lunes, marzo 28, 2011

El tridente de los tajos del río Sábar: Gómer, Doña Ana y Fraile

Entorno: Alta Axarquía, valle del río Sábar, entre Riogordo y Alfarnatejo

Pueblo de referencia: Alfarnatejo

Cómo llegar al punto de encuentro:

Si vienes desde la costa del Sol occidental la mejor manera de llegar es a través de la carretera de Las Pedrizas y a la altura de Casabermeja, coger el desvío hacia Riogordo Colmenar por la A-356, recientemente arreglada que comunica a Antequera con Vélez Málaga, no obstante nosotros nos desviaremos a la altura del 2º cruce que nos señale Colmenar-Alfarnatejo. A pocos kilómetros de este desvío, dirección Alfarnatejo se encuentra: la venta Los Moriscos abierta desde el amanecer. Buen sitio para desayunar si vamos con tiempo. Desde allí hasta Alfarnatejo aún quedan mas de 20 minutos.

Si vienes desde el interior por Antequera o la A-92, coge dirección Málaga y nada mas pasar el puerto de las Pedrizas, toma el desvío hacia la aldea de Villanueva del Cauche y siguiendo la carretera que pasa junto a la base de la peña Negra, llegará del tirón a Alfarnatejo.

Distancia aprox. 15 km

Desnivel aprox. 1.400 m

Punto de partida: Alfarnatejo (875m)

Punto mas bajo: cortijo y fuente de Fariñas (695 m)

Punto mas elevado: tajo del Fraile (1.229 m), tajo Doña Ana (1.202 m) y el tajo Gómer (1.129 m)

Tiempo aprox. 7 horas (sin contar paradas)

Nivel dificultad: muy alto, es una ruta de gran derroche físico y no exenta de algún que otro paso aéreo que requiere de experiencia en rutas de montaña y no padecer de vértigo.

Puntos de agua: La fuente del Conejo y fuente de Fariñas.

Tipo suelo: Aproximación y final por pista, pero la mayor parte de la ruta discurre por zona muy rocosa y prácticamente sin sendero, terreno muy abrupto, que en ocasiones hará que la dificultad técnica sea alta o muy alta.

Tipo de recorrido: circular con ramificaciones

Fecha de realización: sábado 26 de marzo de 2011

Amanecer, puesta de sol y fase de la luna: 7:20 a.m. y 19:41 p.m., cuarto menguante

Meteorológica: las temperaturas al mediodía estuvieron cerca de los 20ºC, se alternaron nubes claros, pero el suave viento de levante nos dejó el horizonte cubierto por una especie de calima que no nos permitió poder realizar buenas fotografías de zonas lejanas.

Mapa: Periana (1.039 II), Escalala 1:25.000 (IGN)

Recomendación: botas de trecking, 2 bastones mejor que uno, impermeable, ropa de abrigo, guantes, frontal, 4 litros de agua, rodilleras y anti inflamatorios quien pueda necesitarlo.

Rutas alternativas y puntos de fuga: cada vez que bajemos de un tajo existe la posibilidad de regresar bien por el camino de la Sierra que comunica las localidades de Alfarnatejo y Riogordo, bien por el camino del Tallón, que aparece en los mapas topográficos como el Navazo que nos lleva hasta el río Sábar, por donde podemos retornar a Alfarnatejo.

36 Participantes, donde coincidieron algunos/as de los montañeros/as mas legendarios/as de la Historia de Pasos Largos con algunos de los mejores fichajes de los últimos tiempos, formándose un grupo tan potente como interesante, que en algunos momentos nos trasladó al encanto de aquellas rutas de hermandad montañera de los viejos tiempos:

