lunes, febrero 04, 2013

VII Travesía de Montaña: TRANSMIJEÑA 2013

Lema: Comienza el día descubriendo rincones mágicos de Alhaurín El Grande, crestea toda la Sierra de Mijas hacia Levante, desciende hasta Benalmádena contemplando el atardecer con Fuengirola hacia poniente y el Medietrráneo a tus piés.
Lugar y hora de encuentro: A las 8.00 (ya desayunados) en el aparcamiento del Templo Budista de Benalmádena.
Recorrido aprox: 25,5 Km.
Dificultad: Alta por la distancia, desnivel acumulado y terreno abrupto en algunos tramos de la divisoria de aguas de la sierra.
Ascenso acumulado: 1.200 m
Altura máxima: Pico Mijas (1.150 m)
Tipo de ruta: Travesía 
Tipo de terreno: sendero pedregoso y o arenoso 70% (pintado de verde o amarillo y blanco en el caso del PR.A-171, continúa en mapa 2) tramos de divisoria de agua campo través o con sendero poco marcado 20% (trazos color rojo), pista forestal 9% (trazo ancho en color marrón).1% carretera, junto a los repetidores (pintado de negro).
25 Participantes (en total): a la hora prevista en el Templo Budista llegaron: Desde Ronda: Herminia “La Centella de la Cuesta de O Cebreiro” y Jorge “Aterriza como puedas”, impresionantes montañeros todo terreno, además de magníficas personas. Desde Casarabonela: Juan “El Coloso de Casarabonela” y Lourdes Del Río que siete años después en el mismo sitio a la misma hora repetían la aventura de la primera edición, con su impecable y glamouroso estilo juvenil de modelo DECATHLON de siempre. Desde Alhaurín El Grande:  Nuestro anfitrión Antonio Francisco Gallego “La Locomotora de Alhaurín”. Desde distintos puntos de La Costa del Sol: Patri “La Chica que miraba a las estrellas”, Migue “El Hombre que sabía demasiado” y Juan Antonio Mena “El Elfo de la Malagueta” que al igual que Lourdes y Juan volvían a estar presente fieles a la cita y a no perder las buenas costumbres. Fieles amigos donde los haya cuya amistad va ganando solera con el paso de los años como los buenos vinos.
Se estrenaban en esta travesía: Vicky “La Princesa Druida” que empezaba la jornada algo dubitativa con su caminar tranquilo, pero que poco a poco se fue enganchando al ritmo y aliada con los duendecillos del bosque, fue cabeza de grupo en varios tramos de la ruta. Al igual que el muy combativo Paco Jaime “Catavinos”, extramotivado tras el encuentro con su hijo Fran y mucho mas cuando pasamos a su vertiente mijeña, donde ya era él quien jugaba en casa. Como siempre en el grupo de escapados, Ilse Bullerdieck que en cada ruta hace bueno su apodo de “La Gacela de la Selva Negra”, así como un inconmensurable ,Juan Antonio Villalba “El Corsario de Siertra Almijara” en un estado de forma física IMPRESIONANTE, tan solo superado por Valentín en sus mejores tiempos y siempre dispuesto a echar una mano en cualquier momento de duda o dificultad en cabeza de grupo, pues el fue el coordinador de la versión XXL de la travesía completa de la Sierra de Mijas desde Churriana hasta el Puerto de Los Pescadores en abril 2012. Con la ilustre compañía de Eduardo González  el mítico “Profeta del tajo Gómer” y uno de los últimos fichajes de P.L. en el mercado de invierno: Pepe Arroyo (nuevo socio Nº350). Y por último un servidor: Juan Ignacio Amador alternando la cola con la cabeza de grupo.
Al llegar a Alhaurín ya nos estaban esperando: Fabiola “La Luciérnaga del Chíllar” (del Club de Senderismo 17, de Vélez Málaga) posible fichaje del mercado de invierno, que sobrevivió a la gigantesca circular de 40 km, nocturno-diurna el pasado mes de enero´13, que organizó el Corsario de Sierra Almijara en su escenario favorito. Además de los siguientes amigos de “La Locomotora” también de Alhaurín y que por lo tanto jugaban en casa: Fran “Billy El Niño”, Adolfo “El Sherlock Holmes cacereño”, “El León”y Salva el de “Los 101 en 13 horas”.
