siempre,
Pero, el alma está m,as vieja,
Cansada de tanto andar…!

Es que se van de las manos,
Los días, tan velozmente…
Que quizá, ni lo sentimos
Y corremos a la par,
Sin ver que así de ligeros
Se nos van yendo los años
Entre apuros y zozobras
Sin poderlos disfrutar.

Por eso, este Año Nuevo
Cambiaremos nuestro ritmo.
Si las penas nos empujan…
Las dejaremos atrás;
Y andaremos por las calles,
Con una eterna sonrisa,
La sonrisa de la dicha…
La sonrisa de la paz.

¡Brindemos por este año!
¿Si fue malo?...¡ya termina!...
Por el año que se inicia
Brindaremos a embriagar.
¿Quién nos quita lo vivido?
Por eso…¡nada de penas!
¡Adelante con la vida!...
Que la vida se nos va…


Al salir de la Vidriera, nada mas girar la esquina, volvimos a entrar en la parte principal del mismo palacete, cuya entrada estaba custodiada por unos cuantos “gorilas” en lo que sería la versión moderna de “La Guardia de Herodes”, pero al ver el séquito de bellas féminas que nos acompañaban, se postraron, como si hubiesen visto a la mismísima Afrodita y su sequito y con todos los honores entramos en aquel “Palacio del Baile” donde en cada sala suena un tipo de música diferente. Aquello fue ¡impresionante!. Tendríais que haber visto a Don Jesús y a Guille bailando a dúo la sesión de “Rock,n,roll y bugui, bugui”, otro espectáculo fue ver al “Caimán de Puente genil y al Duendecillo de Sierra Horconera” bailando “break-dance” al ritmo del “Pájaro Loco”, la sensual compenetración y el movimiento sexy de “Angus” bailando con “Paco” ó Reme “La Valquiria” con “El Elfo de la Malagueta” que fue el gran triunfador de la noche en todos los sentidos. Pero cuando ya estaba empezando lo mejor María “La Celta” y un servidor, nos dimos cuenta de que la hora del "comodín de la abuela" llegaba a su fin y nos tuvimos que marchar.

De camino al coche, no desaproveché la ocasión de fotografiar el luminoso belén instalado ante de la puerta de la catedral. Y al llegar a Fuengirola, tras un tremendo chaparrón que cayó entre Torremolinos y Benalmádena, de esos que no se ve nada aunque pongas el para brisas a tope. A sacar a “Chucky” y a la cama, mientras el resto de los compañeros seguían disfrutando de una noche memorable.



























































domingo, diciembre 16, 2007

Pico del Convento

Sábado, 15 de diciembre de 2007

Buitreras del Gaitanejo y Pico del Convento

Esta claro que cada ruta tiene su encanto y siempre encontraremos mas de un motivo que justifiquen nuestra visita. Sin embargo, pocas rutas, ofrecen tantos alicientes como podemos encontrarnos en este entretenido itinerario, donde con un agradable paseo, asequible para toda la familia, podemos disfrutar de variados paisajes y grandiosas panorámicas dignas de una postal.

El primer hito lo tenemos a la vista, ya ants de bajarnosdel coche, tal y como estamos aparcando frente al restaurante el kiosco, con la casa del ingeniero (actual sede de la “Conferederación Hidrográfica del Sur”), al otro lado del recoleto tramo del pantano que tenemos a nuestros pies, donde una casita con terraza al mas puro estilo “Rivendel” se refleja sobre las aguas turquesas que tenemos ante nosotros.

A continuación tal y como nos ponemos a caminar por la carretera, en dirección al cercano “Restaurante El Mirador” nos encontramos con un tunelillo excavado en la arenisca, de menos de 2 m. de altura, que tras 150 m. de divertida travesía, nos conduce al otro lado de la montaña con vistas al “Embalse del Gaitanejo” donde quedan retenidas las aguas del río Guadalhorce.

