sábado, abril 14, 2012

Intocable

Nos encontramos ante una historia llena de humanidad que muy probablemente en caso de haber sido americana se hubiera convertido en la gran ganadora de los oscars 2012, con permiso de “The Artist”. Pero se trata de una película francesa y es que afortunadamente en lo que a buenos guiones se refiere, normalmente Europa sigue siendo muy superior a Estados Unidos.

 Aunque inspirada en una historia real, se trata de una película tan entrañable en la pantalla como utópica en la vida real. Resulta que Philippe, es un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente y tras un largo proceso de selección, ¡mira tú por donde!, acaba contratando como cuidador a domicilio a Driss, un inmi grante de un barrio marginal recién salido de la cárcel con pinta de cantante de rap. Aunque, a primera vista, no parece la persona más indicada, el caso es que los dos acaban logrando que convivan Vivaldi y Earth Wind and Fire. La escena donde todos los pijos acuden al concierto de grandes temas clásicos mirando por encima del hombro a Driss y al final acaban bailando con el ritmo contagioso del “Booguie Wonderland de los Earth, Wind & Fire es memorable. El caso es que en esta historia conviven: la elocuencia y la hilaridad, la elegancia y lo “cani”, los trajes de etiqueta y el chándal. Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida como inesperada, una relación donde a veces saltan chispas chispas, pero también rebosa humanidad.
Gracias a un brillante guión, Intocable tiene la habilidad de afrontar temas escabrosos como: la marginalidad de arrabal, el color de la piel, la pobreza, etc… como algo absolutamente natural despojado de mala conciencia. Está rodada primorosamente tiene un toque asumible de cine social que resulta muy divertida. Sus claves podrían ser una huida de la compasión, una escritura cuidadosa de los personajes y un uso extraordinario del humor que la hacen: divertida, humanista, inteligente y fresca. No por casualidad se ha convertido en un extraordinario éxito de público en Francia, estando 10 semanas consecutivas como nº1 de taquilla, con más de 18 millones de espectadores. Como resultado es uno de los films más taquilleros de la historia de Francia. Así mismo, a fecha de abril de 2012 y habiendo recaudado más de 312 millones de dólares, se convirtió en el film de habla no inglesa más taquillero de la historia del cine, habiendo repetido nº1 en países como Alemania o España.
Altamente recomendable para todos los públicos y mucho mas en los tiempos que corren donde la pérdida de valores es una de las causas principales de la crisis y la decadencia de la sociedad actual.

No hay comentarios :

Publicar un comentario