domingo, abril 29, 2012

Los juegos del hambre

Con el tema de la crisis económica y lo fea que se está poniendo la cosa, antes de gastarte el dinero en una entrada + palomitas + la bebida, conviene leerse varias críticas, o de lo contrario, corres el riesgo de tirar el dinero. Yo, como de costumbre, me leí varias críticas y aunque eran contradictorias, al final, como parecía que las favorables eran mayoría, aposté por ir a verle con mi hijo Nacho (13 años) y un amiguillo. Yo al menos me llevé una tremenda decepción, aunque al menos los chavales se lo pasaron bien a ratos, comprensible, ya que básicamente es una película para adolescentes, aún así, en nuestra tertulia tradicional a la salida del cine, mi hijo nacho, la puntuó con un acertado 4 sobre 10 y ahora os explicaré el por qué.
Pero primero, vayamos al argumento: Se supone lo que en el pasado fueron los Estados Unidos, ahora es una nación llamada Panem, ¡manda huevos!.  Un fastuoso Capitolio ejerce un control riguroso sobre los 12 distritos que han sustituido a los 50 estados actuales y que están aislados entre sí. Cada distrito se ve obligado a enviar anualmente un chico y una chica entre los doce y los dieciocho años para que participen en los Hunger Games,  “los juegos del hambre” que le dan el título a la película y que son transmitidos en directo por la televisión en plan Gran Hermano Sangriento. Se trata de una lucha a muerte, en la que sólo puede haber un superviviente y que desde el minuto uno de la peli ya se sabe que va a ser: Katniss Everdeen, una joven de dieciséis años, que se ofrece para  sustituir a su hermana de doce cuyo nombre ha salido en la urna de su distrito en un sorteo como los de la mili antiguamente.
Después de reunir a las 12 parejas de los 12 distritos, siempre un chico y una chica, que se supone que también se tendrán que acabar matando entre ellos. Hay una gala de presentación en plan operación triunfo donde cada pareja va montada en una cuadriga, todo en un ambiente tan surrealista de peinados y vestuario, que hasta el presentador es un clon de Andrés pajares con un tupé, en plan “Makinavaja”. Tras la presentación, hay unas cuantas jornadas que serían el equivalente a un periodo de instrucción, donde cada uno debe mostrar sus habilidades y perfeccionar sus carencias en una especie de gimnasio de superlujo, donde ya se va viendo quien va a ser el chulillo, la niñata ultra pija, el buena gente, el pardillo, el simpático, el hijo puta. Y nuestra pareja de protagonistas: la mofletitos y un chaval con cierto aire al “Niño Torres”.
Una vez en el “campo de batalla”, una especie de bosque muy parecido al que había en el distrito de donde vienen nuestros protagonistas, hay una primera escena un tanto sangrienta que por unos momentos me hizo recuperar la ilusión perdida hasta ese momento por ver unas escenas espectaculares de lucha a muerte. Pero nada mas lejos de la realidad: alianzas tan poco creíbles como absurdas, la inevitable historia de amor empalagosa e idiota a mas no poder y unas artimañas artificialmente exageradas por parte de los realizadores del programa, que no sólo provocan incendios a golpe de click, sino que lanzan bolas de fuego en plan “Dragon ball Z”, improvisan por la cara perros gigantes tipo hienas para cargarse a varios concursantes, excepto a la pareja finalista que se salva por los pelos en la escena final, justo antes del combate, con el malo mas malo, al que por supuesto vencen en una pelea tan mal grabada, como montada, de estas que se hace a base de movimientos bruscos de cámara donde no se ve absolutamente nada claro, mas bien te lo tienes que imaginar.
En definitiva, esto no llega ni a la categoría de ciencia ficción, mas bien se trata de “famélica ficción” la ensimismada heroína  atraviesa la trama como quien recorre las pantallas de un videojuego rutinario. Esta película que se había anunciado como “ banquete de caviar” se queda en bocata de chorizo grasiento. Mediocridad y enanismo artístico. El mejunje resultante es arrítmico, largo y las escenas de acción están mal filmadas y peor montadas.