Desde Sevilla: Ilde“El Vendaval del Moncayo” amante de estas rutas que él denomina: “mariconadas”, junto a su fiel escudero Ignacio que aún sigue cotizando en el mercado como “El Soltero de oro” y nuestra querida amiga Magda “La Pimentonera de Águilas”coordinadora de Alta Montaña, cambiaban la nieve por la caliza, dejando muy alta a la comitiva de Sevilla, si bien curiosamente ninguno de los tres han nacido allí. En la cola del pelotón, sufriendo en silencio, pero con gran pundonor Felix “el guapo” también colocó su bandera en cada cumbre. Pero la ruta fue tan dura que dos senderistas de leyenda como son: “El Indomable Jaime” y Rafa Sancho “El Capitán de Fragata”, que había llegado a Alfarnatejo mareado por las curvas tras el palizón de kilómetros, con sus nuevas gafas a lo “Woody Allen” renunciaron a sellar su pasaporte en el Fraile, optando por el comodín del “Camino del Tallón” que los llevaría a pegarse el homenaje Cruzcampo en Alfarnatejo. Y es que después de completar el vertiginoso paso y descenso por el “Malpasillo”+ la ascensión al tajo Gómer + el tajo Doña Ana sin apenas respiro ya es de un mérito impresionante, no sólo por el desgaste físico, sino psicológico.

Desde distintas localidades costeras de la provincia de Cádiz: Reinaldo y Manuela “Los Senescales de la bahía”, Severo “El Artesano del GPS” y José Antonio “Blackmountain” que como en ellos es habitual completaron la totalidad del recorrido sin problemas, a pesar de la dureza. En esta ocasión, Juanlukita “El Messner Andaluz” una de las grandes sensaciones de Pasos Largos en los últimos años, se vió afectado por un golpe de calor tras el descenso del tajo Gómer y posterior ascensión por el collado Rojo, donde se quedó a descansar, mientras el grupo subía y bajaba al tajo Doña Ana para volverse a unir a ellos en la coronación al tajo del Fraile.

Desde Puentegenil (Córdoba): Héctor “El Caimán de Puente Genil” y Mª Luisa “El Duendecillo de Sierra Horconera”, que arrastraban una pequeña lesión en la espalda y molestias en la rodilla, prácticamente desde un principio ya venían hechos a la idea de venir con la principal motivación del tajo Gómer, mas lo que la prudencia estimara oportuno, encontrándose con el extra añadido del Malpasillo y tras coronar con éxito el tajo Gómer, el trepidante descenso y la meritoria ascensión hasta el collado Rojo y el navazo, desde donde decidieron unirse a otros compañeros para emprender el descenso hasta Alfarnatejo por el agradecido camino del Tallón.

Desde Ronda: Herminia “A Meiga da rías Baixas”, una de las montañeras mas potentes de Pasos Largos, coronando siempre en las primeras posiciones, a pesar de que en esta ocasión, se presentaba al día siguientte a los 50 km de la Legión. ¡Manda huevos, mas de uno hoy tendrá agujetas hasta en el culo!. Yoli “cómo corre…” en su día campeona de España de Raid (carreras de Montaña) y hoy en día organizadora de algunas de las mas prestigiosas pruebas de esta modalidad en Andalucía y otras expediciones montañeras por distintos lugares de España y el extranjero se planteó la ruta de forma muy tranquila, pero llegando a cada cumbre sin a penas despeinarse como la gran deportista que ha sido y sigue siendo. Juan Luis de la Rosa y Mª Luisa “Doctor y Doctora House”. Tras su reciente fichaje por Pasos Largos, siguen copando las portadas de las revistas especializadas en montañismo. Sus maratonianas sesiones semanales de natación, mas sus entrenamientos casi diarios de carrera continua entre Ronda-Montejaque y Benahoján, los han llevado a entrar directamente en el “Top 10” de “los 40 principales”. Paco Domínguez “El Reportero de las cumbres” disfrutó enormemente de este autentico rutón calizo en medio de uno de esos paisajes que tanto le gustan, lástima la calima que reinaba en el horizonte.

Desde Alhaurín de la Torre, tuvimos la suerte de contar con otra de las grandes sensaciones del panorama montañero es Isaac “El Pirata de la Pata de Jamón” un auténtico coloso de la montaña, pero que en esta ocasión venía mentalizado como gregario de lujo para su mujer Tatiana “Ginger”, que estando aún convaleciente de una afección gripal se plantearon la ruta de una forma prácticamente idéntica a Héctor y Mª Luisa con quienes compartieron el mismo itinerario de regreso, ¡sabia decisión dadas las circunstancias!.