Mas allá del cerro de La Media Luna se unieron a la travesía: El Doctor Leal, escoltado por su hijo Alberto, junto con su mujer Auro “La Psicoanalistaa”, Ana “La Venus de Botticcelli” y Guillermina “la Señorita Rotermeyer”.
6 Bajas en los días previos: José Antonio Luque, Jacobo Salvado Platero, Francisco Gómez Luy, Celia, Mª Teresa, Manuel Palomo
A tener en cuenta:
1º) Hay que ir bien provistos de agua porque salvo en la Fuente del Acebuche al inicio no hay fuentes en todo el recorrido. Y si se tiene ocasión conviene dejar varias garrafas el día antes en algún punto del itinerario que podría ser el puerto de Las Grajas o la curva de la carretera que sube a Los Repetidores y que pasa a pocos metros del sendero que va del cerro de La Media Luna al cerro Castillejos.
Posibles Puntos de fuga en caso de necesidad:
Puerto de la Encina (Km. 7)
Puerto de Málaga (km. 9)
Puerto de la Media Luna (km. 11)
Paso por la carretera de los repetidores (km. 15)
Básicamente la podemos dividir en tres partes que de forma un tanto resumida quedaría de la siguiente manera.
Bibliografía: Todos los datos de la 1ª parte de la ruta han sido aportados por nuestro anfitrión Don Antonio Francisco Gallego Cardenas “La Locomotora de Alhaurín”, siendo la crónica de Juan Ignacio Amador.
Fotografías: Juan Ignacio Amador, con algunas aportaciones de los dos Juan Antonio: Mena y Villalba, mas la mano experta de Eduardo González “El Profe” en las fotos de grupo.
1ª parte: Ascensión al Pico Mijas desde Alhaurín El Grande
Partiendo de la rotonda del Camino del Arquilla, en las inmediaciones de la Avenida de La Libertad (zona sur de la localidad de Alhaurín El Grande) y guíados por la mano experta de nuestro anfitrión Don Antonio Francisco Gallego Cardenas “La Locomotora de Alhaurín” magnífico montañero y mejor persona con grandes valores en peligro de extinción en estos tiempos adversos. Encaminamos nuestros pasos hacia los pies de la sierra por el camino de Montánchez, que pasa cerca de la finca La Cueva, entre campos de olivos y almendros en flor que ya ponían las primeras notas de color a una jornada que prometía grandes sensaciones. 
De hecho nada mas dejar atrás los mencionados olivos y almendros, cruzábamos una modesta pero preciosa cañada, junto a la que avanzamos paralelo, llevando ésta a nuestra derecha y unos roquedos marcados por el fluir de sus tobas calcáreas a nuestra izquierda donde disfrutamos del primer hito del recorrido:
La Cueva de Los Areneros, típico lugar que no aparece en los mapas topográficos a pesar de su encanto. Donde hicimos la primera parada obligada para visitar su interior con una entrada de poco mas de un metro de ancho pero con mas de 8 m de altura y una profundidad de unos 15 m. Finalizada la visita continuamos la misma trayectoria, tomando inmediatamente después un ramal de sendero escalonado, pero muy empinado, por el que nos adentramos en el gran pinar de repoblación que le da un intenso color verde oscuro a toda la vertiente norte de la Sierra de Mijas (llamada aquí de Alhaurín, lógicamente, pues al fin y al cabo a ella pertenece toda su vertiente norte desde la divisoria de aguas que es el límite de los términos municipales entre ambas localidades).

Al entrar en el bosque de pinos nos desviamos unos centenares de metro en dirección norte (izquierda en el sentido de nuestra marcha) para asomarnos al lugar donde un cortafuegos forma un gran escalón que sirve de privilegiado mirador sobre la población de Alhaurín El Grande y gran parte del Valle del Guadalhorce, con las Sierras Prieta, Cabrilla y de Las Nieves al fondo, pudiendo distinguir perfectamente las localidades de Casarabonela, Alozaina y Yunquera. Teniendo justo a nuestros pies la anteriormente mencionada finca La Cueva, este improvisado mirador fue el lugar escogido con buen criterio por La Locomotora de Alhaurín, para hacer una breve introducción de la Travesía y ya puestos comentarnos algunas cosillas de su pueblo.