A pesar de que desde el punto de vista de CINE de calidad en letras mayúsculas, esta película es una auténtica mierda y podéis creerme, me quedo coto. Ha resultado ser un impresionante éxito de taquilla en su primer fin de semana en USA, con una recaudación de 155 millones de dólares (su presupuesto fue de 78 millones), colocándose como el mejor estreno de la historia en primavera, y la 3ª película más vista en su primer fin de semana (sólo por detrás de "Harry Potter 8" y "El caballero oscuro"). Hasta el momento (finales abril) la cinta supera los 350 millones de dólares en USA (tras estar 4 semanas seguidas liderando el box office, récord sólo conseguido hasta el momento por 'Avatar') y 550 en todo el mundo. Esto nos recuerda una vez mas, que mientras mayor sea la campaña de marketing que envuelve a una película, mas debemos desconfiar a la hora de ir a verla y en caso de dudas, esperar a que salga en DVD. Si bien es cierto, que el cine solo es cine en el cine y hay honrosas excepciones como “AVATAR”, ¡pero vamos!, os puedo asegurar que “los juegos del hambre” es una mierda pincha´ en un palo.

sábado, abril 14, 2012

Intocable

Nos encontramos ante una historia llena de humanidad que muy probablemente en caso de haber sido americana se hubiera convertido en la gran ganadora de los oscars 2012, con permiso de “The Artist”. Pero se trata de una película francesa y es que afortunadamente en lo que a buenos guiones se refiere, normalmente Europa sigue siendo muy superior a Estados Unidos.

 Aunque inspirada en una historia real, se trata de una película tan entrañable en la pantalla como utópica en la vida real. Resulta que Philippe, es un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente y tras un largo proceso de selección, ¡mira tú por donde!, acaba contratando como cuidador a domicilio a Driss, un inmi grante de un barrio marginal recién salido de la cárcel con pinta de cantante de rap. Aunque, a primera vista, no parece la persona más indicada, el caso es que los dos acaban logrando que convivan Vivaldi y Earth Wind and Fire. La escena donde todos los pijos acuden al concierto de grandes temas clásicos mirando por encima del hombro a Driss y al final acaban bailando con el ritmo contagioso del “Booguie Wonderland de los Earth, Wind & Fire es memorable. El caso es que en esta historia conviven: la elocuencia y la hilaridad, la elegancia y lo “cani”, los trajes de etiqueta y el chándal. Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida como inesperada, una relación donde a veces saltan chispas chispas, pero también rebosa humanidad.
Gracias a un brillante guión, Intocable tiene la habilidad de afrontar temas escabrosos como: la marginalidad de arrabal, el color de la piel, la pobreza, etc… como algo absolutamente natural despojado de mala conciencia. Está rodada primorosamente tiene un toque asumible de cine social que resulta muy divertida. Sus claves podrían ser una huida de la compasión, una escritura cuidadosa de los personajes y un uso extraordinario del humor que la hacen: divertida, humanista, inteligente y fresca. No por casualidad se ha convertido en un extraordinario éxito de público en Francia, estando 10 semanas consecutivas como nº1 de taquilla, con más de 18 millones de espectadores. Como resultado es uno de los films más taquilleros de la historia de Francia. Así mismo, a fecha de abril de 2012 y habiendo recaudado más de 312 millones de dólares, se convirtió en el film de habla no inglesa más taquillero de la historia del cine, habiendo repetido nº1 en países como Alemania o España.
Altamente recomendable para todos los públicos y mucho mas en los tiempos que corren donde la pérdida de valores es una de las causas principales de la crisis y la decadencia de la sociedad actual.

martes, abril 03, 2012

Del pinsapo de la Escalereta al cerro Alcazaba (parque natural sierra de Las Nieves)


Entorno: vertiente suroeste parque natural sierra de las Nieves.
