martes, julio 09, 2013

ASCENSIÓN A EL SCHILTHORN (2970m), Oberland Suizo

Estimados amigos:
Aquí os dejo la crónica de mi sobrino Pablo "el fisioterapeuta" con quienes algunos de vosotros habéis compartido ruta en alguna ocasión, poco antes de conseguir destino para ejercer lo que ha estudiado en una localidad francesa a caballo entre Estrasburgo y la frontera con Suiza, cuya estratégica ubicación le ha puesto a punto de caramelo disfrutar de una de sus pasiones favoritas que no es otra que el senderismo y mas concretamente el montañismo, diendo sus primeros pasos como tal con el COMANDO PRESTON allá por el 2004 por Sierra Almijara, río de La Miel de Algeciras, Cañón de Alhama de Granada o aquel inolvidable descenso del Guadalentín en Cazorla, en julio de 2005.


ASCENSIÓN A EL SCHILTHORN (2970m) DESDE MÜRREN (1650m) POR ENGITAL Y DESCENSO POR POGANGGEN
Ficha técnica
Tipo de ruta: Circular
Punto de inicio y fin: Estación de tren de Mürren.
Punto más elevado de la ruta: Pico Schlithorn (2970m)
Punto más bajo: Mürren (1650m)
Desnivel acumulado: +/-1350m aprox
Distancia recorrida: 28km aprox
Tiempo estimado: +/-9 horas con paradas incluidas.
Dificultad. Alta, por el desnivel acumulado y la distancia del recorrido. Se Travesía alpina sin dificultad técnica, pero en continuo ascenso primero y posteriormente en continuo descenso.
Época recomendada:Verano
Material necesario: Dos bastones y polainas por la abundancia de nieve: Si se realiza en otra estación; raquetas, crampones y piolet.
Entorno. Región de Jungfrau, en el Oberland Suizo.
Mapa topográfico; http://map.wanderland.ch/ Mapa Nacional topográfico suizo 25.000 sector Jungfrau
Cómo llegar al punto de inicio: Desde Berna, cogemos la carretera  A6 dirección Interlaken, y justo antes de llegar nos desviamos hacia Lauterbrunnen. Aquí estacionamos el vehículo en la estación de telecabina (aproximadamente 10 francos suizos todo el día). El telecabina nos subirá hasta la parte alta del pueblo. Una vez aquí cogemos un tren cuya segunda parada es Mürren. El precio del trayecto ida y vuelta es de 20 francos suizos (unos 18 euros).
Integrantes de la ruta: Diego Ferreras Durán (el esbelto), Jean Baptiste (el alsaciano) y Pablo Amador (el conquistador).
  DESCRIPCIÓN DEL ENTORNO
Valle de Lauterbrunnental. Schlithorn a la derecha de la imagen. Fuente Wikipedia
Mürren es una localidad suiza situada en la comuna de Lauterbrunnen, en el cantón de Berna. Mürren fue una antigua colonia Walser en el Oberland bernés, particularmente en el distrito de Interlaken. Su antigua tradición puede apreciarse aún hoy en día por el estilo de construcción de las casas y el acento de sus habitantes. Es la aldea más alta, poblada constantemente, del cantón de Berna, hallándose a una altura de 1.650 msnm, por encima del valle Lauterbrunnental.
Desde el sitio se puede apreciar una vista de tres de las montañas más famosas de Suiza: el Eiger, el Mönch y el Jungfrau. El turismo es muy popular en verano e invierno. Mürren tiene una población de sólo 450 personas, pero una capacidad hotelera de 2.000 camas.
Mürren tiene su propio colegio y dos iglesias, una Reformada y otra Católica.
En la foto de arriba, imagen de Mürren desde el teleférico;
El Schilthorn es una montaña de los Prealpes berneses, con una altura de 2.970 msnm. Es la más alta de los Prealpes suizos.
Se encuentra en territorio suizo, sobre Mürren. Desde la cima se goza de un panorama que abarca el Titlis, la Jungfrau, el Mönch y el Eiger, pasando de los Alpes berneses a las montañas del Jura hasta los Vosgos y a la Selva Negra. También puede verse, aunque a duras penas, el Mont Blanc.
Según la clasificación SOIUSA, Schilthorn pertenece a:
·         Gran parte: Alpes occidentales
·         Gran sector: Alpes del noroeste
·         Sección: Prealpes suizos
·         Subsección: Prealpes berneses
·         Supergrupo: Prealpes de Lauterbrunnental
·         grupo: Grupo Schilthorn-Schwalmere-Morgenberghorn
·         Código: I/B-14.II-B.8
Imagen sacada desde el fonicular de birg. Fuente.
CURIOSIDADES
En la parte superior hay un restaurante panorámico rotatorio, el Piz Gloria. En este restaurante se rodaron algunas escenas de la película James Bond 007 Al servicio de su majestad. En particular, la escena de apertura (un largo descenso con los esquíes) comienza desde la parte superior y termina en Engetal, bajo Birg. El restaurante gira en torno a un eje central, hacer un giro completo en 55 minutos.
La carrera estival de triatlón Inferno Thriatlon se acaba en la cima del Schilthorn, al final de un recorrido de salida desde el valle inferior del Lauterbrunnen.
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA
Lo primero que llama la atención nada más que nos montamos en el teleférico es tener cara a cara la famosa trilogía de los Alpes Suizos que nos acompañaran a nuestra espalda durante toda la ascensión; de izquierda a derecha; El Eiger (el Ogro), cuya cara norte dicen que es una de las tres montañas más difíciles de los Alpes junto a la cara Oeste del Cervino y los Grandes Jorasses, El Mönch (el monje), la que queda entre la anterior y la Jungfrau (la doncella, 4158m), siendo esta última la segunda montaña en altitud de los Alpes suizos y todo un referente en el mundo del alpinismo 
El trayecto en tren es un trayecto de ensueño, a nuestra izquierda en todo momento la trilogía y hacia abajo el vacío hacia el valle de Lauterbrunnental, cerca de 800m más abajo nuestra,
