viernes, noviembre 21, 2008

Perfetct Simetry, KEANE

Perfect Symmetry - Keane
Tras la publicación de sus dos álbunes anteriores, se puede decir que Keane ha forjado su propio sonido con las sólidas composiciones de "Hoperos and Fears" y "Under the Iron Sea", éste último una auténtica obra maestra.
Este trío también conocidos como “los sin guitarra”, por estar formado unicamente por piano, voz y batería se inspiró en canciones pop, melódicas y nostálgicas sobre una lírica llena de auto cuestionamientos, pérdida de la identidad, lugares secretos para el amor, un mundo que cambia mientras uno no se da cuenta y espejos que reflejan a alguien que uno ya no es, entre otras cosas. Los chavales aprendieron a hacer sus canciones tocando en pubs de los alrededores de Sussex composiciones de U2, Oasis y The Beatles, entre otras bandas y la lección fue comprendida perfectamente. A la hora de componer sus propias obras aprobaron el examen tanto de la crítica como del público.
Ahora llega el turno de su tercer álbum: Perfect Symmetry. La agrupación liderada por Tom Chaplin no se conforma con mantenerse en en nivel de sus éxitos anteriores, como hacen otros grupos, y deciden moverse a un terreno mucho más pop como lo demuestra su primer corte, "Spiralling".

Que nadie pierda el tiempo buscando alguna balada de entrada, porque saldrá descepcionado. El material es definitivamente alegre y está lleno de sintetizadores. De hecho, son estos los que predominan y marcan el sonido distintivo de perfect symmetry por encima del piano de Tim Rice-Oxley o la batería de Richard Hughes. No es si no hasta el la canción que da título al disco que reaparecen rasgos del sonido anterior de Keane. El disco tiene tantos productores, ingenieros de sonido y de mezcla como músicos, lo que da una idea del cambio que se proponen los tres músicos de Sussex.
Entre ellos, quien mezcla el disco no es otro que Mark Spike Stent, quien mezclara a artistas como New Order, U2, Massive Attack, Bjork, y nada más y nada menos que el "Songs of Faith and Devotion" de Depeche Mode de, entre otros artistas.Lo único que se mantiene igual e inigualable es la voz de Chaplin, capaz de manejar perfectamente las melodías en las estrofas al mismo tiempo que las hace estallar en los estribillos.
Sí, es cierto, es apenas el tercer disco de Keane y el giro propuesto no es el de un "Revolver" de The Beatles o el de un "Achuting baby!" de U2, pero es otro álbum muy bueno que mientras mas lo escucho mas me gusta. Te podrá gustar mas o menos pero hay que reconocer que, por lo menos Keane se propone un cambio y eso siempre denota valentía y creatividad por su parte que siempre es de agradecer.

1 comentario :

  1. Jajajaja... Tenía yo razón ¿o no? El último trabajo de Keane es una maravilla. Ya te lo dije.

    ResponderEliminar