Como por ejemplo, que Alhaurín El Grande, está situado a una altura de 326 msn, con un clima de suaves inviernos y cálidos estíos, con más de un tercio de días de sol al año. En la actualidad cuenta con unos 24.000 habitantes lo que la convierte en la decimo tercera población con mas habitantes de la provincia. Y en ella han buscado inspiración escritores ilustres como Washinton Irving o Antonio Gala. 
Finalizada la charla regresamos sobre nuestros pasos unos 200 m para rodear unas cuantas cajas de colmena que se encuentran situadas en medio del cortafuego por el que teóricamente se debe reanudar la marcha, unos 500 m, dirección sur y ladera arriba, cruzándolo a continuación hacia el ESTE, para enlazar con la primera pista forestal que durante un trecho se mantiene paralelo al tendido eléctrico, a partir de aquí, empezamos a coincidir con numerosos ciclistas hasta La Bola del Pico Mijas inclusive. No obstante, rápidamente abandonamos esta pista, para progresar por el sendero del circuito de bicis de descenso  en memoria a José Briales “El Pantera”, enlazando mas arriba con una segunda pista forestal, que al poco tiempo abandonamos, para remontar un trecho de unos 50 m de desnivel, ladera arriba por en medio del pinar hasta llegar a la recóndita entrada de la Mina de los Tres Correos:
antigua mina de galena, por cuya recta galería de entrada algunos avanzaron hasta mas de 40 m linterna en mano, llegando muy cerca del primer ramal que se encuentra a la derecha, pero no podíamos dedicarle mucho tiempo, porque como aquel que dice la travesía no había hecho mas que empezar. 
De regreso a la pista retomamos dirección ESTE, dejando a nuestra izquierda la Fuente de la Virgen o de La Pisá de La Mula, precioso enclave que rezuma agua y humedad, donde la curva de la pista, está construida sobre un elaborado murete de piedra, que no será el último que veamos en esta primera parte del itinerario. La siguiente cañada con la que nos cruzamos es la cañada de las Palomas, estas cañadas están todas orientadas hacia el norte y albergan rincones de gran belleza en sus zonas de umbría, justo después de esta cañada abandonamos definitivamente la pista, tomando un senderito ladera arriba, que en menos de 50 metros nos lleva a las dos casas del Guarda Forestal. Aprovechando la escalera frontal de la vivienda principal para hacernos la primera foto de grupo de la jornada, que instantes después repetiríamos en la muy cercana la Fuente del Acebuche (500 msnm)
En cuyo fondo reposaba plácidamente un grupo de renacuajos que fueron fotografiados muy de cerca por la cámara acuática del “Corsario de Sierra Almijara”. 
En este lugar aprovechamos para dar un primer trago de agua sin necesidad de empezar la que ya llevábamos cada uno y de camino advertir que a partir de aquí había que empezar a caminar con un ritmo mas vivo para que no nos pillara la noche antes de llegar al final previsto del recorrido. De hecho se puede decir, que éste fue el punto de partida de la primera edición de La Transmijeña en 2006, sin haber pasado por ninguno de los hitos mencionados hasta ahora, que de por sí, ya son lo suficientemente interesantes para formar parte de una futura ruta familiar.
Desde la Fuente del Acebuche, tomando el sendero, que desde allí mismo parte en dirección ESTE, conocido como el sendero de la Cara Los Tajos, por el que nos adentramos en un tupido bosque de pinos. Aprovechando la ocasión para felicitar al Ayuntamiento de Alhaurín El Grande por el impecable mantenimiento de este sendero que figura en su inventario como un SL (sendero local), sobre el cual suelen caer con cierta frecuencia algunos pinos en días de fuertes lluvias o jornadas de mucho viento como el que de hecho estábamos viviendo. Al poco de dejar atrás La Fuente del Acebuche, llegando desde atrás, corriendo y sin mochila, venía Salva “El de los 101 km en 13 horas”, buen amigo de “La Locomotora”, ¡que ya había pasado corriendo para buscarnos por El Puerto de la Encina! Y comenzaba su 2º bucle acompañándonos un ratillo hasta llegar al mismo punto, mientras se entrenaba pata un trail que tendrá lugar en Alhaurín El Grande de 22 km y estando el 700 en la lista de espera de la próxima edición de Los 101 km de Ronda, a pesar de haber enviado su preinscripción 2 horas después de abrirse el plazo. 