Una vez llegados al punto de inicio, debemos de leer los paneles de color amarillo que indican las travesías alpinas. Desde que llegamos a la estación debemos de seguir dirección Blümental-Schilthorn, señalado de color blanco y rojo. Se trata de la parte alta del pueblo de Mürren, por lo que al principio seguiremos una pequeña carretera de montaña hasta llegar a otro panel informativo que nos desvía hacia la izquierda para continuar dirección Schlithorn. Pasaremos una primera verja y comenzaremos una leve ascensión hasta Bir Mittleren (1841m), un pequeño descansillo verde con cascadas donde unas casitas y unos paneles informativos nos dirán el tiempo aproximado que nos queda hasta hoyar la cima (3 horas y media).
A partir de este punto, la ascensión se convierte en una sucesión de Z teniendo siempre a la derecha e izquierda paredes de gran tamaño con cascadas, y mirando hacia atrás, la trilogía con sus glaciares y otros tresmiles secundarios que comienzan a salir tras ellos, a izquierda y derecha. Aquí se pondrá a prueba nuestra resistencia hasta montar a los 2264 metros sin descansillo, en el siguiente refugio que encontraremos (el Muttlerenhoren). Cada vez que se va subiendo la panorámica es más espectacular, y se comienza a hacer la cremallera entre los que estamos habituados a las ascensiones y a los que llamo como “diésel”.
 Seguiremos ascendiendo más pausadamente hacia Schilthornhütte (2432m), donde se abrirá ante nosotros un inmenso valle glaciar, el Engital. A partir de este punto, la nieve será nuestra compañera durante todo el ascenso. La descripción del Valle no admite palabras, se trata de una inmensa U que tendremos que recorrer por su flanco derecho en suave ascenso hasta Seemlifura (2598m), donde se abrira ante nosotros un circo glaciar culminado por un lago (Grauseeroli), quedando justamente a la izquierda la ascensión hacia la estación del funicilar de Birg (2677m)
 El ascenso en este punto comienza a ser realmente penoso por nieve hasta la arista final. Aquí cada paso hacia arriba son dos hacia atrás. Es imprescindible llevar bastones en este punto porque un resbalón no te mata, pero si te hace una gran quemadura.  
Finalmente llegamos a la cresta (2863m), con mucho patio a izquierda pero ancha y disfrutona. Continuaremos ascendiendo hasta el Schlithorn, en todo momento siguiendo las indicaciones rojas y blancas.
Las vistas desde la cima son indescriptibles. Mires por donde mires existen miles de montañas por nombrar que no darían un folio como éste para citarlas, pero sin lugar a dudas las reinas son la trilogía, y el Titlis al sur, montaña con forma de Torre de Isengard que es increíble. 
La cima en sí consiste en un mirador panorámico hasta el que te lleva un telecabina si pagas una grandiosa cantidad de francos suizos y no amas la montaña.
Tras el deleite requererido nos dirigimos en dirección noroeste (justamente la contraria por la que habíamos subido) a continuar con la cresta. Esta segunda parte está asegurada con cuerdas fijas, ya que es bastante más aérea y peligrosa, pero a su vez más espectacular y menos nevada que la anterior.
Continuaremos por la cresta dirección Rote Härd (2683m). Aquí tenemos que tener especial cuidado de no seguir de frente como indica el panel, sino desviarnos hacia la izquierda donde veremos las señales rojas y blancas de G.R..
A mi parecer, este es el punto culminante de la ruta, más aún si cabe que la cima del propio Schlithorn. Se trata del inicio del valle glaciar de Poganggen, una U perfecta con cascadas laterales, en cuyo final no existe otra cosa sino las paredes verticales de los tresmiles y cuatromiles del valle. 
El descenso es soberbio, cruzando cascadas, siguiendo en todo momento las señales rojas y blancas. Lo más impresionante es ver como autenticas cascadas de hielo llamadas glaciares se mantienen intactas casi verticales en las paredes de las montañas, sin llegar a derrumbarse.
Al final de dicho valle llegaremos al refugio de Rotstockhütte (1976), donde nuevos paneles informativos nos indicaran el tiempo estimado hasta Mürren. Desde este punto el descenso se hace mucho más suave hasta Bryndli, (2025m) en continuas subiditas y bajadas simples. Toda esta parte la recorremos por la falda de la montaña ascendida, con una caída bestial hacia el fondo del valle a nuestra derecha, el cual se continúa con innumerables picos que sobrepasan los tresmilmetros. Debemos de seguir siempre los letreros dirección Mürren por donde indiquen que es más corto.
Una vez en este punto y en poco espacio, descenderemos hasta Gimmela (1815m), y por valles donde pastan las famosas vacas suizas, muy suaves con paredes verticales justo delante nuestra, llegaremos hasta el otro extremo de Mürren (1650m), el cual recorreremos en 10 minutos para llegar a su estación y finalizar nuestra ruta.
No existen palabras para describir el espectáculo visual que esta ruta implica, ni comparación alguna con otras montañas que podríamos haber hecho antes. A mi entender es la combinación perfecta de los valles pirenáicos con la cuerda de los tresmiles de sierra Nevada y el desnivel, pero aún más increíble de los picos de Europa. La sensación es de majestad y grandiosidad, sabiendo que no existe refugio alguno ante su atenta mirada milenaria. El esfuerzo físico que exige es mínimo en comparación con el premio conseguido; mirar verdaderamente el rostro del Creador cara a cara y bendecirlo por semejante obra maestra.
La alegría compartida es tres veces alegría. Doy la enhorabuena a mis compañeros por haber estado a la altura de semejante reto, en el cual, en más de un momento hubiera sido más fácil abandonar, sin embargo, venció la única motivación que les impulsaba hacia delante.
Lo que hacemos en la tierra, tiene su eco en la eternidad.
Nos vemos en las montañas.
Pablo Amador Gil

5 comentarios :

  1. Anónimo11:57 p. m.

    Muchisimas gracias por subir la ruta a tu bloc, es todo un honor. A la próxima no faltara la bandera de iron maiden del comando preston.

    Un abrazo.

    Pablo

    ResponderEliminar
  2. Perfecto discípulo del comandante. Felicidades a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Juan Carlos El Portador del Anillo2:44 p. m.

    Impresionante, Que ruta mas alpina, que montañas y que vistas. Debio ser un experiencia y un placer inolvidable. Gracias por mostrarnolas.

    Un abrazao

    ResponderEliminar
  4. Éste verano, Pablo se puede poner las botas en Los Alpes Suizos, ¡literalmente!.
    ¡Por cierto! lo de las medallas y las caamisetas azules de la carrera nocturna del Guadalquivir, que cada año se celebra en SEvilla, el último viernes de septiembre, se las pusieron para homenajear a un amigo ausente, pero miembro habitual en su grupo montañero.

    ResponderEliminar
  5. El 17-09-2014, mi marido y yo subimos al Schilthorn desde Murren y nos vinieron muy bien vuestras indicaciones. Es una ruta marcada pero toda información es buena. Esta ruta también se utiliza en invierno como pista de esqui y desde luego que algunas partes de la bajada son Inferno. Bajamos en telecabina a Murren y regresamos andando a Lauterbrunnen para ver el valle y las cascadas. Saludos montañeros.

    ResponderEliminar