Desde distintas localidades de la Costa del Sol: Valentín García Vioque “El Rey de la Montaña”, el ídolo de todos los compañeros, por muchas razones como por ejemplo: su fuerza, su entusiasmo, su pericia, su sabiduría, su buen humor y tantas otras cualidades que a sus 76 años, siempre en cabeza de grupo lo convierten probablemente en uno de los tres mejores montañeros de toda España a su edad. De hecho, el único pero, es que entre todos tenemos que frenarlo para que no haga cumbre en línea recta escalando paredes bastantes expuestas a una fatal caída, bajar por escarpadas laderas pedregosas, saltando como los canguros o haciendo otras acrobacias, incluso en las zonas mas abruptas de una ruta, mientras algunos compañeros estamos en pleno esfuerzo, sin a penas resuello para hablar. Eduardo Campos González “El Profeta del tajo Gómer”, que por fín vió un largo sueño cumplido, pasando a denominarse a partir de ahora “El Profe” por la profesión que ha ejercido durante toda su vida en Málaga capital. Un gran detalle de generosidad el suyo a la hora de brindarse para acompañar al Comandante por el camino del Tallón tras coronar el Fraile con una interesante tertulia deportiva Y es que nuestro amigo Eduardo, además de gran senderista amante de intercalar rutas cañeras, con rutas de media jornada finalizando con paella es un maestro del “Sillonball” y gran aficionado a la velocidad. Juan Antonio Villaba “El Corsario de Sierra Almijara”, a su entuisiasmo, el dominio de la toponimia y la geografía malagueña, así como su pasión por la montaña, trasladado a sus maratonianas propuestas de mas de 25 km por Tejeda y Almijara, antiguo ciclista reciclado en montañero es candidato indiscutible al senderista revelación 2011. Al igual que Silvia “Silvestre” que a pesar de ser una magnífica montañera no pudo completar el tridente, calcando el mismo trazado que el “Messner Andaluz”, al igual que hizo Ana “La silenciosa” que a pesar de ser una montañera muy sufrida y todo terreno, se vió muy afectada por el desnivel acumulado, unido al calor del mediodía. Ilse “La Gacela de la Selva Negra” volvióa demostrar por qué está en el Top 10” de las “Super Nenas”, si bien en algunos momentos lo pasó mal por el calor. Pepe Guerrero “El Naturalista” que disfrutó enormemente con la gran variedad de flora que nos encontramos a lo largo de todo el recorrido, donde se llegó a encontrar con mas de tres especies que jamás había visto antes. Volvió a exhibir una vez mas su magnífico estado de forma y su gran capacidad de observación. Una especie de “Shelock Holmes” de la Naturaleza. Eduardo Campos Montañez “El padre Carras”, el arzobispado de Málaga ya puede estar orgulloso de este cura deportista que además de científico y piloto de rallies, es muy buena gente y gran compañero de ruta donde los haya, siempre dispuesto a cualquiera que vaya con problemas en la cola del pelotón. El Doctor Leal, sus magníficas cualidades humanas, unidas a las deportivas lo convierten en el compañero ideal de ruta. Juan Antonio Mena “El Elfo de la Malagueta”, volvió a completar un magnífico recorrido, coronando todas las cumbres y protagonizando una especie de slalom gigante, descendiendo en poco mas de 15 minutos de la cumbre del Fraile hasta la Fuente del Conejo, pués horas mas tarde tenían que embarcar en el aeropuerto de Málaga, destino Bucarest por asuntos laborales. Miguel Ángel Buitrago “El Hombre que sabía demasiado”, como gran ciclista, al igual que su mujer Patricia López “la Chica que miraba a las estrellas”, saben dosificar perfectamente sus fuerzas a lo largo de todo el recorrido, magníficos compañeros de ruta y grandes conocedores de la Málaga rural, así como de todos los eventos de la Málaga cultural, siempre dispuestos a ayudar al grupo, muy de agradecer fue la labor de Patri en la primera parte de la ruta como guía de cola, que al llegar al collado Rojo acabaría decidiéndose por la opción del Messner andaluz. Y Juan Ignacio Amador "El Comandante" que tras salir tocado de la reciente ascensión al cerro Cisne el sábado anterior, tuvo un gran dilema toda la semana entre renunciar a la ruta debido a su lesión de rodillas o seguir adelante con el plan previsto tal y como había anunciado en su día, finalmente su pasión por la montaña y la gran expectación que había creado esta ruta entre muchos de sus amigos, hicieron que el corazón se impusiera a la razón. A pesar de estar a años luz de su mejor estado de forma.