Aproximádamente un kilómetro mas allá de la Fuente del Acebuche, llegamos a
Los Petroglifos, popularmente conocidos como Piedra de Los Marcianos,  
que en la actualidad puede pasar muy fácilmente desapercibido por encontrarse parcialmente oculto por una yedra a unos 3 m a la izquierda del sendero (ver foto). 
Poco después el sendero atraviesa el cortafuegos del pino solitario y justo antes de dejar atrás la compañía de los pinos hicimos otra parada táctica para un breve avituallamiento y prepararnos para recibir la caricia del fuerte viento que a rachas soplaría con fuerza a lo largo de la jornada, empezando a girar, poco a poco de forma paulatina unos 160º a la derecha, hasta reorientarnos en dirección SUROESTE.
Empezando a trazar una gran herradura, pasando al pie de Los Tajos del Horno que le aportan gran belleza a este precioso tramo del recorrido que tras dibujar varios zig-zag, 
nos lleva hasta un paso con cadena tras el cual llegamos al extremo oriental de estos tajos conocidos localmente como La Nariz del Buey. Lugar estratégico del recorrido donde giramos a nuestra derecha, para seguir ascendiendo, cambiando la dirección ESTE, por la SUR, para ello caminaremos al pie de los tajos, siguiendo los puntos rojos que nos indican el camino a seguir, afrontando una dócil trepada y posterior bajada escalomnada sobre roca que nos sitúa en el sendero arenoso que discurre en paralelo a la Cañada de La Dehesilla y que en a penas kilómetro y medio en suave pendiente nos sitúa en el puerto de La Encina(929 msnm), buen lugar para realizar una parada táctica antes de encarar el zigzagueante sendero arenoso, fruto de la descomposición de los mármoles fragmentados que componen gran parte de las sierras litorales de Málaga que nos llevan a el Llano del Conejo ya en la antecumbre.


Una de las peculiaridades que tiene este último tramo de ascensión hasta La Bola es la cantidad de ciclistas (mountain-bike) con los que nos podemos cruzar, incluido Fran, el hijo de Paco Jaime, que venía descendiendo con varios amigos. 
Tras breve charla con él, llegábamos al mencionado Llano del Conejo, desde donde se toma el tobogán arenoso que nos deja a tiro de piedra de La Bola (Estación Meteorológica), que corona el Pico Mijas (1.150 msnm), punto mas alto de nuestro itinerario y de la sierra, donde como no podía ser de otra manera y cumpliendo una vez mas la tradición nos hicimos la foto de grupo, volviendo a ser su autor Eduardo “El Profe”.
Ni que decir tiene, que desde este momento y hasta el final de la jornada, empezamos a disfrutar de magníficas panorámicas sobre el tramo de litoral costasoleño que va desde Málaga capital hasta Calahonda al SUR:
con un paisaje donde predomina el azul del Mediterráneo, en contraste con el celeste del cielo, el verde intenso de los pinos, las distintas tonalidades de matorral, la rocas y la infinidad de piedras de tono grisáceo y blanquecino sobre las que empezamos a caminar a partir de aquí. 
Después de haber disfrutado de magníficas vistas de la sierra de Las Nieves (NOROESTE), sobre el cordal occidental de la Sierra de Mijas, con la recientemente incendiada Sierra Negra y Alpujata a la izquierda (OESTE). Málaga capital, junto con los Montes de Málaga, y Sierra Tejeda y Almijara hacia la Axarquía y en días despejados Sierra Nevada, pero en esta ocasión un frente de nubes nos taparía su visión hasta horas mas tarde. 
2ª parte: del Pico Mijas a Los Repetidores del cerro del Moro
Una vez regresamos sobre nuestros pasos descendiendo por el tobogán arenoso, tomamos un desdibujado ramal de sendero a la derecha (SUR), que soltamos inmediatamente para tomar otro, mucho mas desdibujado muy cerca de la divisoria de aguas, pero unos cuantos metros ladera abajo, hacia la vertiente de la solana (SUR), que será la tónica general que debemos continuar hasta nuestro siguiente hito. Se trata del tramo mas intuitivo de la ruta. 
