miércoles, marzo 26, 2008

Seman Santa de Sevilla, según "The Guardian"

Así nos ven desde Inglaterra, a través de "The Guardian" uno de los peródicos mas prestigiosos del mundo.
(Reportaje localizado por Ángela Martínez Amador)


Seville's Semana Santa (Holy Week) celebrations are among the most spectacular in the world, when thousands of hooded penitents parade through the city's winding streets.
Taking place during the week before Easter, it has held an important place in Seville's calender for centuries, with many of the rituals dating back to the 16th century.


The processions can last for hours - even through the night - depending on the distance of each church from the Cathedral











A penitent with the 'Cruz de Guia' (Guide Cross) leads the the procession of the Santa Genoveva brotherhood












The 'El Cerro' brotherhood leave a church as they start their procession




















The feet of a penitent of the 'Hermandad de la Paz' brotherhood









It is an occasion of intense religious devotion as well as a fiesta and draws huge crowds, both religious and secular, from all over the world.
Semana Santa (Holy Week) takes place during the week before Easter and has held an important place in Seville's calender for centuries

Starting on Palm Sunday more than 55 brotherhoods make the procession to Seville's Cathedral to commemorate the Passion of Christ. Some will make the walk bare foot

Each brotherhood walks though the narrow streets of the city from their church to the Cathedral and back, in a tradition that dates back to the 16th century. Here penitents wait at the church for the start of the 'La Paz' brotherhood procession

People of all ages take part. Here a young penitent waits for the start of the Santa Genoveva brotherhood procession

A 'costalero' during the Holy Week procession of 'Los Estudiantes' (The Students) brotherhood carries the 'Santísimo Cristo de la Misericordia'. Each church carries an image of Christ, the Virgin, or a scene of the Passion on a 'paseo' - a moveable float

The celebrations make an impressive spectacle that is both a fiesta and a time of religious devotion

lunes, marzo 24, 2008

Simulación desembarco de Normandía

"Huevi" y "Blaki" (miembros fundadores del COMANDO PRESTON), me envían este curioso video de cómo rodar la memorable escena de cabezera de "Salvar al Soldado Ryan" entre un pequeño grupo de amigos.

lunes, marzo 17, 2008

Los Falsificadores

Oscars 2008: La Mejor Película de Habla no Inglesa para 'Los falsificadores' ('Die Fälscher')
Una vez mas el Oscar a la mejor película de habla no inglesa se la conceden a una extraordinaria película que nada tiene que envidiarle a la vencedora "americana", en este caso el honor le corresponde a Austria, que por primera vez en la historia se hace con este galardón, merecidísimo desde mi punto de vista.


La película está tan bien hecha, tan bien interpretada y los personajes tan magistralmente escogidos que en algunos momentos parece que estás viajando a través del túnel del tiempo y estás viendo un documental real. En algunos momentos me recordó a mi idolatrado juego de "La Fuga de Colditz".
Berlín, 1944. El falsificador y mafioso, Salomon Sorowitsch "Sally" es llevado como prisionero al campo de concentración de Sachsenhausen. Son tiempos difíciles para Alemania. El coste de la guerra y el esfuerzo por desgastar al otro bando llevan a los nazis a la "Operación Bernhard", una estafa monetaria a gran escala para inundar los países enemigos de billetes falsos. Su talento artístico pronto será detectado por los guardias que le darán comida y privilegios a cambio de retratos. El protagonista tendrá que colaborar con sus enemigos y los exterminadores de su raza ayudándoles a ganar la guerra, creando la consiguiente lucha interna entre muchos de sus compañeros de arraigada tradición religiosa incluso en las condiciones mas infrahumanas.
La ganadora del Oscar 2008 como mejor película extranjera es un drama austriaco que se centra en uno de los episodios nazis sobre los que más se ha escrito: la "Operación Bernhard". Planeada por altos cargos nazis y ejecutada por expertos en falsificación, era la única alternativa que les quedaba a los prisioneros de los campos de concentración para salir con vida o al menos para vivir en mejores condiciones (una mejor celda, con cama y alimentos). El filme ha sido dirigido por Stefan Ruzowitzky, que ya estuvo nominado a la estatuilla en la misma categoría por "Los herederos". Ruzowitzky también se ha encargado del guión, basándose en el caso real del superviviente Adolf Burger y en la propia memoria que en Austria se tiene del nazismo.
El tema de las falsificaciones, basado en un hecho real, es muy interesante. La forma en la que se ha rodada aporta una nueva visión con la ca cámara que se mueve con un pulso tembloroso, lo cual destaca dentro de una historia ambientada en los años cuarenta del pasado siglo. El objetivo se acerca a los personajes en cortos zooms repentinos similares a los que podemos ver en las series de televisión. La música, creada con la base de un tango que se escucha al principio, tiene un componente alegre y hedonista que sirve como auténtico contrapunto a las imágenes mostradas y quizá es, por ello, otro elemento muy a tener en cuenta y que resalta el contraste entre la opulencia en la que vivían los mandos nazis y los prisioneros.