Como invitados especiales y haciendo en algunos momentos labores de guías locales estuvieron presentes los hermanos Nacho y Almudena, que a su vez venían acompañados por otros dos amigos y que dirigen el alojamiento rural: Cortijo Las Monjas, ctra. Riogordo-Alfarnatejo, MA 4102, km 7,1 Telf. 952.536.513. Gracias a los cuales conocimos el recóndito paso del “Malpasillo”.

Vieron tarjeta amarilla: Valentín “El Rey de la Montaña” por abandonar el sendero del tobogán diabólico en plena ascensión al tajo Gómer y subir a jierro por las paredes rocosas sin mas protección que su gran habilidad y destreza. Por desgracia el exceso de confianza puede ser nuestro mayor enemigo y no nos cansamos de decírselo para no tener algún disjusto gordo el día menos pensado. El que vió la roja directa fue Chuckie “el muñeco diabólico” por una entrada a una cabra que nos recordó a la de “DeJong” a “Xavi Alonso” en la final del Mundial de Sudáfrica 2010. Y que le va a costar perderse las tres próximas salidas.

Descripción de la ruta:

Una vez reunidos a la entrada del pueblo en el parque municipal Miguel Alba Luque, cruzaremos la localidad de Alfaratejo, saliendo en dirección sur, suroeste por el denominado camino de la Sierra una pista que comunica a esta localidad con Riogordo y que se suele utilizar para realizar la fase de aproximación a los tajos. A unos 300 m del inicio justo a la izquierda del camino nos encontramos con un abrevadero, es la fuente del Conejo (821 m). Mientras vamos caminando dirección suroeste Alfarnatejo va quedando a nuestra espalda asentado al pié de la Sierra de En medio, la Sierra del Rey frente a nosotros, a nuestra derecha el Chamizo Alto coronando la Sierra de Camarolos, que a esa altura se la conoce como El Jobo y a nuestra izquierda la cara norte del tajo del Fraile por donde tenemos previsto finalizar la ruta.

A continuación dejamos escrita la descripción del tramo de aproximación que teníamos previsto realizar y que por su perfil descendente es el mas recomendable para conservar fuerzas: Tras algo más de dos kilómetros accedemos a un primer cruce de carriles, tomando nosotros el que desciende de forma pronunciiada hacia la izquierda, que busca el lecho del arroyo de la Cueva, que atravesamos en dos ocasiones (794 m). Este tramo del camino se ha convertido en todo un clásico de los lugares emblemáticos de la famosa travesía del Arco Calizo Central.

Mientras tanto ya comenzamosa contemplar en el horizonte las verticales paredes del tajo de Gomer, primer hito de nuestro recorrido, que vistas desde nuestra posición parecen sencillamente imposible, de hecho nuestra ascensión será por la vertiente opuesta, ya que tal y como lo vemos desde aquí sólo es apto para alpinistas. Poco después llegamos a un segundo cruce donde existen unos indicadores instalados por el Ayuntamiento de Riogordo (715 m). Debemos seguir a la izquierda, cruzando nuevamente el arroyo de la cueva que tras las últimas lluvias debe arrastrar un generoso caudal.

A nuestra izquierda los restos del cortijo El Cuartillo donde tuvo lugar uno de los últimos años de la España negra de los años del Franquismo en la encarnizada persecución de los makis. En este cortijo fue donde acabaron sus días Salvador Arrebola Godoy, “Candiles”, jefe de una partida de guerrilleros antifranquistas pertenecientes a la "Agrupación Roberto" junto a algunos de sus hombres de confianza como Antonio Bonilla Arrebola "Jacinto", Rafael Bonilla Arrebola "Roca", e Ignacio Lorente Lozano "Daniel", que tras caer en una amboscada por varias patrullas de la guardia civil fueron acribillados a balazos un 28 de diciembre de 1950, precisamente en este cortijo de El Cuartillo.

Hasta este punto hemos caminado con un perfil descendente, pero a partir de ahora iniciamos una permanente ascensión que al principio no es muy fuerte, al menos hasta nuestro siguiente hito: la fuente de Fariñas, que queda a nuestra derecha, mientras que el cortijo queda a la izquierda (675 m). Esta es una bonita aproximación a la base del tajo Gómer, porque en todo momento lo vamos viendo por su cara mas imponente, que tanto nos hace pensar en un “Naranco de Bulnes Andaluz”.