Continuando la senda por un precioso pinar, dirección sureste, no tardaremos en enlazar con la pista que comienza en el “Restaurante El Mirador” y siguiendo dirección “este” rápidamente llegamos a una bifurcación, de manera que tomando el ramal que sale a la derecha, comenzamos la aproximación al pie del “Pico del Convento” cuya imponente silueta no tardamos en contemplar frente a nosotros. Sistemáticamente, volveremos a escuchar una y otra vez de la persona que nunca haya hecho anteriormente esta ruta, aquello de: “Pero, ¿cómo vamos a subir allí arriba?...¡eso es imposible!”, sin embargo las apariencias engañan.

Los prolongados zig-zags de la pista nos van aproximando suavemente a nuestro objetivo, hasta que llega un momento en que acaba la pista, en el punto donde a la derecha, por lo general, flanqueado por dos hitos de piedra, tenemos la senda que nos lleva hasta la misma cumbre del ya cercano “Pico del Convento”. Pero antes es recomendable, continuar por una senda, que sigue la misma trayectoria, del carril que acaba de finalizar, para llevarnos en dirección este, nordeste, por una escalonada senda de algo menos de 200 m. entre matorrales y rocas, hasta un pequeño pradito al borde del mismísimo “Desfiladero del Gaitanejo”, donde el vuelo casi omnipresente de los asiduos buitres hará las delicias de todos los excursionistas al tiempo que entenderemos el por qué se le conoce a ese lugar como “Mirador de Las Buitreras”.

Ni que decir tiene que nos encontramos ante una de las balconadas naturales mas impresionantes de toda la provincia, conviene extremar la precaución si se va con niños y en general por parte de todos aquellos amantes a fotografiarse al filo de lo imposible, dda la gran altitud y verticalidad de las paredes. Las vistas hacia el estrecho valle del Guadalhorce que tenemos a nuestros pies son impresionantes, así como de “Los tajos del Almorchón, la cara suroeste del Huma y al otro lado del valle, el segundo desfiladero, conocido como “Desfiladero de Los Gaitanes”, popularmente conocido como “Garganta del Chorro”, en la distancia vemos con perfecta nitidez el puente que va de una pared a la otra, así como la torre del “Contra Embalse de la Encantada” situado en la altiplanicie de “La mesa de Villaverde” a donde se accede por la misma carretera que nos lleva a las “ruinas de Bobastro”. Aunque es un lugar proclive al viento frío que nos impide recrearnos mucho tiempo en el paisaje, si tenemos la suerte de llegar en un momento de calma chicha, con temperatura asequible, como fue nuestro caso, podemos llegar a perder la noción del tiempo. Tal es la embriagadora belleza del espectacular paisaje que tenemos ante nosotros.

Casi con pereza y siempre ante la cercana presencia de numerosos buitres, nos despedimos de tan privilegiado mirador, desandando el ramal del sendero que nos había llevado hasta allí, para regresar al carril y desde allí mismo, tomar la anteriormente mencionada senda que nos lleva ante el cercano “Pico del Convento”, una senda bien marcada, que se abre paso por el mar de jara y romero que la circunda, donde el zumbido de las abejas, cuyas colmenas vimos a medio carril, nos acompañará hasta prácticamente la misma cima, a donde llegaremos en poco mas de quince minutos, de haber iniciado esta senda. El tramo final, se puede afrontar con una fácil trepada muy escalonada y asequible para cualquier persona ó bien, caminando con precaución por su parte derecha, tal y como tenemos el último tramo de roquedo ante nosotros. Una vez allí, todo el grupo incluidos nuestros jovencitos compañeros de aventura: Dani, Ana y Nacho. La temperatura mas que agradable con ausencia total de viento nos permitieron disfrutar de un almuerzo inolvidable en tan privilegiado mirador. Donde a las vistas anteriormente descritas en dirección este, se unieron al oeste: algunos tramos del “Pantano del Conde de Guadalhorce” por encima de los que asomaban: “El Castellón de Teba ó Peñarrubia”, con el pueblo de Teba, Almargen y Cañete La Real al fonfo, al sur: La Sierra de Las Aguas y Alcaparain con la imponente quilla del “Grajo” y al norte: El embalse del Gaitanejo a nuestros pies, las paredes de arenisca de “Cuevas Pardas”, con los bosquetes de pinos que la circundan y “La Laguna de Fuente de Piedra”.