De vez en cuando algunos hitos de piedra, viejas placas oxidadas de coto de caza y restos de pintura nos indican que vamos por buen camino. Pero si no las vemos no pasa nada, siempre y cuando avancemos cerca de la divisoria de aguas. A pesar de que es una sierra muy transitada por senderistas los pocos restos de sendero que nos encontramos están muy poco marcado, porque es una zona que se presta a que cada uno la haga por donde mejor pueda, pero obviamente debemos aprovechar cualquier resto de sendero, siempre y cuando nos mantenga cercanos y en paralelo a la crestería, porque la enorme cantidad de piedra suelta, el matorral de aulaga, restos de raíces y ramas secas de chaparros víctimas de incendios y abundantes coscojas puede dificultar nuestra progresión en algunos puntos. Si bien con un mínimo de experiencia en montaña se superan sin mayor dificultad. Por aquí se pondría a comandar el grupo Paco Jaime “El Mijeño” que por eso de jugar en casa conoce el terreno como nadie, si bien eran varios los compañeros que habían pasado recientemente por aquí especialmente: Herminia, Jorge, Patri, Migue y Juan Antonio Villalba en la maratoniana travesía que este último organizó en abril de 2012 desde Churriana hasta el Puerto de Los Pescadores por toda la divisoria de aguas de la Sierra, pero en sentido contrario, caminando ahora sobre los pasos recorridos diez meses atrás. Llega un momento que empezamos a ver a nuestra derecha los amplios zig-zags que dibuja el sendero que sube desde la ermita de Mijas hasta el puerto de Málaga:
Al que llegamos directamente, unos 2 km después de haber dejado “La Bola” a nuestra espalda. Lugar donde hicimos una breve pausa de reagrupamiento, ungüentos varios para la rodillas y ya puestos tomando el ramal, que también en dirección ESTE, nos llevan hasta el cercano Pico Málaga (1.045 msnm).
Desde donde comenzamos a disfrutar de unas vistas privilegiadas sobre el cordal de sierra que aún nos queda por recorrer. A diferencia de la 1ª edición en la que regresamos sobre nuestros pasos al Puerto Málaga y desde allí regresábamos a la pista que faldea la cara norte de la sierra.
En esta ocasión a propuesta de un muy combativo Paco Jaime, escoltado en todo momento por una aún mas combativa Herminia, proseguimos campo a través por la vertiente este del cordal que que en dirección NORTE, parte del mismo Pico Málaga, de manera que al igual que en la mayor parte del tramo de divisoria de aguas caminábamos con la pierna derecha bastante mas baja que la izquierda y por un terreno muy irregular, 
aunque sin afrontar ningún paso peligroso, eso sí bastante incómodo, hasta alcanzar las primeras líneas de un bosquete de pinos, aparentemente impenetrable, que primero faldeamos, haciendo algún que otro cuerpo a tierra para evitar engancharnos con alguna rama baja, hasta que poco a poco las ramas nos permiten lanzarnos ladera abajo cual moto jet en el Retorno del Jedi.
Esquivando todo tipo de ramas y troncos hasta que por fin llegamos a la mencionada pista que faldea toda la vertiente norte de la Sierra de Mijas. 
Donde ¡por fin! pisamos tierra firme y terreno muy dócil, ideal para apretar el paso y recuperar tiempo pues la distancia por completar aún es larga y el sube y baja que nos espera es exigente, pero no sin dejar de fotografiar alguna de las maravillas del camino como por ejemplo la orquídea que aparece en esta foto (de Juan Antonio Mena). 
Se trata de un tramo de pista que al igual que el de los primeros kilómetros de travesía discurre con un suave perfil entre pino, encontrándonos con los restos de una calera a nuestra izquierda y mas adelante con dos ramales que salen a la derecha que conducen a la parte alta de la cantera de Los Arenales, que no tomaremos, debiendo mantenernos en la pista principal hasta llegar al estratégico puerto de La Media Luna.
 De manera que de tomar la pista de la derecha (SUR), nos llevaría a la parte de abajo de la mencionada cantera, y de tomar a la izquierda (NORTE) nos lleva hacia el Tiro Pichón, aunque tomando por este ramal, a unos 300 m de allí se encuentra un desvío a la derecha, que nos lleva de forma muy directa hacia nuestro siguiente objetivo: el cerro de La Media Luna (o de La Mano Blanca), que fue la opción que escogimos an la primera edición. Sin embargo, en este caso volvimos a optar por una versión diferente e inédita hasta la fecha, coger el ramal de sendero que desde allí parte en dirección ESTE (en principio directo hacia nuestro objetivo), pero que muere unos 300 m mas allá. 