Sin embargo, aprovechando una interesante propuesta que nos hizo nuestro guía local “Nacho” hicimos la siguiente variante inédita de aproximación: unos 400 m mas allá de la fuente del Conejo, al inicio del camino de la Sierra, poco después de pasar junto a un curioso recinto de casas prefabricadas, que queda a la derecha del camino, cuando la pista inicia un suave ascenso, nos salimos de la pista por la izquierda siguiendo unas marcas en la roca de color azul y rojo. Donde rápidamente encontramos un sendero, que se ramifica de vez en cuando con algunos tramos paralelos, que vuelven a coincidir mas adelante, se trata de un pequeño bosque de encinas y quejigos, que discurre entre muchas rocas, manteniendo un cómodo perfil, escalonado, que combina pequeños repechos con falsos llanos, hasta llevarnos a un precioso mirador que da vistas al tajo Gómer, que bien merece una parada. A la derecha del mismo existe un espolón rocoso, que es el punto mas alto de este lugar y que rodeamos por la derecha, encontrándonos con una vertiginosa cornisa, no apta para personas no acostumbradas a pasos aéreos. Se trata del lugar conocido por los lugareños como el Malpasillo, iniciando un zigzagueante descenso por corredores rocosos que vienen a salir, unos 200 m ladera arriba del cortijo del Cuartillo, iniciando nuestra aproximación al tajo Gómer desde allí, intentando faldear la ladera, varias curvas de desnivel tanto por encima del cortijo del Cuartillo, como el de Fariñas, que mas tarde quedaría a nuestra derecha, mientras atravesábamos ese mar de denso matorral y lapiaces cortantes como cuchillos que caracterizan a esa zona de transición entre los mencionados cortijos y la base de los tajos., donde a pesar del suave perfil, resulta muy fácil perderse, a poco que dejes de tener contacto visual con el grupo. Como de hecho pasó durante algo mas de 20 minutos que perdieron contacto en cola: “Ginger”, “El Pirata de la Pata de Jamón”, “El Indomable”, “Blackmountain” y “Yoli como corre”, volviéndo a reagruparnos justo en la base del tajo Gómer.

La aproximación a la base del tajo Gomer, resulta casi tan incómoda como la propia ascensión al mismo, no sólo porque no existe una senda definida, sino por el mar de retamas que hay que ir esquivando, mientras remontamos una empinadísima ladera, donde la única referencia es el paso de las cabras y la propia pared hacia la que debemos dirigirnos. Una vez en su base (792 m), la bordeamos por la derecha hasta alcanzar una lengua de tierra en forma de “V” desde donde iniciamos la ascensión a lo largo de su cara sur llevando en todo momento la pared sobre la que se encuentra la cumbre a nuestra izquierda. Rebasado un curioso colladito junto al que hay una aguja rocosa muy peculiar, nos encontramos con una pequeña rampa descendente, para a continuación encontrarnos con un gran togogán en subida bastante recto, con una curiosa beta de color rojizo en el centro, donde en algún momento no nos vendría mal ayudarnos de las manos, no tanto por la peligrosidad, como por su fuerte pendiente, poco antes del final de este impresionante tobogán, giramos a la izquierda 180º, dirección norte, noroeste y afrontamos en último tramo de ascensión con varios obstáculos a modo de grandes peldaños que superamos con una fácil trepada, donde ya sobran los bastones pues serán las manos las que mas nos ayuden hasta llegar a la cumbre, sin necesidad de exponernos a ninguna zona de vuelo por haber anchura suficiente, salvo claro está que alguién se quiera asomar demasiado al filo. En la actualidad a penas quedan marcas en la roca, que nos ayuden a orientarnos, pués si bien en un día despejado como el que tuvimos el camino parece evidente y se nota el paso de algunos montañeros, en un día con nieblas o nubes bajas la ascensión de podría prestar a mucha confusión y no merecería la pena correr el riesgo, tanto por la falta de visibilidad como por la peligrosidad.

Al llegar a tan emblemática cumbre (1.116 m), disfrutamos de una panorámica 360ª realmente magnífica del entorno: hacia el norte, el tajo del Fraile, y el Chamizo Alto, al este: los tajos de La Paloma, y de Doña Ana, con el pico Vilo en segundo término. Hacia el sureste, Periana y mas al fondo, la Maroma con Alcaucín y Canillas del Aceituno a sus piés, al sur: Riogordo, en segundo término el embalse y la localidad de la Viñuela, y de no haber sido por la calima: Vélez-Málaga, Torre del Mar y el Mediterráneo y al oeste: la Sierra del Rey, Colmenar y los Montes de Málaga.

Realizamos la bajada con las debidas precauciones regresando sobre nuestros pasos. Y a continuación rodeamos toda la base bajo sus impresionantes paredes. Por una difuminada vereda que en pronunciada ascensión nos lleva hacia una espectacular umbría bajo las verticales paredes del tajo Gómer a nuestra derecha, y las empinadas laderas del Fraile a nuestra izquierda, donde encontramos un abrigo que podemos utilizar ante un eventual cambio meteorológico. En esta zona nos encontramos con un numeroso grupo de cabras montesas.

En breve llegamos a un collado junto a una calera (981 m), donde el terreno tiene una tonalidad rojiza, que destaca sobre el gris que predomina en estos paisajes. Estamos en la divisoria de los términos municipales de Riogordo, que estamos a punto de dejar atrás y de Alfarnatejo, donde vamos a entrar una vez que superemos las dos vallas que tenemos delante y que normalmente el tránsito de otros excursionistas nos suele facilitar la labor para salvarlas por la zona mas asequible sin dañarlas. Nuestro camino tiende ahora al este cuando frente a nosotros nos encontramos con un espolón rocoso que constituye el extremo occidental del tajo de la Paloma, tapizados en algunas zonas por unas yedras espectaculares, debemos dirigirnos a la derecha del mismo, surcado por una imponente fractura provocada por la acción kárstica del agua. Para ascender al tajo Doña Ana, con diferencia el mas dócil y alomado de los tres, tomaremos dirección sureste, dejando estas moles rocosas a nuestra izquierda y caminando en paralelo a las mismas, mientras vamos ascendiendo suavemente la redondeada ladera del tajo de Doña Ana, que aunque no tiene un sendero muy marcado, tampoco se hace muy necesario, ya que tiene varias praderitas que nos ayudan a ir ganando altura entre tanto pedregal por aquí y por allá hasta alcanzar su redondeada cima, huérfana de vértice geodésico, ni siquiera tiene el rudimentario cono de piedras. Una vez en la cima, verdadero balcón sobre el valle del río Sábar, disfrutamos de otra magnífica panorámica (1.202 m).

Mientras que algunos compañeros habían estimado mas prudente renunciar a esta segunda cumbre quedándose en la idílica pradera, frente a la base del tajo de la Paloma. Los compañeros que coronaron el tajo Doñ Ana, almorzaron nada mas abandonar la pedregosa cumbre, buscando acomodo en una dolina cercana que podríamos considerar su ante cumbre. Poco después se reanudaba el descenso pasando muchos compañeros entre los dos colmillos que formas los tajos de La Paloma y no directamente sobre los mismos pasos sobre los que se había hecho la ascensión, encarando de forma muy directa la ascensión hacia el tajo del Fraile que ya nos esperaba en frente, donde volvían a enlazar con el grupo principal algunos7as de los compañeros7as que se habían quedado abajo descansando, mientras que unos cuantos iniciaban el descenso definitivo hacia Alfarnatejo, por el interesante camino del Tallón que posteriormente nos ofrece un bonito tramo en paralelo por al río Sábar. Una magnífica vía de escape que también deja muy buen sabor de boca con las vistas hacia el pico Vilo y la sierra de Enmedio al frente.

