lunes, mayo 07, 2012

El adiós de Kanouté y todo lo que se nos va con él.

El adiós de Kanouté y todo lo que se nos va con él.
El pasado sábado 5 de mayo, Frederic Kanouté se despidió de su afición en el Sánchez Pizjuán. Una noche triste porque a pesar de ese 5-2 al Rayo Vallecano se confirmaba que por primera vez en los últimos 8 años, el Sevilla FC no jugaría en Europa la próxima temporada. Pero para ser sinceros, después de una temporada tan irregular tampoco nos lo hemos merecido. No obstante, no quisiera desviarme del motivo principal que me ha llevado a escribir estas líneas.
Frederic Kanouté ha puesto fin a siete temporadas como futbolista del Sevilla FC, auténtica leyenda viva del club hispalense. Y lo hizo con lo mejor que ha sabido hacer a lo largo de su carrera, marcando, a pesar de estar convaleciente de una de sus numerosas lesiones en la última temporada. Aún así como en tantas otras ocasiones salió y marcó con la facilidad, la elegancia y la tranquilidad de siempre. El malí llegó la temporada 2005-06 para formar parte del Sevilla FC más glorioso de la historia. Kanouté se va con 273 partidos, 137 goles y seis títulos en su zurrón, dos Copas de la UEFA, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España. El delantero, además, tiene el honor de ser el futbolista extranjero que más veces ha vestido la camiseta rojiblanca, por delante de Renato, con el que compartió todos estos éxitos.
Kanouté ha hecho un esfuerzo descomunal por jugar unos minutos en el último partido en el Sánchez Pizjuán. El delantero se rompió el bíceps femoral en San Mamés, hace un mes, pero ha trabajado a destajo para poder despedirse de la que ha sido su afición estos últimos siete años. El malí quería hacerlo desde el terreno de juego, donde se ha ganado el respeto de todo el sevillismo, y Míchel le dio la oportunidad. El Sánchez Pizjuán se vino abajo. Y no era para menos. 
Kanouté ha sido una de las piezas clave del mejor Sevilla de la historia y durante décadas se recordará su tándem con Luis Fabiano, con el que formó una de las mejores parejas goleadoras de la historia de la Liga. El malí se va siendo el cuarto goleador de la historia del Sevilla, solo por detrás de tres mitos como Campanal, que firmó 214 goles, Arza (207) y Araujo (158). De los 137 goles firmados por el delantero africano, 89 han sido en Liga, lo que le convierte también en el cuarto goleador de este torneo en la historia del club nervionense. Solo sus eternos problemas con la espalda han evitado que Kanouté rompiera más registros. Su profesionalidad le ha granjeado el respeto de una afición que el sábado por la noche le rindió un merecido homenaje. Su adiós significa el fin de un ciclo en el que el Sevilla se codeó con los grandes de Europa, hasta el punto de ser considerado por la FIFA, durante dos años consecutivos, mejor equipo del mundo.
El malí atendió a la prensa tras el encuentro y se mostró escueto pero muy agradecido, embargado por las múltiples emociones vividas: “Es mi último año porque esto tiene que parar algún día. Estoy un poco decepcionado porque no hayamos hecho un mejor año, pero estoy orgulloso de haber podido disfrutar durante estas temporadas de este equipo. De momento me quedo con lo que he vivido hoy. La verdad que ha sido fantástico y no espero otra cosa. Si el club lo cree, será su decisión el de rendirme otro homenaje o no. Como digo, me quedo con todo, con la alegría, con lo que pasó hoy, que es un reflejo de todo lo vivido, con una afición que ha sido extraordinaria. Sin duda ha sido mi mejor época a nivel profesional y humano y estoy muy contento con todo lo que he vivido aquí”, pudo decir emocionado.
Quisiera decir tantas cosas para elogiarte que no sé por donde empezar y sólo vienen a mí mente frases de agradecimiento por ello debo darte mil gracias porque con tu fútbol y con tus goles hiciste a este equipo campeón y después de tantos años de penuria, me hiciste ganar de felicidad y de emoción. Gracias por elegir jugar en el Sevilla FC. Gracias por todos y cada uno de tus goles. Gracias por tus elegantes galopadas en los terrenos de juego llevando en tu pecho nuestro escudo y desde hace tiempo el tuyo. Gracias porque hemos visto una y mil veces bajar el balón con el pecho como nadie sabe hacerlo. Gracias por cada uno de los días que has defendido nuestros colores durante estos siete años. Gracias porque siempre guardaremos en nuestras retinas el recuerdo de un auténtico SEÑOR. Gracias porque si eres grande como jugador, eres mucho más grande como persona. Gracias por cada segundo que dedicas a actos benéficos. Gracias porque pudiendo jugar con la selección francesa, te acordaste de tus antepasados y elegiste jugar con Mali. Gracias por tu Fundación. Gracias por crear en África tantas “ciudades de los niños”, pudiendo ser educados y una oportunidad para vivir mas dignamente. Gracias por las lecciones de humildad que nos has dado en cada acto de tu vida. Gracias por despedirte de nosotros en nuestra casa y portar una camiseta en la que tu nos dabas las gracias a nosotros, tu afición, cuando somos nosotros quien tenemos mil motivos para que te estemos eternamente agradecidos.
Y ya de camino quisiera aprovechar la ocasión para dar las gracias a esos héroes de leyenda que formaron parte del Sevilla FC mas glorioso de nuestra historia. Un equipo invencible que será eternamente recordado por hombres y nombres como: Andrés Palop “Marques de Paradas”, Pablo Alfaro “El Feje”, Javi Navarro “El Gran Capitán”, Daniel Alves “Moto GP”, Ivica Dragutinovic “El Kaiser”, Aitor Ocio “El tanque”, “Correcaminos” David Castedo, “El Conejo” Saviola, “Il Capo” Enzo Maresca, Adrano Correia, Renato Dirnei, Christian Poulsen, “Pulmón” Martí, “Oh Fabuloso, Luis Fabiano”, Duda, Seidú Keyta, Chevantón, Kerzhakov, Jordi López, Kepa, Jesús Navas y como siempre Antonio Puerta “la zurda de diamantes” en el recuerdo.
Antonio Puerta “la zurda de diamantes” el ángel que marcó el gol que nos cambió la vida: Famoso por tus galopadas por la banda izquierda, canterano humilde y sencillo como nadie. El primero en llegar por las mañanas a la ciudad deportiva y el último en marcharse para que ningún chaval se quedara sin su autógrafo. Ejemplo de buen canterano, convertido en ídolo por su inolvidable gol contra el Shalke, con el que todavía se me saltan las lágrimas cada vez que lo veo. Caíste desplomado en un funesto partido ante el Getafe, pero fuiste capaz de levantarte para salir del campo caminando como los mas grandes y tras unos días de lucha con la muerte, pasaste a convertirse, mucho antes de lo previsto, en historia del Sevilla. La ciudad se volcó tanto que hasta la afición del Betis formó una piña con la del Sevilla sentando un precedente histórico. ¡Vide Dios! que después de haber visto jugar y ganar tantas veces a este Sevilla FC de leyenda, ya puedo morirme tranquilo y si llego al "Tercer Anillo" darle un abrazo muy fuerte a nuestro héroes Antonio Puerta "El Hombre que nos cambió la vida", allí espero ver algún día a Kanouté el hombre que siempre marcó en nuestros partidos mas importantes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario