miércoles, marzo 21, 2012

Hacho de Pizarra: El Camino del Santo y tres posibles variantes para el regreso

Entorno: sierra de Gibralmora, popularmente conocida en Pizarra como sierra del Hacho (Valle del Guadalhorce).
Pueblo de referencia: Pizarra
Punto de encuentro recomendado: en el inicio y final de ruta, es decir en el área recreativa de la raja Ancha, dentro de la misma localidad de Pizarra, en la zona alta del pueblo, relativamente cerca del campo de fútbol.
Cómo llegar al punto de encuentro: No hay pérdida, carretera A-357 Málaga-Ardales-Campillos, si vienes desde Málaga es la carretera que se anuncia dirección Campanillas-Parque Tecnológico (pero sin llegar a entrar en ninguno de estos dos destinos), seguimos siempre dirección Ardales y al llegar a la altura del desvío de zalea y Casarabonela a la izquierda, nosotros tomamos a la derecha el desvío hacia Pizarra que ya vemos desde la carretera por encima de los fértiles campos sembrados de naranjos y el hacho de Pizarra que es nuestra pequeño pero emblemática monte a conquistar como telón de fondo de esta localidad.
Si venimos desde Ronda, Antequera o cualquier otra zona del interior, la referencia es la misma carretera: A-357 en dirección Málaga y unos 15 minutos después de dejar Ardales a nuestra derecha y Carratraca a la izquierda, llegamos al mencionado cruce que ya nos señala el desvío hacia Pizarra.
Una vez dentro de la localidad de Pizarra, nos adentramos en esta localidad siguiendo la dirección centro del casco urbano y al llegar a una calle donde nos encontramos con un azulejo de “El Santo”, unos 100 m mas allá por esa misma calle nos encontramos con unos eucaliptos de gran altura donde se encuentra el área recreativa en cuestión con todos sus paneles informativos. Lo malo es que este tramo de calle es contra mano, pero ya nos buscamos la vida para aparcar los vehículos lo mas cerca posible por alguna calle paralela.
Pizarra cuenta con una población de 9.137 habitantes (pizarreños, censados en 2011). Tiene una superficie de 64,08 km², teniendo una longitud de 8,5 km de norte a sur. Tiene una altitud de 80 m sobre el nivel del mar, siendo su altura máxima 447 m que alcanza la Sierra de Gibralmora en su cima.  A lo largo de esos 8,5 km es recorrido por el río más importante de la provincia: el Río Guadalhorce.
Sus tierras están atravesadas de norte a sur por el río Guadalhorce y ofrecen un variado paisaje en el que destacan la Sierra de Gibralmora y la vega que cubre el fondo del valle. El monte de Gibralmora (447 m.) ofrece por la vertiente que da a la población de Pizarra, un singular paisaje de rocas de arenisca que se hace espectacular en algunas de las formas que esa roca presenta en la cima. La vega aporta al entorno el verdor y frondosidad de sus naranjales y otros frutales que a veces comparten las riberas del río con bosquetes de eucaliptos. Por la mitad occidental del término, los nuevos regadíos del Guadalhorce han transformado las pequeñas lomas y terrenos ondulados en bancales donde se cultivan cítricos, cultivos subtropicales y otros frutales, completando y realzando el paisaje de las huertas tradicionales.
Distancia aproxde la ruta: entre 5 y 10 km según la opción que escojamos para el regreso.
Desnivel aprox.  subida 360 m
Inicio y final de ruta: Entrada del área recreativa de la Raja Ancha (95 m)
Punto mas elevado: vértice geodésico de La Cruz (447 m)
Tiempo aprox. Entre 3 y 5 horas según el itinerario que escojamos.
Nivel dificultad: bajo
Tipo suelo: sendero y pista terriza