El descenso lo realizamos sin dificultad y sin prisas, pero sin pausas llegamos a la “Subestación Electrica del Gaitanejo” donde según se mire, comienza o termina “El Caminito del Rey”, encontrándonos con una puerta metálica recientemente instalada, dado que días antes, yo mismo había estado allí con un grupo de turistas alemanes, sin que existiera puerta alguna que impidiera el paso a los primeros metros del “Caminito del Rey” que unos 15 metros después ha sido destruido, al igual que en su otro extremo de “El Chorro” para evitar los muchos accidentes mortales que se produjeron antes de su cierre definitivo, dado el ruinoso estado en el que se encontraba. Se rumorea que hay un acuerdo entre la Junta de Andalucía y el Ayto. de Ardales para su reforma, en lo que sería un gran atractivo turístico para toda la comarca, además de una versión del “Cares” a la andaluza, pero mucho me temo que todavía faltan muchos años para eso. A pesar de ello, mas de un compañero se las arregló para pasar al otro lado de la puerta y hacerse la foto soñada, nunca mejor dicho “al filo de lo imposible”.

Pero aún quedaban algunas postales mas del camino por recoger, la siguiente, por la senda que pasa por la orilla del pantano, ya con las últimas luces del día era “La Roseta” curiosa denominación para la no menos curiosa formación geológica en forma de gran arco al otro lado del pantano, formada según parece por el principal factor erosivo de toda esta zona, que no ha sido otro que el mismo cauce del río, que a través de millones de años, se ha ido abriendo paso, entre los elementos blandos de la areniscas que han dado lugar a las zonas mas anchas del valle, ó los mas estrechos, donde la dureza de las rocas, tan sólo ha permitido el paso a un estrecho tramo del río, horadando profundas gargantas. Así mismo, poco después la senda describe una prolongada curva a modo de herradura en lo que fue un antiguo meandro del río, donde nos encontramos con ruinas de antiguas viviendas rupestres, posterior refugio de pastores a partir de allí la senda comienza a subir de forma suave, con el pantano siempre a nuestra derecha, hasta que los pinos que nos flanquean, se abren lo suficiente para permitirnos ver el “Pico del Convento” al sureste, el último tramo de sendero es muy tendido y suave, pasando justo por delante del “La Presa de Gobantes” justo antes de llegar al corto y ancho túnel que sale justo al “Restaurante El Mirador” donde disfrutamos de una agradable merienda.

Antes de despedirnos nos hicimos la obligada foto en el cercano “Sillón del Rey” conmemorativo de la visita del Rey Alfonso XIII para la inauguración de lo que a principios de siglo fue la mayor obra de ingeniería hidráulica de todo el país. Y precisamente, para que el rey lo pudiera visitar en todo su conjunto se hizo el popularmente conocido “Caminito del Rey”.y con las cambiantes tonalidades de aquel atardecer de finales de otoño, flotando sobre las aguas del pantano, nos fuimos despidiendo hasta la próxima ruta, o hasta el próximo 2008.