Pueblo mas cercano: Parauta
Punto de encuentro: venta El Navasillo
Cómo llegar al punto de encuentro:
Una vez que entramos en el parque sierra de las Nieves, desde el punto kilométrico (aprox.): km 13 de la carretera Ronda-San Pedro en dirección al camping Conejeras, manteniéndonos en todo momento por la pista principal que en apenas 500 m deja de estar asfaltada, para mantenerse como pista terriza, conduciendo en todo momento por el ramal principal de la misma unos 5 km mas allá dejamos a nuestra derecha la entrada al alojamiento rural del cortijo de la Nava, a los pies del cerro Alcojona, que ya vemos a la derecha y un par de kilómetros después tras varios zig-zags muy cerrados y con empinadas pendientes llegamos a un cruce en forma de “Y” que de tomar a la izquierda nos llevaría al cortijo de Quejigales, tomando nosotros el ramal de la derecha, dirección Tolox, llegando unos 3 km después al lugar conocido como Llano de la Laguna con numerosos paneles informativos desde donde podemos empezar esta ruta, o bien continuar por la pista un par de kilómetros mas allá dirección Tolox, hasta llegar aa laa majada de Juan Agüera tal y como comentamos en la descripción de la ruta. la pista, aa fecha marzo 2012, se mantiene razonablemente bien para cualquier tipo de turismo, siempre y cuando no se trate de coches excesivamente bajos.
Distancia aprox.  14,6 km
Desnivel aprox.  subida 998 m
Desnivel aprox.  bajada 1.006 m
Punto de partida: Llano de La Laguna (1.190 m)
Punto mas elevado: cerro Alcazaba (1.689 m)
Tiempo aprox. 6 horas
Nivel dificultad: alto por la fuerte pendiente del primer tramo de ascensión a las lomas del cerro Alcazaba.
Tipo suelo: sendero pedregoso, pista terriza en buen estado y lomas con bastantes lascas sueltaas.
Tipo de recorrido: sendero del Pinsapo de la Escalereta y posterior ascensión al cerro Alcazaba tienen inicio y final lineal con la parte central circular.
Fecha: sábado 31 de marzo de 2012
Participantes: Carlitos "El Poeta de las cumbres", Jorge "Aterriza como puedas", Ilse "la gacela de la Selva Negra", Juan Antonio Villalba "El Corsario de sierra Almijara", Eduardo "El Padre carras" y un servidor: Juan Ignacio Amador
Mapa: Editorial Penibética, parque natural sierra de Las Nieves
Breve descripción del recorrido:
En un principio teníamos en mente realizar la doble ascensión Alcazaba y Torrecilla, encarando directamente la primera ascensión desde la majada de Paco Agüera, sin embargo, ante la incertidumbre de cómo estaría el carril desde el Llano de La laguna en adelante, decidimos aparcar los coches aquí y como la ruta, tampoco parecía muy larga, ya puestos decidimos realizar primero el entrañable sendero del Pinsapo de la Escalereta, todo un monumento natural del parque, junto con el pinsapo del puntal de la Mesa, también conocido como pinsapo de la Falsa Escalereta, que aunque queda fuera de este sendero, bien merece la pena visitarse por la corta distancia a la que queda, siendo punto obligado de paso para quien decida realizar la ascensión al cerro Alcojona o Alcor.
Comentar que ambos pinsapos tienen mas de 350 años de antigüedad, superando en ambos casos los 25 m de altura y un tronco de mas de 9 m de diámetro. Todo un espectáculo para los amantes de la botánica y la Naturaleza en general. Por otra parte comentar que el sendero del pinsapo de la Escalereta, se mantiene con un perfil prácticamente llano o de pendientes muy suaves ideal para realizarse con niños y además nos permite disfrutar de unas panorámicas envidiables de los cerros Alcazaba y Torrecilla que ya veíamos al noroeste de nuestra posición, pero un cielo cubierto de nubes desde primera hora de la mañana y un goteo intermitente, nos obligaba a tener ciertas dudas sobre si podríamos conseguir el doblete en aquella jornada de incierto pronóstico meteorológico.