Tipo de recorrido: circular con pequeños ramales lineales.
Mapa: Cartografía Militar de España, hoja Nº 16-44 (Álora 1.052)
Fecha de realización: domingo 18 de marzo de 2012
Hora puesta de sol y ciclo lunar: Cuarto día de cuarto menguante y puesta de sol 19:27 pm
Meteorología: cielos despejados con temperaturas que a penas superaron los 20ºC que junto a un viento sur con rachas a veces superiores a los 18 km/h hicieron muy agradable el paseo incluso por los tramos mas soleados.
40 participantes: Entre los que se encontraban algunos senderistas de leyenda como Don Fernando “El Diácono” que venía acompañado por su Benjamín Javi, también desde Ronda vinieron Pedro Aguayo y esposa. Y el resto desde distintos puntos de la costa como: Ruslan “El Espartano”,  Juan Antonio Villalba “El Corsario de Sierra Almijara” que venía acompañado de su mujer Irene y su hijo Javi, que con sus tres años y medio conquistaba ese día su primer vértice geodésico. Rosa “El Bicho del Bosque” y Paco “El Centurión de Itálica”, Manolo “El Dandi de Chipiona”, Isabel “Miss France”, que vino acompañada de una larga lista de damas de honor en su mayoría compañeras del trabajo y amigas de amigas que casi forman un harén, “Torpedo Mateo”, Nacho “El Demonio de Timanfaya”, Juan “El Ruteño”, Juanjo “El Mosquetero”, el mítico Juan Puerta del club Santo Pítar “El Hombre que llegó a Santiago saliendo desde Vélez-Málaga y pasando por Tarifa” acompañado de su mujer y un matrimonio amigo de la tierra del Sol Naciente. Mi antiguo y mítico compañero Roberto Leiro “Hincha de Boca Junior” que nunca pierde la sonrisa, su hijo Mateo y un servidor: Juan Ignacio Amador.
A tener en cuenta:
Aunque en realidad se trata de una imagen del sagrado Corazón de Jesús, en Pizarra, se la conoce como “El Santo”.
Cada 28 de febrero, día de Andalucía se celebra la Romería El Santo Los habitantes del pueblo acuden al lugar llamado "El Santo", donde se encuentra la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, en la cima de la Sierra de Gibralmora. Alli se celebra una misa y se disfruta de un ambiente festivo. Gran cantidad de personas acuden anualmente a la romería, muchos a pie y otros tantos a caballo, dispuestos a pasar una jornada agradable en un marco de inigualable belleza natural.
La primera parte de esta ruta coincide con los primeros kilómetros del PR. A-118, que mide 52 km y consiste en un recorrido circular que pasa por los lugares mas destacables del entorno de Pizarra, Cerralba y Zalea.
Descripción del itinerario:
Una vez en el área recreativa de la Raja Ancha, iniciamos la caminata entre grandes eucaliptos remontando la ladera que tenemos ante nosotros mientras vamos dejando atrás los paneles informativos, bancos, columpios, fuentes y demás complementos que nos ofrece este área recreativa. Una barandilla de madera nos acompaña a nuestra izquierda mientras vamos ascendiendo, en paralelo a dicha valla por el otro lado se encuentra el cauce de aun arroyo, generalmente seco y unos 200 m mas allá del inicio giramos a nuestra izquierda, pasando a la otra vertiente del arroyo. 
Pronto veremos un ramal de sendero que sale a la derecha, pero bien merece que nos desviemos unos metros hacia la izquierda llegando a una zona mas despejada donde empezamos a encontrarnos con algún que otro pino junto algunos olivos y pitas dispersas, pudiendo distinguir al fondo la todavía lejana, pero bien perfilada silueta del Sagrado Corazón de Jesús presidiendo la vertiente occidental de la Sierra del Hacho o Gibralmora hacia la cual nos dirigimos.