Beowolf

Desde mi punto de vista Beowulf, es una de las pocas películas que se salvan de este 2007, junto con: “Infiltrados”, “Apocalipto”, “300”, “Los Simpsons” y “Ratatouile”.
Beowolf es pura fantasía épica basada en el homónimo poema sajón que ha sido dirigido por Robert Zemeckis y protagonizada por unos digitalizados Ray Winstone, Angelina Jolie, Anthony Hopkins, John Malkovich y Robin Wright Penn de los que hubiera prefererido disfrutar en carne y hueso.
Beowulf nos sitúa en un tiempo de héroes, en Dinamarca, donde el reinado de Hrothgar vive bajo la amenaza del gigante Grendel; mientras guerrero Beowulf llegará surcando mares tormentosos a bordo de su embarcación vikinga, para dar muerte al demonio, provocando así la ira de su monstruosa y a la vez que seductora madre, en un conflicto que transformará a un rey en leyenda.
Esta nueva película de Robert Zemeckis me parece un portento visual, con unos decorados espectaculares y una historia fascinante, una banda sonora a la altura de las grandes películas épicas, incluso pegadiza en muchos de sus pasajes y un aura épica que, sin lugar a dudas, es lo mejor del film con diferencia.Posiblemente el hecho de que a Robert Zemeckis le haya dado últimamente por digitalizar a sus actores haya provocado que no estén siempre al nivel de su entorno, al menos gráficamente, pues el preciosismo de sus primeros planos y su hiperrealismo quedan en parte desvirtuados tanto con algunos de sus movimientos (a la hora de cabalgar, por ejemplo) como por sus personajes terciarios, muy poco definidos en algunos casos, dando el cante totalmente. Aunque habría que verla en 3D y con sonido estereofónico tal como se ha comercializado en algunas salas especializadas. Y de este modo, tal vez podamos dejar de tener la sensación de estar viendo una larga introducción de un juego de consola de última generación.
Beowulf es una película muy sobria, nada de historias infantiles para enganchar a los mas pequeños de la familia. Mas bien, me parece una película para adultos. El guión es muy serio, sobretodo gracias a unos diálogos no demasiado extensos aunque sí efectivos, además de sorprendentemente verosímilies en los labios de sus protagonistas virtuales, bastante más consistentes que muchos actores de carne y hueso en otras películas de corte fantástico. Por otro lado, uno de los mayores logros de la película de Robert Zemeckis es que, aunque pueda resultar paradójico, no abusa de los efectos especiales, basándose en un ritmo narrativo relativamente sosegado y sobrio en líneas generales a excepción de su tramo final, cosa que sin duda favorece a la propia condición épica del metraje.
Aún así estoy seguro de que la misma película con actores de carne y hueso hubiera resultado memorable con un resultado muy superior. No obstante, se la recomiendo a todos los amantes del género fantástico, sin temor a equivocarme.

Ascensión a La Cruz de Camarolos

sábado, 8 de diciembre de 2007

Ascensión a La Cruz de Camarolos, el encanto de una gran desconocida a cuyos pies nace el río Guadalmendina (Sierra de Camarolos, comarca nororiental de Málaga)

Cómo llegar: Para situarnos en el comienzo de esta ruta, debemos tomar como referencia el pueblo de “Villanueva del Rosario” que hasta no hace muchas décadas era una pedanía de “Archidona”, conocida como: “La Puebla de la Sauceda”. La forma mas fácil de llegar, la tenemos saliendo de la A-92 tal y como bajamos del “Puerto de las Pedrizas” dirección Granada (ó al contrario), tomando como referencia la antigua “MA-331”. Nada mas atravesar un pequeño puentecillo por el que llegamos a Villanueva del Rosario, hay que tomar la primera calle a la derecha y atravesar todo el pueblo, hasta que llegamos a un parque infantil con algunos paneles informativos y desde allí continuamos con los coches por una pista asfaltada que nos lleva hasta la ermita de La Virgen del Rosario (patrona del pueblo), frente a la cual hay un amplio aparcamiento que dado el alto número de participantes, resultó ser la plataforma perfecta para dejar allí los coches. Mientras llegaban los últimos compañeros la espesa niebla que cubría toda la hoya de Antequera hasta el “Puerto de Las Pedrizas”, se fue disipando y antes de dar el primer paso ya empezamos a maravillarnos con la espectacular panorámica que se puede disfrutar desde la ermita, situada en el llamado “Paraje natural del Hondonero” con el telón de fondo de la cara norte de la Sierra de Camarolos. Allí fue llegando una amplia comitiva de Ronda encabezada por el “Mago Gandalf”, así como míticos personajes de la costa como: “El Portador del Anillo”, “la Reina del Chocolate”, “La Dalia Negra”, “La Hormiga Atómica”, “El Elfo de la Malagueta”. Desde Córdoba: “El Caimán y La Sirenita de Puente Genil”, acompañados “Miss Córdoba”. Desde Sevilla: Felix “El Guapo”, Catherina y “El Profe”. Y de Madrid: Angeles y Diego de Madrid que por primera vez salían con Pasos largos al igual que: Estrella, Emilia, Emilia, Manni, Andrés y señora que venían de Chiclana, Cádiz.