No obstante, como la loma era asequible, la remontamos hasta enlazar con un cortafuego, que después de pasar junto a una calera, remontamos, hasta llegar aa su parte mas alta, para a continuación bajar por una empinada ladera hasta la plazoleta que alberga el viejo helipuerto.
Desde el que atacamos directamente el morrión rocoso, que aunque en principio se atraviesa campo a través en su base, nos facilita su ascensión por un escalonado sendero que se aclara mas adelante discurriendo por la izquierda del roquedo hasta situarnos en su parte mas alta. 
Una vez en lo alto de la loma, ya se vislumbraba en lontananza el imponente montículo de piedras sueltas que hace las veces de improvisado vértice geodésico del La Media Luna (887 msnm), popularmente conocido como el cerro de La Mano Blanca, por la mano que podemos ver tallada en el suelo a unos 2 m al sureste del montículo de piedras, que en su día estaba pintada de blanco. 
Cumbre modesta en altitud, pero grandiosa en cuanto a sus vistas y muy estratégica en lo que se refiere al cordal de esta sierra que se extiende desde Churriana hasta el puerto de Los Pescadores. Cerca de esta cumbre “El Corsario de Sierra Almijara” fotografiaba este ejemplar adulto de víbora, que afortunadamente por tratarse de un día fresco y muy ventoso se encontraba semi aletargada pero con mirada desafiante. 
A buen ritmo y con el grupo muy estirado, coronamos esta cumbre, en la que a penas hubo pausa, siguiendo las marcas amarillas y blancas correspondientes al PR 171 (Puerto de Las Ovejas-Mijas), que discurren paralelas al cordal de la sierra, al contrario que por el cordal de la parte alta de la sierra entre el Pico Mijas y el Puerto Málaga, en este caso el sendero casi siempre discurre por la vertiente norte de la umbría, se trata de un tramo precioso del recorrido que combina zonas aéreas, con otros tramos mas dóciles.
Como el bonito bosquete de pinos donde nos estaba esperando nuestro buen amigo Paco Leal, con su séquito que había estado trabajando hasta el mediodía de aquel sábado, motivo por el cual no pudo empezar desde el principio con nosotros.
Tras un muy agradable esfuerzo que todos cogimos con muchas ganas, pues quien mas y quien menos hacía rato que tenía hambre y donde no faltaron las bromas y cachondeo habitual, retomamos la marcha en dirección hacia el cerro Castillejos. Atravesando preciosos tramos de bosque donde palmitos de gran tamaños y frondosas yedras le dan un aire subtropical a este mágico rincón de la sierra. 
En el punto donde el sendero pasa muy cerca de la carretera que sube a “Los Repetidores” hicimos una pausa, para darle aa Ilse la gran sorpresa, de entregarle algo que aunque ya se le avisó en su día (y que no se le pudo hacer entrega por encontrarse en Alemania), se pospuso a la espera de una mejor ocasión, pero fueron pasando los meses y a la pobre casi se le había olvidado, cuando de repente, allí mismo, a manos de “Herminia” recibía el equivalente a “La Bota de Oro” a ¡La Mejor Senderista del Mundo, temporada 2011-12!, que en categoría masculina había conseguido Valentín “El Rey de la Montaña” que lo recibió puntualmente en persona en la Fiesta Fin de Temporada de junio´2012.
Una de las últimas citas en las que coincidió con sus queridísimos amigos de Pasos largos, antes de irse al otro Mundo. Ilse se mostro tan contenta, agradecida y eufórica que casi emocionaba verla en aquel momento, en el que también tuvo palabras de recuerdo y agradecimiento para Valentín.
Desde allí en cuestión de minutos nos plantamos en el cerro de Los Castillejos (972 msnm), última cumbre de nuestro recorrido, donde nos haríamos la última foto de grupo. Regresando sobre nuestros pasos por su último ramal de subida, para enlazar con la vecina cumbre del del cerro del Moro (961 msnm),  popularmente conocido como “Las Antenas o Los Repetidores”, visibles desde muchas zonas del interior y desde una amplia franja del litoral.