 Retrocediendo unos metros sobre nuestros pasos volvemos al cruce de sendas que dejamos atrás en una zona donde los eucaliptos comienzan a mezclarse con el bosque de pinos donde nos vamos a adentrar a continuación y siguiendo las típicas balizas de madera amarillas y blancas llegamos a la base de unas paredes de arenisca, encontrándonos de repente en la entrada de la denominada Raja Ancha, que consiste en un pasillo de poco mas de un metro de ancho, que se ha formado por desprendimiento de un bloque de la masa principal, se trata de uno de esos lugares mágicos que bien merece una buena pausa para el disfrute de su contemplación o la correspondiente sesión fotográfica por el que no se debe pasar con prisas.
 Recreándonos con este peculiar pasillo por el que iremos subiendo a través de unas escaleras talladas en la misma roca, que viene a desembocar en un pequeño mirador desde el que ya comenzamos a disfrutar de las primeras vistas sobre la localidad de Pizarra y su entorno, vistas que se irán ampliando en los próximos minutos mientras vayamos ganando altura.

El siguiente hito es una doble señalización de flechas del PR. A-118, que nos indica: 500 m a Pizarra por donde hemos venido y 1,5 km hacia El Santo, que es nuestro camino a seguir. Afrontando a continuación una cómoda sucesión de zig-zags que discurre la mayor parte del tiempo a la sombre de los pinos, por encima de los cuales se va ampliando nuestra panorámica del entorno de Pizarra hacia el suroeste, con la pedanía de Cerralba y sierra Canucha al fondo y al oeste la sierra de las Nieves o sierra Prieta con Casarabonela a sus pies. 
También son dignas de mención las vistas hacia las mismas paredes de arenisca de la sierra de Gigralmora hacia la que estamos ascendiendo con la silueta del Santo, allí al fondo. 
El siguiente hito del camino lo tenemos con una flecha que nos indica: Cueva oscura a 100 m, se trata de un ramal que sale a la derecha donde merece la pena acercarse encontrándonos con una curiosa oquedad en la base de la pared de arenisca que suele utilizarse para hacer una parada técnica, mientras nos llamará la atención las betas verticales.
Después de visitar Cueva oscura, regresamos sobre nuestros pasos para seguir ascendiendo en suaves y prolongados zig-zags por la parte alta del bosque de pino carrasco, que ya estamos a punto de dejar atrás, adentrándonos ahora en una zona de matorral bajo donde abundan el esparto y la retama, mezclados con palmitos, lirios, jaras y aulagas ya de forma mucho mas dispersa. 
Poco a poco nos vamos acercando a la plataforma de la meseta en dirección predominantemente norte, con la parte alta de la meseta a nuestra derecha y el valle a nuestra izquierda, caminando ya de forma muy directa hacia la inconfundible y cada vez mas cercana silueta de El Santo, pocos metros antes de llegar a la misma pasamos por un área recreativa con sus correspondientes mesas y bancos de madera, mas resguardada del viento, que el saliente donde se encuentra el mirador de El Sano, cual improvisado Corcobado del valle del Guadalhorce,  junto al cual nos encontramos con un azulejo explicativo que reza: “Monumento al sagrado Corazón de Jesús, conocido en Pizarra como El Santo, la imagen actual es obra del escultor Miguel Fuente del Olmo y fue colocada en 1995, viniendo a ocupar el lugar de la malograda estatua de hierro y bronce que habían levantado en 1916 los Condes de Puerto Hermoso”. Además de la imponente estatua en cuestión, elevada aún mas si cabe por su generoso pedestal sobre rocas, ni que decir tiene que las vistas que tenemos ante nosotros son magníficas con un par de mosaicos de azulejos que nos ayudan a identificar los principales hitos al norte donde destaca:
la localidad de Álora, a los pies del otro hacho que lleva su nombre y por detrás las moles caliza de la sierra de Huma cuya cumbre es otra meseta ligeramente inclinada y a la derecha la picuda sierra del valle de Abdalajís, con el pico Capilla como punto mas elevado. Al oeste las vistas son inmensas hacia sierra Prieta con Casarabonela a sus pies, la sierra de las Nieves, sierra Real o Canucha y otras sierras litorales al sur y al noroeste la sierra de Alcaparaín y la sierra de Agua asaeteada por generadores de energía eólica y bajo nosotros la localidad de Pizarra.
A escasos metros de la imagen del Santo nos encontramos con una doble señalización del PR.A-118 que nos indica: 
A Pizarra 2 km por donde hemos venido, a la derecha y a la izquierda Ruina Árabes 2,4 km, siendo ésta la opción que cogeremos a continuación, adentrándonos en un camino flanqueado por dos hileras de algarrobos entre los que iremos caminando a lo largo de unos 400 m hasta que venimos a salir a un cruce donde se nos presentan las dos primeras opciones para regresar a Pizarra: la primera opción y mas rápida consistiría en tomar el ramal de pista que va hacia la derecha, dirección sur y que después de llanear sobre la parte alta de la meseta y dejar atrás un par de antenas de telefonía, nos encontramos con un ramal a la derecha (oeste), que nos devolvería a un punto intermedio del sendero por el que realizamos el camino de ida, mas o menos a la altura de Cueva Oscura. 
Esta opción nos ofrece otro camino alternativo que se puede utilizar tanto de subida como de bajada, se trata de la denominada ruta de las plantas aromáticas que alcanza su apogeo en primavera con la flor del romero, el cantueso, manzanilla, hinojo, tomillo o lavanda.
No obstante, nosotros proponemos tomar el ramal de la izquierda, que nos llevará en dirección norte, pasando junto al vértice geodésico que queda a la derecha del camino y que aparece en los mapas topográficos como La Cruz (447 m) y poco después nos encontramos con dos  desvíos a la izquierda, el primero que ignoraremos y el segundo que será por donde se realiza el descenso hacia Pizarra, con un cartelón de madera que nos indica hacia la Ermita. 
Pero antes de iniciar este descenso para hacer la ruta un poco mas completa, recomendamos seguir por la pista principal, en dirección predominantemente norte señalizado como camino antiguo de Almogía, teniendo siempre frente a nosotros una bella estampa de Álora con las sierras de Huma y del Valle  de Abdalajís como telón de fondo, poco después de que el camino gire hacia la derecha, noreste, teniendo ante nosotros el típico paisaje de colinas onduladas que se extiende entre Pizarra y Almogía, dejaremos una casa en ruinas a nuestra izquierda y seguidamente una triple señalización del PR. A-118 que nos indica: 
El Santo 1,6 km (por donde hemos venido), Fuente de La Luna 5,3 km si nos mantuviéramos en el carril por el que ahora vamos y ruinas árabes 0,6 km por el ramal de pista que sale a nuestra izquierda y que es el lugar al que llegaremos, estando muy atento a unas ruinas mimetizadas con el paisaje que quedan a la derecha del camino y que pasan desapercibido si no estamos muy atentos, llegando en este caso al final de este ramal de camino que en aproximadamente 500 m desde la triple señalización viene a morir en una pequeña elevación encontrándose ocupada por una hilera de colmenas que hace recomendable mantenerse alejados a una distancia prudencial.

