lunes, agosto 13, 2012

VI edición río Verde de Otívar (GRANADA)

Punto de encuentro: 9.30 am (ya desayunados) en el bar EL CAPRICHO de Otívar.
Localidad de referencia: Otivar, por la costa se accede desde Almuñecar, por el interior desde  Alhama de Granada-Jayena.
Cómo llegar: Poco después de entrar en el núcleo urbano de Almuñecar, se llega a un cruce donde podemos ver el cartel hacia Otivar (pueblo de referencia para nuestra ruta), poco después de entrar en el casco urbano de Almuñecar tomamos la carretera A-7106, pasando por Jete a 8 km de Almuñecar, habiendo dejado antes a nuestra izquierda el cartel que nos señala hacia la recóndita reserva natural de Peña Escrita, 4 km después de Jéte llegaremos a Otivar, donde solemos llegar a eso de las 9.00 para desayunar con tiempo en el bar  “El Capricho” a pie de carretera, por la que continuaremos siempre subiendo con preciosas vistas de la parte más oriental de La Almijara y el valle del río Verde a nuestra izquierda.
La carretera, cada vez con más curvas cerradas, rara vez nos permite pasar de tercera (salvo al Padre Carras y su aprendiz “El Corsario de sierra Almijara”) y nos exige conducir con los 5 sentidos al volante, hasta que, a unos 5 kilómetros más allá, vemos a nuestra izquierda el desvío hacia la casa rural Palacete de Cázulas, que no tomaremos, pero ya estaremos muy atentos porque unos 900 m después llegamos a la entrada del carril de la Cooperativa de Cázulas, donde es conveniente llegar todos juntos con puntualidad. Previo peaje para acceder al carril de la Cooperativa de Cázulas (que es donde se encuentra la famosa verja y el peaje de 5€ por persona y coche). Los propietarios de la finca que incluso tienen montada una especie de taquilla rudimentaria y el gorila mas bruto del pueblo, pa´que nadie se ponga chulito, argumentan que la finca es privada y es el peaje a pagar para el mantenimiento de la pista por la que tienen que bajar los coches. Después de tan surrealista tributo, al llegar al valle del río Verde quedamos extasiados por la belleza y espectacularidad del entorno, dando por muy bien empleado el peaje.
Resúmen del Itinerario: Ruta tradicional lineal del puente de Hierro a la Poza Central por el Nacimiento del río con la variante circular de ascensión por los crestones de La Hoya de la Madera. Quien lo desee puede escoger la versión sencilla lineal por el sendero del barranco de Las Chorreras.
Tipo de recorrido: circular, con inicio y final lineal.
Distancia aproximada: 10,5 km
Duración: 8 h. (incluyendo paradas para los baños, comidas y reagrupamientos)
Dificultad: versión lineal baja, versión circular media.
Desnivel acumulado: 450 m de ascensión.
Tipo de camino: pista, sendero, puentes colgantes y quienes lo deseen el mismo lecho del río (optativo).
Fecha de realización: sábado 11 de agosto de 2012
Participantes: Desde Cádiz vinieron: Inma, además de Manuela y Reinaldo “Los Senescales de la Bahía” con su hija Alba, que a su vez vino con dos compañeros de la facultad que vivían en Granada. Desde distintos puntos de Málaga: Isa, Pepe, Euardo “El Profe”, Mariana “La Princesa de San Petrsburgo”, Patri “La Chica que miraba a las Estrellas”, Migue “El Hombre que sabía demasiado”, Vicky “La Botánica”, Juan Antonio Mena “El Elfo de la Malagueta”, El Doctor Leal, El Comandante, con su mujer maría y su hijo Nacho “El Demonio de Timanfaya” y ya en la poza central se nos uniría Juan Antonio Villalba, gracias al cual el grupo pudo disfrutar de un inolvidable descenso hasta la Junta de ríos, tras una generosa proeza sin precedentes que será largamente recordada por quienes estuvimos allí.
 Breve descripción de la ruta:
1ª y 4ª parte (que también coincide con la última): Por el cañón del río Verde:
Este tramo nos lleva desde el puente de hierro, situado a pocos metros del final de la bajada de la polvorienta pista de la cooperativa de Cázulas hasta la Junta de Ríos. Coincide con el inicio y posteriormente final de recorrido en sentido inverso, a lo largo de unos 3 km prácticamente llanos que se suelen realizar por la pista que discurre paralela al río Verde, superado el puente de hiero, aparcamos en el primer lugar que encontramos con suficiente espacio, para dejar los cuatro coches que llevábamos, pocos metros antes de las ruinas de un cortijo que queda entre el camino y el río a nuestra derecha. Aunque la mayoría ya habíamos estado allí antes, caminar entre las paredes de tan impresionante desfiladero no dejaba de maravillarnos cada pocos metros.