Al regresar al Llano de la Laguna, donde teníamos estacionados nuestros vehículos nos encontramos con Jorge “Aterriza como pueda” que ya había avisado de que llegaría tarde. Habiendo sido ideal el agradable y cortos sendero de la Escalereta para reencontrarnos en este punto y ya una vez todos juntos, iniciamos la caminata propiamente dicha desde aquí por la pista que se dirige hacia Tolox y que precisamente en el tramo que viene a continuación nos muestra una de las perspectivas mas espectaculares del parque como son los tajos y laderas de la vertiente sur de Las Turquillas Altas (bajo estas líneas).
y el cerro Alcazaba, ocultando parcialmente al Torrecilla (en la imagen de abajo).
con la cabecera del cambullón de Vélez en todo momento a nuestra derecha, paisaje de alta montaña que hace muy amena la caminata de unos 2 km que en suave descenso nos lleva hasta la “majada de Paco Agüera” 
una especie de corral, junto a una casa de piedra (foto de arriba) que queda justo a la derecha del camino, donde este describe una cerrada curva hacia la izquierda, que es justo el lugar donde abandonamos la pista remontando un pequeño talud junto a un pino cuyas raices han quedado parcialmente al descubierto por la erosión del terreno. 
Mientras iniciamos la ascensión por el tenue sendero de cabras que tenemos a la izquierda y que después de pasar junto a un pequeño depósito de agua pintado de verde, se abre paso en permanente ascensión entre un bosquete de pinos y sabinas de un tamaño espectacular junto a las que vamos pasando.
 
Aunque la senda a veces se puede perder con facilidad, como norma general nos mantendremos en todo momento sobre la parte mas alta de la loma por la que vamos ascendiendo, sin desviarnos excesivamente a media ladera bien por la derecha o por la izquierda, en cualquier caso mientras vayamos subiendo vamos bien. 
A la izquierda, ESTE, las vistas hacia Las Turquillas Altas son impresionantes, al igual que al echar la vista atrás con los cerros Alcojona y Abanto, 
que forman la orquilla donde nace al arroyo de Los Quejigos, que al unirse al Cambullón de Vélez forma el famoso río Verde de Istán.
 
Tal y como los pinos van quedando atrás el terreno se hace mas agreste y empinado con abundante lascas sueltas que para nuestro compañero Carlitos “El Poeta de las Cumbres” aún en fase de recuperación de fueron convirtiendo en pesadilla y estando ya muy justo de fuerzas decidí reemprender el regreso con él. Mientras que nos despedíamos del grupo a pocos metros de una cornisa cercana ya a la antecumbre del Alcazaba donde se accede sin problemas tomando como referencia unos cuantos árboles, que parecen ser quejigos o encinas de pequeño tamaño, tras los cuales el grupo debía continuar a la derecha caminando sobre la mencionada cornisa. 
Justo en el momento en que el grupo se separaba y nos perdíamos de vista la lluvia, que por unos instantes parecía aguanieve, comenzaba a arreciar y a Carlitos le costaba mucho mas trabajo descender, intentando guiarle lo mejor posible haciendo múltiples zig-zags, por lo menos difícil dentro de un terreno que si de por sí ya es complicado en circunstancias normales, estando mojado mucho mas.
Mientras tanto nuestros compañeros recuperaban su habitual ritmo de crucero y superado ya el tramo mas duro de ascensión a partir de la mencionada cornisa, caminaban ya de forma directa hacia la cumbre del Alcazaba entre el piornal característico de la alta montaña, muy presente en la sierra de Las Nieves a partir de los 1.500 m. 
Al llegar a la cumbre del cerro Alcazaba (1.689 m), aunque la lluvia no paraba de caer al menos tuvieron la suerte de disfrutar, aunque sólo fuera por unos instantes de las vistas hacia el Torrecilla (1.919 m) al ESTE 
y de la Meseta de Quejigales al NORTE, por donde no se veía ni rastro del grupo que nuestros compañeros Vicky y Juan Antonio estaban coordinando como ruta familiar desde Quejigales.