Una vez visitadas las ruinas, (si es que somos capaces de encontrarla), tenemos tres opciones para regresar a Pizarra: la mas larga, siguiendo  la pista principal por la que caminábamos en dirección a la Fuente de la Luna, viniendo a salir a unos 3 km al sur de Pizarra por la carretera que se dirige a Cártama, siguiendo de esta manera el trazado oficial del primer tramo del PR. A-118 y que hemos pintado de color amarillo en el mapa que aparecía al principio de la crónica y que en el mapa sobre estas líneas aparece con trazado verde, hasta regresar a Pizarra recorreríamos unos 12 km si nos decantamos por esta alternativa.
La segunda opción, mas aventurera, pero fuera de caminos oficiales aunque suficientemente marcada por un sendero de cabras, trazada en color violeta, consiste en subir a las moles de arenisca que quedan a la izquierda de este ramal de camino, y tras subirlos, tomaremos a la derecha, dirección oeste, siguiendo el tenue sendero, hasta que llegamos a una elevación que nos muestra una sucesión de grandes escalones que forma la ladera por donde podemos ir bajando hasta venir a salir a una finca de limones y un camino vecinal que lleva a varias fincas que irán quedando a ambos lados del camino hasta venir a salir a la carretera que va de Álora a Pizarra y que tomaremos a la izquierda, en dirección sur, llegando a Pizarra unos 2 km después. Esta ruta sale por unos 10 km
Ambas opciones son interesantes pero tienen el inconveniente de que al final de las mismas tienes que regresar a Pizarra habiendo cubierto los últimos kilómetros junto a la carretera.
Y por último tenemos la tercera opción que hemos trazado en color rojo y que consiste en regresar sobre nuestros pasos, hasta el cruce que habíamos dejado atrás donde se señalaba la ermita a la izquierda, que ahora en sentido contrario quedaría a la derecha iniciando un dócil descenso por una pista que nos lleva hasta Pizarra, pasando junto a la ermita de la virgen de la Fuensanta, que quedará a nuestra derecha ubicada en un singular paraje lleno de frescura y plantas. 
Destacan algunas habitaciones labradas en la roca, restos de la antigua iglesia rupestre, con yeserías barrocas, según cuenta la leyenda en este lugar se apareció la virgen en el siglo XVII, fecha a la que se atribuye la construcción sobre una iglesia mozárabe. Su fachada actual es de estilo neogótico (s. XIX). Fue una de las Iglesias mozárabes semi rupestres de planta única. En el interior destacan yeserías barrocas. Finalizando así una entretenida ruta circular de unos 9 km.

3 comentarios :

  1. Una preciosa ruta familiar con una crónica que no obvia el mas mínimo detalle. Un clase teórico-práctica magistral. Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo Antonio:
    Aunque como te habrás dado cuenta ya hace tiempo en esto de las descripciones de ruta en internet, hay muchos amantes de lo ajeno con tendencia al copiar y pegar sin tmarse la molestia si quiera de dar una referencia de las fuentes consultadas. Siempre me ha gustado crear mis propias crónicas, con mis impresiones del camino sobre el terreno, a partir de un esquema de ficha de ruta mas o menos constantes en todas mis descripciones a partir del cual elaboro la crónica intentando aportar algún o algunos granitos de arenas mas a lo que pudiera haber en internet hasta la fecha sobre cada ruta en cuestión. Con mis virtudes y mis defectos, pero siempre con el principal ingrediente de la gran pasión y cariño que siento por este bello deporte que es el senderismo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:05 p. m.

    muy bien explicada, y mejor el mapa, mil gracias por tu trabajo, para lo que quieres a qui nos tienes, en Estepa tambien hay alguna rutas buenas, y en este tiempo esta wuapo con los almendros en flor
    El domingo vamos a ir a pizarra. gracias a ti,

    Un Saludo,
    Grupo Senderismo Ostippo


    Un Saludo

    ResponderEliminar