martes, enero 22, 2008

Fin de semana romántico en Granada
Cómo decir que no cuando tu empresa te regala un fin de semana en Granada y eso fue lo que le regalaron a María, para que pudiésemos disfrutar de lo que fue un inolvidable fin de semana en la siempre mágica ciudad de Granada, que aún lo es mas cuando Sierra Nevada está engalanada con su invernal manto blanco.
Cuánta cultura se respira en las calles de esta ciudad célebre hasta la mitificación, resultado de las civilizaciones occidental y oriental, que tuvieron en ella un punto de encuentro en un lugar privilegiado. Capital del antiguo reino nazarí, al pie de Sierra Nevada, en el límite con "la Vega de Granada", atravesada por el río Genil y el río Darro, que la recorre por su centro separando las colinas de la Alhambra y del Albayzín y se unen al sur.
Entre desniveles de 650 y 800 m, estuvimos paseando y tapeando por sus calles recoletas, desde el Camino de Ronda hasta el Mirador de San Nicolás en la zona alta del Albayzín donde un grupo de músicos gitanos aportaban el toque genuino en el preciso instante en el que disfrutábamos de las insuperable vistas hacia La Alambra y el Palacio de Carlos V con el majestuoso telón de fondo de Sierra Nevada.
Altamente recomendables nos parecieron para tapear el bar “El Rodri” en C. Músico Vicente Zarzo ó “El Reca” en la Plaza de La Trinidad, las terracitas de la Plaza de La Romanilla junto a la catedral y La Madraza, así como las teterías típicas de calle Calderería Nueva, toda una experiencia visual y aromática con ese ambiente de callejuelas con reminiscencias arabescas tan típicas del Albayzín.

El Tapeo en Granada es algo más que una tradición, es una forma de vida.
La ciudad, el ambiente y sus gentes, todo anima a disfrutar de la gastronomía de Granada. Ir de Tapeo es un placer ante el que todos los que visitan la ciudad acaban por sucumbir.
Tapear, es el "arte" de acompañar una conversación con un buen vino, cervecita fresca, o refresco, de una muestra gratuita elaborada de la gastronomía granadina o andaluza.
El Origen de Granada se pierde en la noche de los tiempos. El legado cultural y artístico heredado tras siglos de ocupación por civilizaciones y culturas tan distintas como la islámica y la cristiana imprimen carácter a la Granada de hoy.
Granada es música; la ciudad donde Manuel de Falla escribió la mayor parte de su obra, donde Andrés Segovia adquirió su mágico toque de guitarra y donde los gitanos del Sacromonte viven sus inimitables zambras en las cuevas que se asoman a la omnipresente Alhambra. El compositor y poeta mexicano Agustín Lara se inspiró en la musicalidad de Granada para crear la mas famosa de sus composiciones, la canción Granada, himno oficioso de la ciudad, traducida y cantada en todos los idiomas y en todos los grandes acontecimientos por los mejores intérpretes y, como fiel reflejo de todo ello, Granada es cita, desde hace ya un largo periodo de tiempo, del Festival Internacional de Música y Danza, que ofrece cada temporada un amplio y selecto programa de conciertos y espectáculos, del que tuvimos la oportunidad de disfrutar con una magnífica sesión de jazz en lo que fué uno de esos fines de semana inolvidables, que una vez mas nos confirman que a veces el paraiso lo tenemos a la vuelta de la esquina.
Granada, tierra soñada por mí,
mi cantar se vuelve gitano cuando es para ti...
mi cantar...hecho de fantasía
mi cantar...flor de melancolíaque yo te vengo a dar...
Granada, tierra ensangrentada en tardes de toros...Mujer que conserva el embrujode los ojos moros
De sueño rebelde y gitana cubierta de flores...
y beso tu boca de grana jugosa manzanaque me habla de amores
Granada Manola, cantada en coplas preciosas...
no tengo otra cosa que darte que un ramo de rosas...
De rosas de suave frangancia que le dieran marco a la Virgen Morena
Granada, tu tierra está llena de lindas mujeres, de sangre y de sol.

No hay comentarios :

Publicar un comentario