domingo, marzo 16, 2008

Preparatoria Transmijeña 2008

Sábado, 15 de marzo de 2008
Preparatoria Transmijeña 2008:
En esta ocasión hemos escogido un trazado que discurre por la zona mas oriental de la sierra, que al mismo tiempo es la que se encuentra mas amenazada desde el punto de vista ecológico. De no tomarse medidas de cara a una auténtica política de sostenibilidad bien podría tratarse de una ruta casi de despedida de esta sierra en peligro de extinción que aún alberga zonas tan bonitas como el primer tramo por donde discurre la senda de Jabalcuzar ó el último donde descenderemos por el Circo del Quejigal. Ya que al pie de las laderas sur, el implacable avance urbanístico de la costa ya ha sobrepasado el límite de la autovía y comienzan a construir cada vez mas arriba, por otra parte la cantera de Torremolinos amenaza el entorno. Y por la ladera norte la espectacular expansión urbanística de Alhaurín de la Torre y su gigantesca cantera son otra auténtica amenaza para la sierra, así como el gigantesco túnel y acceso de la hiper ronda. En definitiva una ruta que tal vez no se pueda volver a repetir en los años venideros, al menos como aún la podemos ver hoy día.

Por segundo año consecutivo se ponía en marcha el diseño de esta nueva edición en la que participaron: “La Reina del Chocolate”, “El Potador del Anillo” “Manolo Supersónico”, “La Hechicera du Sao Paulo”, “Darío el Magnífico”, “El Duque de Juanar” y un servidor a quienes nos hubiera gustado participar en la “Ascensión a Salamadre” pero con la tranquilidad de saber el cuorum que había conseguido nuestra ínclita amiga Magda “la Pimentonera de Águila” para dicho evento, nos quedamos tranquilos para afrontar esta ruta de exploración.

A la hora prevista, quedamos en la plaza de toros de benalmádena, dejándono allí algunos coches para desplazarnos todos juntos hasta Alhaurín de la Torre, donde iniciamos la ascensión tradicional por loa senda de Jabalcuzar. Donde Juan Carlos y Paqui propusieron rediseñar una variante días después, para darle mayor espectacularidad al comienzo de ruta.

Llegando poco después al “Puerto del Canuto” desde donde nos desviamos de la senda principal para coronar el “Cerro Jabalcuzar” donde “Chuckie” flanqueado por “Chiki” y “Luna” protagonizó la gran escapada del día persiguiendo a una cabra montesa unos 200 m. antes de llegar al punto geodésico, coronando mas tarde el “Cerro Paloma” para volver mas tarde al “Puerto del Canuto” y desde allí llegar al “Mirador del Lobo” por suaves toboganes.

De regreso a la senda principal no tardamos en enlazar con la pista que sube hasta el teleférico, pero decidimos que lo mejor para nuestra particular “Transmijeña” lo suyo sería llegar a la cumbre del Calamorro por la cresta. Al llegar al “Cerro Calamorro” almuerzo junto al centro de recuperación de aves rapaces y fotos en la cumbre, desde donde bajamos hasta “la ruta de Los Cazadores” que es la que une el “Cerro Calamorro” con el “Cerro del Moro” (popularmente conocido como “Los repetidores”) hacia donde nos dirigimos, si bien, al llegar al desvío de la “Ruta del Circo del Quejigal” realizamos el descenso hasta Benalmádena por dicha ruta.