2ª parte: De la Junta de Ríos a laa Poza Central por la cresta de la Hoya de la Madera:
Al llegar a la Junta de ríos, nos dimos un primer baño para salir bien empapados antes de afrontar un tramo experimental que el Comandante había localizado en el mapa que viene en la página 95 del libro “Disfrutar caminando por los ríos y costas de las sierras Almijara y Tejeda”, viniendo claramente como una zigzagueante pista por la que teóricamente se ganaría altura hasta situarnos sobre la cresta de La Hoya de La Madera, por donde se debería haber enlazado con el sendero del cerro del Gitano, desde donde teníamos previsto descender hasta la Poza Central, por el angosto senderito, bien conocido de anteriores ocasiones anteriores.
Sin embargo, que distinta puede llegar a ser la realidad de lo que en un mapa, editado en 2004 como una pista o como mínimo sendero claramente marcado, pero que al no haberse mantenido desbrozado en el transcurso de 8 años, ha quedado prácticamente cerrado y a pesar del empeño del grupo por localizarlo, avanzando en paralelo al río nacimiento, por su vertiente norte, el único resultado fue salir de allí con una colección de arañazos, ya que obviamente la gran mayoría iba en pantalón corto, salvo el Profe y El Hombre que sabía demasiado.
Así que de sabios es rectificar y regresando sobre sus pasos hasta la Junta de Ríos, el grupo llegaría un par de horas después a la Poza Central, remontando el entretenido sendero que acompaña al barranco de Las Chorreras, con sus dos miradores, su inverosímil era, la Bóveda Santuario (en la imágen de abajo), 
los dos puentes colgantes, supervivientes a la riada de septiembre 2007, sus vados y por supuesto sus pozas de cristalinas aguas color turquesa en las que aprovecharon para darse un buen chapuzón cada vez que el sendero los devolvía al nivel de las idílicas pozas, mientras un regimiento de grupos guiados por empresas de turismo activo marchaban río abajo, disciplinadamente guiados por sus guías correspondientes, entre ellos nuestro amigo Juan Antonio Villalba “El Corsario de sierra Almijara” que volvería a remontar río arriba una vez finalizado su trabajo, cargado con equipo para que 5 de nuestros compañeros que no contaban con equipo, pudieran disfrutar de un bonito y entretenido descenso.
3ª parte: Por el Barranco de las Chorreras:
Una vez finalizado el almuerzo y la sesión de baños en la “Poza Central” y el espectáculo de ver saltar y rapelar a los numerosos barranquistas que afrontan el salto de la gran cascada, unos 25 m arriba de la denominada poza. 
Nos pusimos en marcha realizando la versión acuática, hasta donde el primer salto significativo, nos obligó a dividir el grupo entre los compañeros que venían con su equipo preparado y quienes tuvieron la suerte de poder disfrutar del equipo que trajo, Juan Antonio Villalba, que con la desenvoltura de quien ha convertido la actividad de barranquismo en su forma de vida durante estas últimas semanas, guió con mano experta a la mayor parte del grupo.
Mientras que el resto, regresamos sobre nuestros pasos por el mágico sendero del barranco de Las Chorreras, hasta la poza que se encuentra bajo el primer puente colgante, donde estuvimos esperando al grupo, hasta que comenzaron a aparecer los cascos y camisetas de colores, pareciendo que aquel día nos habíanos puesto de acuerdo para formar un gran parchís o arco iris. El caso es que una vez que se reagrupó la serpiente de color, continuamos río abajo, hasta pocos metros antes de la Junta de ríos, donde un caos de troncos sobre el cauce, hace recomendable retomar el sendero. 
Regresando hasta los coches sobre nuestros pasos y disfrutando de un posterior refrigerio en el bar EL CAPRICHO de Otívar, como manda la tradición, coincidiendo todos en lo bien que nos lo habíamos pasado, tal y como horas mas tardes comenzó a reflejarse en las fotos y comentarios que fuimos dejando en facebook, muchos de los compañeros que allí coincidimos.

1 comentario :

  1. Anónimo3:23 p. m.

    enhorabuena por el blog, pues desprende muy buen rollo!!!!.

    ResponderEliminar