Aunque estaba previsto ahorrarnos los 2,2 km de pista que nos faltaban hasta el teórico hito Nº 1 “El Llano del Hondonero” situado a unos 950 m. de altitud. A propuesta del “Portador del Anillo” echamos a andar desde la ermita bajo aquel cielo azul cristalino, dada la belleza del paisaje y el sano frescor de la mañana Una vez en el “Llano del Hondonero”: campo sembrado de cereales que queda a la derecha del camino, abandonamos la pista desde la que ya estábamos contemplando “El Chamizo Alto” frente a nosotros (dirección este) y comenzamos a caminar dirección suroeste, ante la atenta mirada de un impresionante peñón al noroeste, con magníficas paredes para la práctica de la escalada, se trata del lugar conocido como “El Nacimiento” que va a ser nuestra principal referencia visual en este primer tramo del camino.

Una vez que dejamos atrás el “Llano del Hondonero” continuamos caminando por una empinada pista forestal donde ya sólo se podría circular en “4x4”, pasando junto a una casa prefabricada pintada de verde y acercándonos a la base del mencionado peñón que ahora vemos cada vez mas cerca, estamos atravesando un bonito bosque de pinos salpicado de encinas a ambos lados del camino, para seguir subiendo hasta una zona propensa al barrizal donde sorteamos sin dificultad una cadena que impide el paso de vehículos. Seguimos subiendo un poquito mas y llegamos a un collado que da paso a un falso llano, que podríamos calificar de “planicie” (hito 2), nos encontramos a unos 1.150 m. de altitud rodeados de un paisaje calizo, salpicado de bosquecillos que representan la esencia de “Camarolos en estado puro”, desde aquí avanzando en dirección suroeste entramos en una especia de circo, donde comenzamos a encontrarnos aquí y allá con majuelos, rosales silvestres, arces y acebuches. Pronto dejaremos a nuestra izquierda un pequeño cortijo abandonado ubicado de forma inverosímil al pie de una de las impresionantes moles calizas que nos rodean. Y poco después nos topamos con la primera alambrada. Pero continuamos dirección suroeste, ascendiendo suavemente hacia la divisoria de aguas que tenemos en nuestra trayectoria, donde una picuda peña caliza nos sirve de referencia, aunque no lleguemos hasta ella.

Una vez en la divisoria de aguas nos encontramos en el punto clave de la ruta para no extraviarnos, ya que en este punto (hito 3), debemos pasar una alambrada que tenemos a nuestra izquierda. Pero ¡ojo!, al mismo tiempo a esta alambrada llega otra haciendo una “T” de tal manera que la finca que tenemos frente a nosotros de divide en dos y hay que escoger entre izquierda o derecha. pero entre el GPS del Duque de Juanar los conocimientos topográficos de rafa Ríos, la intuición del Maestro Gandalf y la Diosa Fortuna, que quiso enviarnos en ese momento a Juan, mas conocido como el “Profeta de Camarolos” (amigo del “Caimán de Puente Genil”) que casualmente pasaba por allí. Terminó de aclararnos la duda: indicándonos que había que atravesar la valla por la parte derecha, es decir, dejando a nuestro costado izquierdo la valla que divide la finca en dos. Y no al contrario, como yo había hecho cinco años en auqella excursión en solitario, bajo una densa niebla y amenaza inminente de tormenta, creyendo haber coronado “La Cruz de Camarolos”, cuando en realidad había ascendido al “Rodadero” jugándome el físico saltando de bloque en bloque, por rocas resbaladizas para evitar las profundas grietas.