Dejando abierta la posibilidad para la “Transmijeña” de llegar hasta la cumbre del “Cerro del Moro” y desandar el último tramo hasta dicho desvío para realizar el descenso hasta “Benalmádena” por la “Ruta del Circo del Quejigal”, opción que siempre podrán escoger directamente los que lleguen mas justos de fuerza. Si bien la edición de este año es mucho mas suave y asequible que la del pasado año 2007.





Punto de encuentro: 9,00 am. Templo Budista de Benalmádena (pueblo).
Tal y como venimos por la N-340 (nola antigua que va pegada a la costa, sino la que pasa por arriba), tomar la salida de la autovía: Benalmádena-Mijas y nada mas salir de la autovía cogemos dirección Benalmádena y en menos de 5 minutos habremos llegado al templo budista de Benalmádena, que distinguiréis fácilmente con su flamante cúpula dorada a escasos 50 m. de la carretera (ver foto adjunta). Hay lugar de sobra para aparcar y dejar allí los coches.

Traslado en autobús desde el punto de encuentro “Templo Budista” de Benalmádena, hasta el inicio de ruta en la “Venta el Alemán” (Alhaurín de La Torre):

Itinerario Transmijeña 2008:
Variante de la senda de Jabalcuzar- Puerto del Canuto-Cerro Jabalcuzar-Cerro Paloma-Mirador del Lobo-Puerto de las Ovejas-Cerro Calamorro-Circo del Quejigal-Ruta de Los Cazadores-Cerro del Moro-Retorno al cruce de sendas para bajar por la ruta del “Circo del Quejigal”-Paso bajo el Viaducto- últimos 2 km. atravesando el casco urbano de Benalmádena hasta llegar al Templo Budista.

Distancia aprox. 21 km.
Desnivel acumulado ascensión aprox. 800 m.
Nivel Dureza: Bajo
Posibles interesados enviar sus datos a la “Persona de contacto”:
Juan Ignacio Amador comandopreston@gmail.com ó móvil: 699.70.50.66

NOTA: Hasta el miércoles 26 de marzo prioridad exclusiva para socios de “Pasos Largos”, tope máximo 55 primeras inscripciones por riguroso orden.

jueves, marzo 06, 2008

Chamizo Alto

Sábado, 1 de marzo de 2008

Ascensión al Chamizo Alto (1.637 m., techo de la Sierra de Camarolos)

El aroma del café, se mezclaba con el de las tostadas y los churros con los que nos agasajaron frente a la ermita de “Villanueva del Rosario” los vecinos que se unieron al comité de bienvenida que con gran generosidad había preparado nuestro amigo Juan, “El Profeta de Camarolos” que bolsa de churros en mano, fue dándonos la bienvenida a todos los “pasoslargos” que tuvimos el privilegio de poder participar en aquella jornada montañera que prometía grandes sensaciones. Y es que lo mejor estaba por llegar.

Al igual que habíamos hecho tres meses antes, echamos a andar desde la misma ermita por la pista que discurre paralela a la sierra. En esta ocasión, al llegar al “Llano del Hondonero”, no nos desviamos a la derecha para tomar el camino se dirige hacia “La Cruz de Camarolos”, sino que continuamos por la pista, siempre dirección este, dejando inmediatamente después, también a la derecha, otro llano, conocido como “Las Pilas del Señorito”, donde minutos antes acababan de llegar en coche los miembros del comité de bienvenida, que se disponían a preparar un suculento almuerzo con los avíos, que habían trasladado a lomos de la burra “Catalina”, que ya acampaba a sus anchas por el prado, haciendo las delicias de los mas pequeños. ¡Ahí, mi querida “Catalina”!, ¡ilustre representante de esta entrañable especie que ha sido injustamente marginada, y que no hace tantos años era la típica postal de la España rural!. Trasladada hoy, a los escaños del Parlamento y a los carteles de campaña electoral.