Desde la zona alta del Navazo iniciamos la ascensión hacia el último de los tres tajos, siguiendo los tracks que llevábamos y que al poco de iniciar nos obligaría a saltar una última valla, la ascensión es relativamente fácil y asequible, sin embargo, el cansancio acumulado ya se dejaba notar, sobre todo en el último tramo con bastante roca y lapiaz, donde hubo que hacer alguna que otra trepada para coronar la cumbre, mas por el ansia de rematar ya ¡por fín! El tridente, que por buscar una alternativa mas cómoda. Una vez que estuvimos todos arriba nos demoramos de una forma mas relajada en la cumbre recreándonos con las fotos de paisaje, de grupos y charlando de una forma mas sosegada, que hasta ese momento no se había podido dar en ninguna de las dos cumbres anteriores. Pués aunque todo el mundo hizo cumbre en el tajo Gómer, el grupo iba tan estirado que apremiados por lo que aún nos quedaba por delante, antes de que llegaran los últimos ya habían empezado a bajar los primeros. Y al tajo de la Paloma no llegó a subir todo el mundo, pero el tajo del Fraile, que con sus 1.228 m es el mas alto de los tres, fue como una especie de reencuentro donde por fín todos los compañeros volvíamos a coincidir en un mismo punto, de ahí que probablemente fuera la foto de grupo en la que salieran mas compañeros.

Anécdotas a parte, las vistas que se obtienen de la localidad de Alfarnatejo y su entorno desde esta cumbre son casi tan espectaculares como la trepidante bajada que hizo el grupo hasta la fuente del Conejo por la barranquera que baja a través de su ladera norte. Hay que recordar que sobre el tajo del Fraile se asentó una estratégica fortaleza en tiempos de dominación musulmana, si bien, el paso del tiempo, la erosión y los abundantes cardos de la zona han borrado casi todo el rastro de dicha construcción. Para evitar un agravamiento de su lesión, el Comandante, escoltado por Eduardo “El Profe” en labores de escudero, para ahorrarse el descenso por tan empinada barranquera, optó por regresar a la parte alta del Navazo, pero en vez de hacerlo sobre los mismos pasos de la subida que mirando hacia abajo quedarían a la izquierda, lo hizo dando un rodeo hacia la derecha, es decir, iniciando el descenso en dirección hacia el tajo Gómer, trazando una especie de semicírculo que lo llevó a encontrarse con un cómodo sendero escalonado, que tal vez hubiera sido antaño el camino para acceder a la desaparecida fortaleza. Una vez en la parte alta del navazo, iniciaron el agradable descenso por el camino del Tallón, regresando a Alfarnatejo, por un agradable camino junto al río tal y como habían hecho anteriormente los compañeros que habían decidido recurrir a este comodín.

4 comentarios :

  1. Anónimo8:14 p. m.

    Gracias Comandante por esta crónica exhaustiva que refleja a la perfección las fuertes sensaciones vividas en esta épica triple corona , así como el grato ambiente que respiramos de compañerismo de montaña. Es difícil lograr tanta abundancia de detalle en tan poco tiempo desde la finalización de la ruta. Un abrazo para los guías de la ascensión, Valentín y Juani y a los compañeros y compañeras de Pasos largos con quienes tuvimos la ocasión de compartir una jornada alpina inolvidable.

    Juan Luis de la Rosa
    Dr. House

    ResponderEliminar
  2. Estimados Doctor y Doctora House: Muchas gracias a vosotros que sois gente maravillosa y a los compañeros que vinieron de otras provincias como Sevilla y Cádiz que desde luego para mí tiene un mérito tremendo.
    Un abrazo
    Juani

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:59 p. m.

    Saludos juani, desde la villa de rota.Increible narracion de la ruta, no se te escapa detalle alguno, me gustaria incluirme en muchas de ellas pero por falta de informacion no puedo asistir y eso que tengo 9 horas todos los dias al maestro jedai, dicho queda ....He intentado llamarte pero la cosa esta dificil pues esta fuera de cobertura.Bueno no quiero molestar, y si no es mucho pedir mandame alguna ruta(figueroant@hotmail.com).

    ResponderEliminar
  4. Hola compañero,
    Soy Juan Carlos Bono miembro dell Club Alcalareño de Montaña de Alcalá de Guadaíra, Sevilla. Fiel seguidor de este expléndido Blog y de su grupo, asi como del compañero Juan A. Villalba " Legión Fénix y del "Pasos Largos" Rafa Flores. Me gustaría pedirte si nos puedes ayudar en darnos algun track que incluya la ruta con la variante del paso " Mal Pasillo" y muchas gracias por tu encomiable labor de divulgación en mostrar los rincones que encierra nnuestra tierra.
    Saludos, ¡grande Jueni!.

    Nota:A ver si me invitas un día a ir con vosotros.Sería un gran honor.
    ( jcbono@telefonica.net)
    Gracias

    ResponderEliminar