domingo, abril 29, 2012

Los juegos del hambre

Con el tema de la crisis económica y lo fea que se está poniendo la cosa, antes de gastarte el dinero en una entrada + palomitas + la bebida, conviene leerse varias críticas, o de lo contrario, corres el riesgo de tirar el dinero. Yo, como de costumbre, me leí varias críticas y aunque eran contradictorias, al final, como parecía que las favorables eran mayoría, aposté por ir a verle con mi hijo Nacho (13 años) y un amiguillo. Yo al menos me llevé una tremenda decepción, aunque al menos los chavales se lo pasaron bien a ratos, comprensible, ya que básicamente es una película para adolescentes, aún así, en nuestra tertulia tradicional a la salida del cine, mi hijo nacho, la puntuó con un acertado 4 sobre 10 y ahora os explicaré el por qué.
Pero primero, vayamos al argumento: Se supone lo que en el pasado fueron los Estados Unidos, ahora es una nación llamada Panem, ¡manda huevos!.  Un fastuoso Capitolio ejerce un control riguroso sobre los 12 distritos que han sustituido a los 50 estados actuales y que están aislados entre sí. Cada distrito se ve obligado a enviar anualmente un chico y una chica entre los doce y los dieciocho años para que participen en los Hunger Games,  “los juegos del hambre” que le dan el título a la película y que son transmitidos en directo por la televisión en plan Gran Hermano Sangriento. Se trata de una lucha a muerte, en la que sólo puede haber un superviviente y que desde el minuto uno de la peli ya se sabe que va a ser: Katniss Everdeen, una joven de dieciséis años, que se ofrece para  sustituir a su hermana de doce cuyo nombre ha salido en la urna de su distrito en un sorteo como los de la mili antiguamente.
Después de reunir a las 12 parejas de los 12 distritos, siempre un chico y una chica, que se supone que también se tendrán que acabar matando entre ellos. Hay una gala de presentación en plan operación triunfo donde cada pareja va montada en una cuadriga, todo en un ambiente tan surrealista de peinados y vestuario, que hasta el presentador es un clon de Andrés pajares con un tupé, en plan “Makinavaja”. Tras la presentación, hay unas cuantas jornadas que serían el equivalente a un periodo de instrucción, donde cada uno debe mostrar sus habilidades y perfeccionar sus carencias en una especie de gimnasio de superlujo, donde ya se va viendo quien va a ser el chulillo, la niñata ultra pija, el buena gente, el pardillo, el simpático, el hijo puta. Y nuestra pareja de protagonistas: la mofletitos y un chaval con cierto aire al “Niño Torres”.
Una vez en el “campo de batalla”, una especie de bosque muy parecido al que había en el distrito de donde vienen nuestros protagonistas, hay una primera escena un tanto sangrienta que por unos momentos me hizo recuperar la ilusión perdida hasta ese momento por ver unas escenas espectaculares de lucha a muerte. Pero nada mas lejos de la realidad: alianzas tan poco creíbles como absurdas, la inevitable historia de amor empalagosa e idiota a mas no poder y unas artimañas artificialmente exageradas por parte de los realizadores del programa, que no sólo provocan incendios a golpe de click, sino que lanzan bolas de fuego en plan “Dragon ball Z”, improvisan por la cara perros gigantes tipo hienas para cargarse a varios concursantes, excepto a la pareja finalista que se salva por los pelos en la escena final, justo antes del combate, con el malo mas malo, al que por supuesto vencen en una pelea tan mal grabada, como montada, de estas que se hace a base de movimientos bruscos de cámara donde no se ve absolutamente nada claro, mas bien te lo tienes que imaginar.
En definitiva, esto no llega ni a la categoría de ciencia ficción, mas bien se trata de “famélica ficción” la ensimismada heroína  atraviesa la trama como quien recorre las pantallas de un videojuego rutinario. Esta película que se había anunciado como “ banquete de caviar” se queda en bocata de chorizo grasiento. Mediocridad y enanismo artístico. El mejunje resultante es arrítmico, largo y las escenas de acción están mal filmadas y peor montadas.
A pesar de que desde el punto de vista de CINE de calidad en letras mayúsculas, esta película es una auténtica mierda y podéis creerme, me quedo coto. Ha resultado ser un impresionante éxito de taquilla en su primer fin de semana en USA, con una recaudación de 155 millones de dólares (su presupuesto fue de 78 millones), colocándose como el mejor estreno de la historia en primavera, y la 3ª película más vista en su primer fin de semana (sólo por detrás de "Harry Potter 8" y "El caballero oscuro"). Hasta el momento (finales abril) la cinta supera los 350 millones de dólares en USA (tras estar 4 semanas seguidas liderando el box office, récord sólo conseguido hasta el momento por 'Avatar') y 550 en todo el mundo. Esto nos recuerda una vez mas, que mientras mayor sea la campaña de marketing que envuelve a una película, mas debemos desconfiar a la hora de ir a verla y en caso de dudas, esperar a que salga en DVD. Si bien es cierto, que el cine solo es cine en el cine y hay honrosas excepciones como “AVATAR”, ¡pero vamos!, os puedo asegurar que “los juegos del hambre” es una mierda pincha´ en un palo.

3 comentarios :

  1. El guía del Desfiladero8:23 a. m.

    Pues muy acertado Juani. Ya se veía venir en los trailer. Fuimos a ver Battleship (por cierto, otra peli de entretenimiento de el estilo de starshiptroupers, pero mucho peor, con mucha diferencia. Le dimos un 2 de 5), y pusieron el trailer corto más largo que recuerdo en tantos años sobre "Los Juegos del Hambre,...". Ya decepcionaba solo con esos minutos tan largos,...

    Creo que hubíeramos acertado con la de la "Pesca del Salmón en Verano"... Saludos,..

    ResponderEliminar
  2. es asi tal cual, y no puedo creer que de 20 criticas que ya he leido esta sea la unica con la que estoy totalmente de acuerdo.. fue un asco de peli..muy mala,

    ResponderEliminar
  3. Despues de leerme el librom...la pelicula me parecio...patetica, sin mas

    ResponderEliminar