Con el “Pico del Águila” a nuestra derecha y dejando atrás la inconfundible silueta del “Tajo del Hondonero”, llegamos a la altura de unas curiosas construcciones en piedra que quedaban a la izquierda del camino, donde también se contemplaba una casa de madera y una piscina, a modo de alojamiento rural a escasos metros de la pista por la que caminábamos. Hasta que por fin, llegamos a un collado donde nos esperaba el que a la postre se convertiría en el héroe de la jornada. 78 Primaveras lo contemplan y todavía le sobra la sabiduría que como antiguo maestro de escuela, transmitió a varias generaciones en Villanueva del Rosario. Allí nos estaba esperando, “El Guardian del Chamizo Alto” con su gorra de plato, su chaleco verde pino, camisa de cuadros y pantalones marrón terruño y botas curtidas en mil batallas. ¡Mi nombre es “Higinio”!, os encontráis a los pies del “Chamizo”, eso de ahí es el “Derrumbaero ó Rodadero” dónde en su día se produjo un desprendimiento del que fui testigo, como muestra inequívoca de los grandes movimientos sísmicos que se dan en esta zona y justo al lado, esa otra montaña de silueta piramidal es el “Tajo de la Culebra” que queda unida a “Sierra Gorda” por el “puerto del Quejigo”. Antes de iniciar la ascensión al Chamizo, podéis seguir al “Profeta de Camarolos” para bajar con él a “La Fuente del Toril”, uno de los lugares sagrados de nuestra querida sierra, que ni siquiera en los peores años de sequía ha dejado de darnos de beber agua fresca y abundante todo el año.

Al regresar de “La Fuente del Toril” nos pusimos en marcha en dirección a “la cueva del Chamizo” a la que llegamos por una vereda llena de magia, donde poco a poco la alfombra de hierba que íbamos pisando comenzaba a intercalarse con la roca caliza que va tiñendo el paisaje de gris claro “Camarolo”. Los zig-zags se van empinando hasta el punto de que poco después de sobrepasar la alambrada ya no caminamos, sino que trepamos por auténticos veredones encajonados entre rocas con algunos pasos delicados, donde a mas de uno empezaba a entrarle la risa tonta. Pero el paso firme y sereno de Higinio en cabeza de grupo y Juan animando a los/as compañeros/as mas rezagados de cola, junto con el “Caimán de Puente Genil” nos condugeron con sabiduría hasta la majestuosa entrada de la cueva, auténtico templo de la naturaleza, donde un manantial brota en su interior, mientras la delicada silueta de Tatiana, recortaba el paisaje que se veía desde el interior, con Villanueva del Rosario al fondo, los campos de labranza que la rodean, las llanuras que se extienden hacia Antequera y Archidona y la falda de la sierra por donde había transcurrido la primera parte de la ruta desde que echamos a caminar desde la ermita del Rosario.

Con la sensación de haber abandonado un lugar encantado, dejamos atrás la cueva, para retomar la trayectoria de la encajonada senda por la que habíamos llegado, volviendo a reagruparnos en una especie de mirador natural, con una preciosa perspectiva de la Sierra de Camarolos, donde destacaban ”El Pico del Águila” y “La Cruz”, los centinelas de “Las Pedrizas” como son “La Peña Negra” (Sierra del “Co”), como prolongación de Camarolos y la desconocida “Sierra de Las Cabras” y mas allá, el Torcal con el “Camorro Alto” asomando por encima, “El Peñón Enamorados” como caído del cielo, destacando en medio de la “Hoya de Antequera” y mas cercana a a nosotros, Villanueva del Rosario siempre omnipresente a lo largo de nuestro recorrido, cada vez mas abajo y “Villanueva del Trabuco”, comenzando a asomarse por detrás de “Sierra Gorda”. Desde este mirador continuamos la ascensión por la senda, que mas que verse, se intuye mimetizada a través de los veredones calizos por los que seguimos trepando: “Mari Luz Pies de Gato”, Mª Luisa “El Duendecillo de Sierra Horconera”, ó Manuela “La Dama de Hierro” sintiéndose como pez en el agua al filo de los cortados por los que íbamos ganando altura.