Como las nubes empezaban a ocultar las cumbres y la lluvia no cesaba, de forma acertada, decidieron descender el cerro Alcazaba por su vertiente ESTE, hacia la cañada de Pilones, donde antes de llegar a la misma enlazaron con el sendero que discurre paralelo a la misma, quedando la cañada en todo momento a nuestra izquierda y cada vez mas alejada del sendero conforme vamos descendiendo y atravesando mas adelante el pinsapar de la Yedra:
posiblemente el pinsapar mas recóndito y desconocido de todo el parque, una auténtica maravilla de aspecto salvaje por el tremendo porte de muchos de sus ejemplares, si bien también hay algunos maltrechos mostrándonos su dramática belleza con el agreste telón de fondo de la cara sur del Torrecilla.
Superado el pinsapar de la Yedra el sendero describe un giro de mas de 90 º a la derecha de manera que lo que ya tenemos a nuestra izquierda no es la cañada Pilones, sino la cabecera del río Verde propiamente dicha y mas concretamente el lugar conocido como El Nacimiento, por encima del mismo, también a nuestra izquierda, dirección SUR podemos reconocer fácilmente la peridotítica sierra Real con el Plaza de Armas como cerro mas alto. 
Y mas bien de frente y un tanto a la izquierda, según las curvas del sendero que ya va faldeando a media ladera entre pinos, la doble joroba del cerro Alcojona o Alcor de rocas calizas y el cerro Abanto de peridotita a su izquierda. 
Hasta que finalmente el sendero devolvió al grupo a la pista aproximadamente 1 km mas allá de la “majada de Paco Agüera” en dirección Tolox, caminando de nuevo hacia dicha majada donde curiosamente llegábamos Carlitos y yo, al mismo tiempo que Juan Antonio Villalba que se había adelantado de su grupo para llegar lo antes posible al coche y poder secarse.
Minutos después llegaban Ilse, Jorge y El Padre Carras, mientras Carlitos todavía le daba gracias a Dios por caminar sobre tierra firme, repitiendo en varias ocasiones la frase de John Rambo de: “¡Dios mío, no me siento las piernas!”. Siendo muy oportuna la idea de Juan Antonio Villalba de regresar a por Carlitos en el coche de competición rallies del Padre Carras, que en estos terrenos va de maravilla, llegando el resto del grupo sin problemas al Llano de la Laguna, donde una vez secados y cambiados, salimos del parque en nuestros respectivos vehículos hacia la venta el Navasillo para darnos un pequeño homenaje de jabalí con castañas al que quiso invitarnos Carlitos por sacarlo vivo de allí. Fiel testigo de su dramático esfuerzo fueron los dos sietes tremendos que se le hicieron en el pantalón uno en el muslo izquierdo, y otro en el cachete derecho del culo que dejó boqui abierta a la señora de la venta. Aumentando el cachondeo de la habitual tertulia post ruta, donde tampoco faltó la poesía de Carlitos de cosecha propia sobre “sexo en la montaña” y otra de pablo Neruda para compensar.

lunes, abril 02, 2012

Variante circular del SL.-A 50 sendero arroyo Zambrano-cerros Jabalcuza y Palomas

Entorno: sierra Llana o Loma de Los Pajaritos, extremo oriental sierra de Mijas
Pueblo de referencia: Alhaurín de la Torre
Cómo llegar al inicio de ruta:
Curiosamente este apartado puede ser la mayor dificultad que tiene esta ruta si no estamos suficientemente atentos. Dentro de nuestra propuesta como ruta circular, vamos a dar dos posibles puntos de partida. Primeramente, vamos a explicar como llegar al panel donde oficialmente se encuentra el punto de partida de esta ruta, que en teoría sólo está planteada como lineal.
1º) Tal y como entramos en Alhaurín de la Torre dejando atrás una colección de rotondas cada 200 o 300 m con fastuosas y variadas esculturas en cada una de ellas, hay que estar especialmente atentos en el momento que dejamos atrás una rotonda con cuatro estructuras metálicas envolviendo una fuente y un campo de fútbol a nuestra derecha.