Al poco de dejar atrás la valla, comenzamos a adentrarnos en el reino de la caliza, acompañados por el “Profeta de Camarolos” aunque la senda se iba difuminando y al principio parece haber varios ramales de senda, nosotros retomamos la dirección suroeste y empezamos la ascensión a Camarolos dejando a nuestra derecha una pequeña crestería que termina en las dos cumbres de “La Cruz de camarolos” que ya comenzamos a ver al fondo, la de la izquierda es donde se encuentra el punto geodésico al que llegarían poco después “Terremoto Carlitos” y Rafita “El coleccionista de Minerales” en singular disputa. Mientras tanto íbamos disfrutando del paisaje que nos rodeaba con el Chamizo Alto, que con sus 1.641 m de altitud, corona la Sierra del Jobo y a su vez de Camarolos, el Derrumbaero y el Piramidón en su vertiente nordeste y la vertical peña junto a Cerro Pelao en su vertiente oeste, a nuestra espalda. Se trata de una subida comodísima, ya que cada 100 m. ó menos las suaves rampas se van intercalando con pequeñas plazoletas a modo de praditos, salpicados de majuelos y pequeños quejigos y olmos. Y así llegamos hasta el último tramo de subida de “La Cruz de Camarolos” a cuyo punto geodésico (1.444 m.) accedimos tras superar un asequible canchal que no obstante, requiere de la ayuda de las manos para salvar algún escalón grande en algunos momentos y mantener el equilibrio en otros. Una vez arriba, bajo aquel cielo azul cristalino, salpicados de alargados lienzos de nubes aquí y allá pudimos disfrutar de magníficas vistas sobre Villanueva del Trabuco, parte de Archidona y su sierra mas allá y aún mas lejo, las míticas montañas de la sierra subbética cordobesa coronadas por La Tiñosa (techo de Córdoba), El Morrión y el Pico Cerezo, perfectamente nítidos al norte. Al sudeste “La Maroma” (techo de Málaga), imponente, con gran sensación de proximidad, Alcaucín sobre su falda oeste y Canillas sobre su falda sur, Periana dominando el pantano de “la Viñuela” y las blancas cumbres Sierra Nevada con el Mulhacén y el Veleta (techos de Granada y toda la Península) asomando por encima del Chamizo Alto, al sur la “Sierra de Mijas” y “Los Montes de Málaga” entre los que podemos ver el Mediterráneo y las cumbres del Rif ya en África y al oeste la prolongación del arco calizo central con la “Sierra del Co” en primer término, coronada por la mítica “Peña Negra”, “Sierra de Las Cabras”,Torcal con Villanueva de la Concepción a sus pies, yel “Camorro Alto” coronando la “Sierra Chimenea”, con “El Peñón de Algámitas” y “Cerro del Terril” (los techos de Sevilla) asomando por encima de un mar de nubes a su derecha y a la izquierda del Torcal la imponente silueta del Torrecilla coronando la “Sierra de Las Nieves”(el otro techo de Málaga) y mas allá casi en la misma trayectoria los dos techos de Cádiz, con los afilados perfiles del San Cristóbal y El Torreón en la Sierra de Los Pinos (“Parque natural Sierra de Grazalema”). Las sensaciones desde allí son difíciles de narrar pero trasladadas al pocker serían algo así como un “repocker de ases ó escalera de color”.

Una vez hechas las fotos paisajísticas y la de grupo iniciamos el descenso hacia el prado en forma de corredor, que teníamos a nuestros pies situado en la cara sur de Camarolos, donde nace el río Guadalmedina. Con la sensación compartida de estar disfrutando de una de esas jornadas montañeras imposibles de olvidar, por la gratísima sorpresa que supuso para la mayoría la espectacularidad de la belleza de esta gran desconocida llamada “Sierra Camarolos”, que hasta la fecha no habían pisado muchos de los integrantes de esta expedición. Sin embargo, no hay que olvidar que descendiendo por un canchal no se puede bajar la guardia y toda precaución es poca y fue nuestra amiga “Maribel Picapiedra” de Ronda, quien cayo de espaldas y de cabeza (mas difícil todavía) dentro de una sima, aunque los testigos mas próximos afirman que no había sima, antes de la caída. Lo cierto y verdad es que cuando yo llegué, todavía tenía el cuerpo y la cabeza dentro y los pies por los que la estaban sacando fuera. Tras el silencio expectante para ver en que estado salía nos quedamos sorprendisos al ver que tan sólo se había hecho una pequeña brecha en la cabeza y tan sólo se encontraba algo mareada. Rápidamente la “Duquesa de Juanar” echó mano de su completo botiquín para cortar la hemorragia y todos los compañeros se ofrecieron para echar una mano, siendo llevada casi en parihuelas, por “Wendolyn Mari Paz”, “Rafa Márquez, “El Aristóles de la senda” y “Don Fernando el Diácono” ya con la estola puesta, por si había que hacer una última confesión antes de laextrema unción. Llegando en unos instantes al cercano prado, donde disfrutamos del almuerzo, al pie de la Cruz de Camarolos por su cara sur y a escasos metros de un espectacular nevero y del nacimiento del Guadalmedina, que el Duque de Juanar localizó de forma milimétrica con su GPS.

