martes, febrero 05, 2008

Magnífico libro dedicado a uno de los personajes históricos mas interesantes y desconocidos de la antigüedad, el emperador “Juliano, El Apóstata”.

De todas las grandes figuras de la antigüedad, pocas son tan fascinantes y al mismo tiempo tan enigmáticas, pocas tan admiradas y al mismo tiempo difamadas, como la de Flavio Claudio Juliano Augusto, hombre conocido por la historia como Juliano, “El Apóstata”. Emperador romano que jamás puso un pie en Roma y hablaba latín con dificultad, general brillante y cruel que no manejó una espada hasta alcanzar la edad adulta, el hombre mas rico y poderoso del mundo y sin embargo un hombre, que llevaba una vida espartana y aborrecía el lujo, comía hortalizas, dormía en el suelo como el mas humilde de sus legionarios y le gustaba formar en primera línea de combate. Una historia apasionante narrada a modo de diario por su mejor amigo y consejero, donde se pone de manifiesto el interesante mundo interior de este emperador, además de un magnífico documento de aquel Imperio Romano en el comienzo de su decadencia.

Si queréis transportaros a través del túnel del tiempo hasta al Imperio Romano del siglo IV d.c, no podeis dejar de leer este magnífico libro que he terminado hace unos días. No disfrutaba tanto de la lectura desde “Talos de Esparta”, ó la saga de “Sangre Romana” sin duda, de los libros más entretenidos que he leído últimamente. El libro es narrativa histórica sobre la ascensión del emperador romano Juliano el Apóstata desde su retiro filosófico en Grecia hasta su entronamiento como emperador y posteriores guerras. Con un ritmo trepidante, el libro nos muestra la vida de un emperador romano que quiso recuperar para Roma la gloria que antaño había tenido.

En el año 354, Juliano era un joven cristiano que estudiaba filosofía en Atenas y el último superviviente de una sangrienta purga política que aniquiló a toda su familia. En Roma reinaba la confusión, el poder estaba corrompido y sus fronteras amenazadas. La vida de Juliano iba a cambiar drásticamente cuando su tío Constantino, emperador de Roma, lo puso al frente de las legiones para terminar con la amenaza de las tribus germánicas. Con voluntad, disciplina y la ayuda de su amigo y confidente Cesáreo, Juliano fue apartando los obstáculos en el inevitable camino que lo llevó a convertirse en emperador y a renunciar a su fe.Dioses y legiones retrata a un hombre que intentó cambiar el rumbo de la historia. Pero sobre todo es una novela apasionante y la más atractiva recreación de uno de los momentos menos conocidos de la historia de nuestra civilización.

Título: Dioses y LegionesAutor: Michael Curtis FordEditorial: De BolsilloAño de Publicación 2002Páginas: 426

No hay comentarios :

Publicar un comentario