Pues bien al llegaral siguiente semáforo, nos metemos a la derecha, como si fuésemos a hacer un cambio de sentido a la altura de la antigua venta “El Alemán” que ahora es un bar de copas llamado “Shilao”. Desde éste semáforo abandonamos la carretera por donde veníamos y en suave ascensión nos encaminamos hacia la sierra llegando a una calle que pronto de bifurca en forma de “Y”, tomando el ramal de la izquierda hasta situarnos a la altura de un pequeño parque donde se encuentra el panel que oficialmente es el inicio del “SL.A-50 sendero arroyo Zambrano-pico Jabalcuza”, al que se llega continuando por esa calle hacia arriba.
Ésta es la opción ideal, si lo planteamos como ruta familiar, grupo escolar o personas no acostumbradas a rutas de cierta dificultad. Sin embargo, existe una segunda opción que la hace mucho mas interesante para amantes de la montaña, acostumbrados a rutas cañeras. Cuyo punto de partida explicamos a continuación.
2º) Tal y como entramos en Alhaurín de la Torre, al llegar a una rotonda con una gran esfera compuesta de teselas de estilo gaudiano, giraremos a la derecha, llegando a un MERCADONA que hace esquina frente a una rotonda, 
donde giraremos a la izquierda, dejando aa nuestra derecha un kiosko y a continuación una pista polideportiva, tras la cual debemos tomar la primera calle a la derecha donde vemos una placa que nos anuncia “Urbanización pueblo cortijo” .
Subiendo recto por toda esta calle hasta el final, llegaremos al inicio de la ruta que os proponemos, se trata de una pista de cemento con una cadena que impide el paso de vehículos. 
Para que no haya dudas, justo al inicio de esta pista de cemento, hay una casa color salmón flanqueada por un cuidado muro de piedra, junto al cual podemos dejar nuestro vehículo.
Distancia aprox.  6 km
Desnivel aprox.  subida 490 m
Punto de partida: Casa color salmón junto a la pista de cemento (180 m)
Punto mas elevado: cerro Jabalcuza (609 m), cerro palomas (599 m)
Tiempo aprox. 3-4 horas según paradas y ritmo de la marcha.
Nivel dificultad: versión lineal medio-bajo, versión lineal medio.
Tipo suelo: sendero terrizo y en la parte alta muy pedregoso con zona de lapiaz en los alrededores del cerro Palomas.
A tener en cuenta: el tramo de ascensión que proponemos en esta versión circular tiene un par de pasos aéreos no recomendables para personas con vértigo y aunque cortos tiene algunos repechos muy exigentes para personas no acostumbradas a caminar en montaña.
Tipo de recorrido: lineal o circular según la versión que escojamos.
Mapa: El que se muestra en el panel oficial del SL-A 50, facilitado por el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre.
Fecha de realización: viernes,  30 de marzo de 2012
6 Participantes: Irene, Juan Antonio Villalba “El Corsario de sierraa Almijara”, Valentín “El Rey de la Montaña”, José, Juan “El Confesor de la Reina” y un servidor: Juan Ignacio Amador.
Breve descripción de esta versión circular: cerros Jabalcuza-Paloma-arroyo Zambrano
Una vez que ascendemos por la mencionada pista de cemento que viene a morir unos 50 m mas allá junto a lo que parece ser un depósito de agua, nos adentramos en un sendero que en sus primeros compases alterna tramos llanos con suaves pendientes que siempre serán en su vida. A nuestra derecha veremos un ramal de sendero que ignoraremos porque por ahí será el lugar donde regresaremos. 
Para evitar cualquier duda, nuestro sendero se dirige de forma muy directa hacia el pie de monte, caminando entre un mar de jaguarzos, cantuesos, romero, tomillo, hinojo, matagallos, las sempiternas aulagas que a veces alcanzan una altura espectacular y una gran variedad de florecillas que siempre aportan a la sierra el encanto y la belleza de las pequeñas maravillas del camino como por ejemplo las mágicas orquídeas a poco que estemos atento a la orilla del camino.