¡Que difícil! resulta transmitir las increíbles sensaciones de esta preciosa ascensión al Chamizo por la curiosamente denominada “Ruta de Los Guarros”. Mientras hacías una pausa en plena trepada para recuperar resuello, te quedabas embobado observando el avance del grupito delantero encabezado por Higinio “El Guardian del Chamizo” seguido respetuosamente y con admiración por “El Indomable Jaime”, Loli “El Colibrí de Genalguacil”, Tatiana “La Sonrisa de Bielorrusia” y Paco “El Bolichero”, mientras que si te girabas hacia atrás te quedabas extasiado por el paisaje anteriormente descrito con Juan “El Profeta de Camarolos” acompañando al grupo de cola por donde trepaba como una araña “El boquerón del Coronil” ó donde se demoraba con sus fotos Paco Domínguez “El Reportero de Las Cumbres” deleitándose como cada uno de nosotros con los espectaculares recodos de la montaña.

Y extasiados por la belleza del paisaje llegamos a la parte alta de este majestuoso coloso, donde el término “crestería” adquiere la dimensión literal de su significado y donde el proceso de karstificación ha transformado grandes superficies de roca caliza en auténticos cuchillos afilados como navajas, por los que íbamos caminando manteniendo el equilibrio con fuerza y honor, como por ejemplo: “El Vendaval del Moncayo” pañuelo rojo de “mañico” anudado en la cabeza, seguido de cerca por su joven aprendiz de padawyn Ignacio “El Montaraz del Aneto”. Cada vez que nos azotaban los golpes de teníamos que emplearnos a fondo para afrontar el tramo final y así pudimos comprobar en todo su esplendor la misión aerostática que cumplen las coletas de “Vicky La Botánica” manteniendo el equilibrio con las mismas o la calva aerodinámica del “Maestro Gandalf” especialmente diseñada para cortar el viento en las alturas, así como sus velludos brazos que pueden hacer de guantes ó “polainas” llegada la ocasión.













Hubo un tramo de cresteo, especialmente delicado donde ya no cabía marcha atrás ni opción de rodeo y una vez mas, los menos hábiles en estos terrenos tuvimos que emplearnos a fondo como “La Hechicera du Sao Paulo” mientras tarareaba “La Chica de Ipanema”ó “El Comandante” que seguía atentamente las instrucciones del “Senescal de la Bahía”, mientras que por el contrario, Fernando y Ana “Los Duquese de Juanar” se desenvolvían con gran pericia al filo de lo imposible hasta que llegamos a la afilada y pequeña cumbre donde se encuentra el punto geodésico del “Chamizo Alto” (1.637 m.). Donde hicimos una piña alrededor de Higinio, que con orgulloso y majestuosidad añadía una nueva muesca a su bastón de mando, con los pueblos de Alfarnate y Alfarnatejo como testigos, al igual que el espectacular conjunto de Los tajos de Gómer, El Fraile y Doña Ana, que ya empezaban a quedar cubiertos por el mar de nubes cuyas primeras oleadas llegaban hasta nosotros, señal que aprovechamos, para hacernos la obligada foto de grupo, con Loli “El Colibrí de Genalguacil” posado sobre el mismísimo punto geodésico. Iniciando el descenso mientras nos cruzábamos con unos montañeros de Cádiz, equipo de escalada en ristre, que tomaban el relevo de nuestra posición en la cumbre.

Sin mas dilación iniciamos el descenso dirección nordeste, pasando sobre afiladísimos lapiaces en linea recta hacia la parte superior del derrumbadero, llegando a otro mirador natural, donde pudimos apreciar la bella estampa de cuatro cabras montesas encaramadas al filo de un saliente de la cara suroeste del “Tajo de la Culebra” lo suficientemente alejadas para poner a prueba los zooms de las mejores cámaras de las que disponíamos en el grupo, Hasta tal punto que nuestro amigo Severo “El Artesano del GPS” hizo un espectacular cuerpo a tierra para apoyar la cámara sobre una roca a modo de improvisado trípode, imprescindible para cualquier foto con zoom de larga distancia. Una vez realizados los distintos intentos por plasmara tan bella estampa, reanudamos nuestra marcha hacia el collado que forma la parte superior del “Derrumbaero” con el Chamizo, desde donde giramos casi 180º a nuestra izquierda, dirección oeste, encarando un acusadísimo descenso paralelo a una valla metálica por la denominada “Ruta del Rodadero”, (también conocida despectivamente por los lugareños, como “ruta de Los Mariquitas”, por ser la mas asequible para acceder al Chamizo), si bien la pendiente es pronunciadísima, hasta el punto que “Marilo Rompebotas” a pesar de ser una contrastada experta en descensos, se pegó tal culazo que hizo un pequeño helipuerto, tal fue el impacto que provocó un nuevo corrimiento de tierras en el cercano tobogán del “Derrumbaero” a cuya base llegábamos pocos minutos después retomando el camino anteriormente descrito, justo en el punto donde iniciábamos el primer tramo de ascensión hacia la cueva.