3ª parte, Descenso de Los Repetidores del cerro del Moro hasta el Templo Budista de Benalmádena
Una vez en el inicio del sendero que se encuentra situado hacia el oeste de la plataforma donde se encuentran las antenas. El grupo iniciaba el último tramo de la travesía, impresionante descenso, de casi 5 km ininterrumpidos, que comienzan con tramos rectos y aparentemente dóciles, pero que poco después se transforma en un interminable zig-zags de piedras sueltas, tan sólo apto para todoterrenos muy hechos a terrenos escarpados, pero en cualquier caso no apto para senderistas de tipo medio-bajo o que tengan las rodillas cascadas, especialmente si se trata de una contrareloj, contra la puesta de Sol. 
Ni que decir tiene que las vistas sobre Fuengirola y su pequeña bahía desde este sendero son sencillamente espectaculares, abarcando gran parte de la Costa hacia el oeste, en nuestro caso pudimos contemplar con perfecta nitidez el peñón de Gibraltar y algunas montañas de marruecos como el Yabel Musa. 
La tarde iba cayendo y la luz del día se iba agotando, como las baterías de los compañeros/as que venían mas perjudicados/as, siendo por ello normal que en estos casos, el cansancio acumulado por la tralla del desnivel y la distancia recorrida, comienza a notarse en las piernas y las diferencias entre los compañeros mas fuertes y explosivos y quienes soimos mas motor diesel se hacen enormes. 
De ahí que el grupo se dividiera en dos con los RED BULL por delante y el resto del grupo detrás escoltados por algunos FERRARIS como el Dictor Leal, Herminia, Migue o Juan Antonio Mena, haciendo de gregarios de lujo para el resto de compañeras. Los últimos metros del pedregoso e interminable sendero coinciden con la entrada de la Mina de la Trinidad(380 msnm), donde mucha gente llega ya tan castigada que a penas se molesta en echar un vistazo en su interior o agacharse a coger una piedra de mineral de ocre como pisa papeles. 
Inmediatamente después de dejar atrás la Mina de la Trinidad, se enlaza ¡por fín!, con la pista por la que completamos los dos últimos kilómetros, y poco después de dejar atrás la torreta de un tendido eléctrico, comenzamos a ver ya con las últimas luces del día la cípula dorada de “La Estupa” (El Templo Budista), a donde llegaba la primera mitad del grupo con las últimas luces del día y el resto unos 45 minutos después del atardecer para no perder las buenas costumbres, tras un descenso épico.











4 comentarios :

  1. Bonito reportaje y estupenda crónica Juani,eres un máquina.
    Pepe Arroyo, el socio 350.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por esta VII Transmijeña Juani. Es una ruta a la que le tengo un cariño especial, no solo por ser parte de Alhaurín sino porque fue aquí donde tuve la suerte de conocerte allá por el año 95. Es la única sierra que me atrevería a decir que conozco un poco; hasta papas fritas he cenado en el Puerto de la Media Luna con mis padres y mi hermana cuando éramos pequeños y había menos prohibiciones. No obstante, por mucho que visite esta Sierra, nunca dejo de descubrir cosas gracias a lo que cada nueva persona o grupo va aportando a mi vida. Por eso quisiera quedarme con esto, con el estupendo grupo de Pasos Largos que nos reunimos el sábado gracias a ti, en un ambiente sano y sincero, compartiendo fotos, tracks, comida, bebida… y todo por el simple hecho de salir al campo con amigos que comparten una misma afición, sin pedir nada a cambio. Gracias a todos y en especial a ti, por recibir siempre con los brazos abiertos a todo el que se acerca a este pedazo de grupo.
    Para lo que os pueda ofrecer, aquí me tenéis.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:28 a. m.

    Gracias al fenomenal grupo senderista que teneis por dejarme compartir un esutpendo día con vosotros. Y especialmente, gracias a La Locomotora de Alhaurín por ofrecerme la posibilidad de llevar a cabo esta magnífica experiencia para un novato como yo. Si me lo permitís, estoy seguro que repetiré de nuevo. Gracias.... El Sherlock Holmes cacereño.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita la ruta desde Benalmádena. Yo he hecho desde Churriana hasta la bola de telecomunicaciones, y fue una gran paliza, porque recorri toda la sierra de punta a punta, pero mereció la pena. Normalmente salgo desde Churriana y voy hasta la Cañada del Lobo o hasta Mijas pueblo, pero esa ruta fue increible!. Vosotros saldréis alguna otra vez? Me gustaría acompañaros.

    ResponderEliminar