Sin embargo, mientras comía, yo sabía que nos dejábamos algo atrás, hasta que caí en la cuenta de que no nos habíamos asomado a la otra cumbre de “La Cruz de Camarolos”. Dada la proximidad a la que todavía nos encontrábamos no fueron pocos los compañeros que secundaron la idea, mientras el resto del grupo, daba por bueno haber coronado la cumbre oficial, terminando de almorzar de forma mas relajada. En poco mas de diez minutos ya estábamos en la cumbre norte de “La Cruz de Camarolos” (1.443 m.) que a diferencia de la sur (1.444m.) nos ofrece unas vistas espectaculares sobre “Villanueva del Rosario” y toda la comarca que la rodea. Fue en esta segunda subida, con mayor nitidez aún en la atmósfera, cuando fuimos plenamente consciente de que nos encontrábamos en un mirador absolutamente privilegiado desde donde se veían con claridad meridiana las dos cumbres mas altas de cinco provincias andaluzas, mas el Rif, a otro lado de las brillantes aguas del Mediterraneo donde se reflejaban los rayos del sol. Pero para no hacer esperar al resto de compañeros, iniciamos un rápido descenso por la cara suroeste de la cumbre sur (la del punto geodésico), a través de una preciosa senda muy vertical con enormes escalones calizos por donde había subido minutos antes Sean “El Canadiense Errante”.

Una vez reagrupados todos con el almuerzo ya finalizado y el viento frío en aumento, llegado era el momento de iniciar el camino de regreso, para ello siguiendo los consejos de “El Profeta de Camarolos” de manera que nos pusimos en marcha dirección este, llaneando a través del prado donde nos encontrábamos con el primer tramo de Guadalmedina, seco tras los últimos meses sin llover, a nuestra derecha, hasta el punto donde éste describe un brusco giro ala derecha (dierrección sur), excavando un profundo barranco y nosotros giramos a la izquierda, dirección nordeste, iniciando un suave faldeo para rodear el farallón rocoso que teníamos a nuestra izquierda donde nos llamó la atención la curiosa formación rocosa de “Las Tetas de Camarolos” por encima de las cuales pasaron cresteando: Sean “El Canadiense Errante” y Rafa Ríos “El Hombre que balizaba los caminos”, rodeando mas tarde el “Cerro Realengo” también a nuestra izquierda, por su cara sur y este, por las que fuimos salvando varias alambradas hasta llegar a una escalonada senda que nos devolvió a la altiplanicie, del primer tramo del camino, cerca de la casita bajo las paredes calizas, sobre las cuales recortaban su silueta un grupo de cabras montesas que andaban de forma majestuosa bajo la luz del atardecer.

Antes de darnos cuenta ya estábamos descendiendo por la pista que pasa a través del bosque de pinos y encinas, situado junto al impresionante peñón qur preside “El Llano del Hondonero” llegando todos juntos a la ermita unos 20 minutos después bajo espesas nubes que comenzaron a cubrir toda la sierra y a teñir de oscuro aquel atardecer, como si se tratara de unas grandes cortinas que se cerraban ante nosotros y las luces del escenario que ya comenzaban a apagarse tras la gran función que acabábamos de disfrutar.

Crónica: Juan I. Amador
Fotos: Rafa Flores, Fernando Jiménez, Juan A. Mena y Juan I. Amador
Video: Rafa Ríos "El hombre que valizaba los caminos"

viernes, diciembre 14, 2007

Fotos para el álbum de los personajes

Campaña Navideña para la recogida de fotos correspondientes al álbum de los personajes.


Para ello sólo tienes que enviar unas cuantas fotos (las que puedas mientras mas mejor), a la dirección: comandopreston@gmail.com y automáticamente quedará abierto tu capítulo a doble página, tal y como aparece en las siguientes imágenes de Juani, a modo de ejemplo. Mientras mas curiosas, simpáticas o divertidas mejor, aunque para ello nada mejor que enviar fotos de diferentes épocas para ver la evolución de cada "personaje".




El tema es tan fácil como escanear y enviar, os animo a que os pongáis manos a la obra.

Un saludo
JUani