Conforme vamos avanzando el sendero se va estrechando y el contacto con el matorral que en ocasiones casi nos oculta el camino a seguir hace recomendable el uso de pantalón largo. Al poco de iniciar la ruta, ya podemos  recrearnos con unas vistas privilegiadas sobre Alhaurín de la Torre y la Hoya de Málaga, vistas que se irán ampliando conforme vamos ganando altura. 
Poco a poco el sendero se va desviando ligeramente a la derecha (suroeste), buscando enlazar con el cordal de esos grandes farallones calizos hacia los que nos vamos acercando, mientras mas de uno se preguntará, “cómo caño vamos a continuar subiendo por ahí”.
Para los aficionados a las trepadas estas paredes no ofrecen ninguna dificultad, es mas pueden resultar incluso divertidas. Pero sin necesidad de trepar, al llegar al primer espolón calizo el mejor paso lo encontramos por una especie de repisa a la derecha con una caída impresionante hacia el angosto valle por donde discurre el arroyo Zambrano, de hecho podemos ver allí abajo, a nuestra derecha algunos tramos del “SL.A-50 sendero arroyo Zambrano-pico Jabalcuza” perfectamente dibujados. 
No obstante, este paso, aunque un tanto aéreo, tiene mas de un metro de ancho y con la debida precaución se pasa sin ningún problema. De hecho antes de darnos cuenta ya estamos ascendiendo de nuevo entre grandes roqedos que aportan gran sensación de seguridad, sin mayor dificultad que la del esfuerzo propio del desnivel a superar.
Conforme hemos dejado atrás la zona de pinos, el esparto, los palmitos, los gamones y otros matorrales anteriormente mencionados van colonizando progresivamente el paisaje por el que estamos ascendiendo. Algunos acebuches parecen desafiar la gravedad al borde de los tajos y tajillos que aún debemos superar. 
En esta segunda ocasión, podemos afrontar una escalonada trepada o rodearlo por la izquierda, ya con el sendero bastante mas perdido, prácticamente campo través, pero sin peligro alguno, hasta que antes de darnos cuenta ya estamos muy cerca del espolón conocido como mirador del cerro Jabalcuza.
Al que llegamos sin ninguna dificultad ante la mirada atónita de un grupo de estudiantes de 2º de la E.S.O. que acompañados por sus profesores, se preguntaban “cómo coño habríamos subido por allí” y es que la verdad una vez en el mirador del Jabalcuza.
Que dicho sea de paso nos ofrece unas vistas espectaculares de Alhaurín de la Torre y todo su entorno, cuesta imaginarse que pueda haber un sendero que descienda por donde hemos subido, de hecho el último tramo es campo través. 
De ahí el motivo por el cual la mayoría de la gente que llega al mirador del Jabalcuza, regrese sobre sus pasos por la ruta lineal de toda la vida.
Después de dejar atrás el mirador del cerro Jabalcúza (609 m), se llega al punto mas alto de este cerro que por encontrarse mas hacia el interior de la kasrstificada meseta por donde ahora vamos a caminar nos ofrece menos vistas a nuestro alrededor. No obstante, la entrada de una sima, que queda al lado del sendero añadirá otro punto de interés a nuestro recorrido. 
El siguiente hito al que llegamos es el vértice geodésico del cerro Palomas (599 m), situado a unos 800 m al sureste del cerro Jabalcúzar, donde también volvimos a coincidir con este grupo de estudiantes. 
Una vez en el vértice geodésico del cerro Palomas, lo suyo es continuar caminando por el lapiaz, unos 200 dirección este, para asomarnos, con la debida precaución, al filo de los magníficos tajos que se aprecian perfectamente desde toda la zona de Torremolinos que ahora veremos allí abajo a nuestros pies, 
con la prolongación de Benalmádena Costa hacia el oeste y toda la bahía de Málaga hacia el este con el telón de fondo de las sierras Tejeda y Almijara, e incluso Sierra Nevada por encima de éstas si la claridad del día lo permite.