Y desde allí regresamos por la pista que discurre al pie de la sierra hasta el prado donde se encuentran “Las Pilas del Señorito” donde nos esperaba un generoso almuerzo a base de cocido malagueño, quesos y chacinas de la tierra, tortilla, pan de leña, bebidas metidas en bidones de hielo e incluso café calentito preparados con toda la generosidad y el cariño del mundo por los familiares y amigos de Juan e Higinio, que hicieron de aquella jornada un día inolvidable, para todos los amigos que tuvimos el privilegio de acudir a aquella ruta en la que no sólo compartimos una de las ascensiones mas bonitas, espectaculares y mejor guiadas de los últimos tiempos, sino además, un entrañable y gratísimo encuentro de hermanamiento con los amigos de Villanueva del Rosario con los que ya nos hemos comprometido a organizar, al menos, una ruta de hermanamiento en cada uno de los años venideros. Y por supuesto, para certificar dicho hermanamiento, nos hicimos una gran foto de familia en la que ni siquiera faltaron el intrépido “Chickie” y la burra “Catalina”.

¡Por supuesto!, en los próximos años esperamos seguir contando con el impagable lujo de los mejores guías de esta sierra sin compás ni parangón, como son: Juan “El Profeta de Camarolos” e Higinio “El Guardián del Chamizo” al que Dios siga dando fuerzas muchos años y a quien nuestro compañero Severo dedicó estas palabras en nombre de todos los amigos que participamos en esta inolvidable ruta, que como bien calificaría nuestro ínclito amigo “Jesús González”, no sólo fue ¡magnífica!, sino ¡preciosa!:

Dedicado especialmente a Higinio, “El Centinela del Chamizo”:

En su infancia no tomó potitos, “petit suisse”, ni productos bios.
El pediatra nunca lo reconoció, pues la especialidad aún no existía en la década de los treinta.
En sus primeros años, conoció el horror de la guerra y las carencias de la postguerra.

Su cuerpo no necesitó complementos nutricionales ni vitamínicos.
Eso sí: nació y creció envuelto en el cariño de su familia y amigos; respirando el aire serrano de Villaluenga del Rosario, bajo los paredones calizos de Camarolos;
Ni la escasez, ni la cartilla de racionamiento, impidieron que Higinio forjara una naturaleza fuerte como un quejigo andaluz.

De profesión Maestro, sus alumnos tuvieron la suerte de aprender letras y números de la mano de un hombre tan honesto y honrado como amante de la naturaleza.
Tras ejercer su profesión en pueblos como el Genalguacil de mi Loli y de mi Paqui, con los años regresó a su Villanueva del Rosario.

Ayer, a sus 78 años, nos guió con paso firme y seguro a través de profundos y cortantes tajos calizos, hasta los 1637 metros de la cumbre del Chamizo.
Cuanta satisfacción, honor y orgullo, haber tenido la oportunidad de conocer y compartir la montaña con Higinio; con Juan: querido Profeta el Camarolos: con sus acogedores familiares de Villanueva; y con mis amigos de Pasos Largos.
Somos privilegiados.

SIGNIFICADO DE HIGINIO:
Origen: Griego Significado: Vigoroso Festividad: 11 de Enero Personalidad: Posee una personalidad simpática, amable y llena de sensibilidad. Desea imbuir su filosofía y ética vital a su descendencia. Une de una forma armónica la sensibilidad y pasionalidad. Posee gran facilidad para desarrollar investigaciones pacientes o de larga duración debido a la mentalidad penetrante que posee.