De vuelta sobre nuestros pasos hacia el vértice geodésico del cerro Palomas, continuamos por el sendero en dirección oeste, iniciando el descenso propiamente dicho para llegar unos 400 m mas allá al denominado “puerto del Canuto” cuyo nombre siempre se presta al cachondeo, pero que en realidad hace referencia a la forma de embudo o canuto que tiene la cabecera del arroyo Zambrano por donde vamos a descender a continuación. 
No obstante, al llegar a este puerto se presentan ante nosotros tres opciones: si giramos a la izquierda, dirección sur comenzaríamos la bajada hacia Torremolinos (PR.A-172). De frente en dirección predominantemente oeste, continuaríamos por un sendero de perfil ondulante  hacia el Mirador del Lobo y cerro del Calamorro. 
O bien girar a la derecha, dirección noroeste, para continuar descendiendo por el “SL.A-50 sendero arroyo Zambrano-pico Jabalcuza” que será nuestro camino a seguir.
En mi modesta opinión, uno de los senderos mas bonitos que existen en las sierras litorales de la vertiente occidental de la Costa del Sol y curiosamente uno de los mas cercanos a Málaga capital, que a pesar de su cercanía geográfica con el bullicio de la costa y de la capital, nos traslada a un pequeño universo de paz y gran belleza paisajística con algunos tramos que nos hacen sentir como en el interior de un cañón formando por tajos mas característicos de la alta montaña, que de una sierra teóricamente modesta en altura como es esta. 
Relativamente pequeña en altura, pero insistimos grande en belleza y rica en fauna y flora donde a las especies mencionadas podemos añadir: acebuches, algarrobos, hiedras y zarzamoras, entre otras muchas. Siendo las especies mas representativas en el apartado animal: la cabra montesa, jabalí, tejón, gineta, comadreja, zorro, erizo, lirón, musaraña, salamandra, águila real, halcón peregrino, búho real y otras aves rapaces como el cernícalo.
A mediación del descenso justo antes de llegar a una gran roca desprendida de la pared que tenemos a la izquierda, sale un ramal precisamente a la izquierda que nos lleva a una especie de balcón natural mostrándonos nuevas perspectivas del entorno. Poco después llegamos a mi zona favorita del recorrido donde el sendero describe una amplia curva hacia la izquierda, mostrándonos una perspectiva preciosa de parte de Alhaurín al fondo, encajonado entre los tajos que tenemos a ambos lados, pudiendo disfrutar en este punto de un paisaje típicamente de alta montaña, que te hechiza aún mas por el frescor y la frondosidad que te rodea por todas partes, siendo este un paraje que rebosa vida por todas partes.
Conforme vamos descendiendo la pendiente se va haciendo mas suave y después de cruzar el arroyo Zambrano en varias ocasiones, que generalmente siempre va seco, llegamos a la antigua zona de acampada, ubicada en un pinar muy llano, donde antaño había un montón de troncos apilados, que también solía ser zona para barbacoas, antes de estos tiempos en los que por desgracia la proliferación de incendios ha llevado a prohibir la vieja práctica de la acampada libre y a hacer barbacoa sólo en zona especialmente preparadas para ello, por no mencionar la cantidad de basuras que tantas veces nos hemos encontrado arrojadas en medio de paisajes idílicos por culpa de gente sin conciencia.
Abandonamos este pequeño llano donde abundan los pinos, a través de una pequeña rambla arenosa que de nuevo nos conduce al arroyo para volverlo a cruzar, quedando ahora éste a nuestra izquierda, sin que ya lo volvamos a cruzar, de hecho debemos estar atentos, porque muy pronto, tomaremos un difuminado ramal de sendero 90º a la derecha por el que abandonaremos el sendero principal, tomando ahora dirección este, para faldear la ladera caminando entre los pinos que abundan al pie de esta sierra, llevando a nuestra izquierda algunas de las casas que están mas cerca del pie de monte, hasta enlazar con la pista de cemento que mencionábamos al inicio de la descripción. Completando así esta pequeña, pero muy entretenida ruta circular de 6 km que además de entretener y permitirnos disfrutar de la Naturaleza, puede ser un buen entrenamiento para los amantes de la montaña que vivan por esta zona.