sábado, febrero 24, 2007

A falta de otro hermanito llega Chucky a la familia Amador Leiro
En la imagen aparece Nacho radiante el día de la llegada de Chucky, en compañía de su vecina y compañera de clase María, que tiene muy claro que será veterinaria de mayor.

Tras la triste historia que vivimos el pasado mes de enero con el perrito que compramos en la “Nueva Alfalfa” (Sevilla) y que murió a los dos días, como ya se publicara en este mismo blog. Comenzó una lucha contra viento y marea, para convencer a María de que no renunciáramos a ver cumplido el deseo de Nacho de tener un perrito por primera vez en mi vida. Tras la ardua tarea cotidiana de intentar convencerla cada día por fin indagó para que fuera buscando un cachorro de raza pequeña y macho, por las distintas protectoras de animales de la Costa del Sol Occidental. Y una vez mas comenzó a cumplirse la “Ley de Murphy” nos encontramos de todo: incluso “el perro de agua” que hubiera sido mi deseo, pero no terminaba de aparecer el perrito en cuestión, hasta que el pasado sábado 17 de febrero, unos minutos antes de que llegáramos a la protectora de animales de Torremolinos, una señora entregó una camada de cachorros con lagrimas en los ojos por no podérselos quedar para criarlos. Nada mas verlo, María y Nacho se quedaron enamorados y lo mas increíble es que María ha pasado de odiar mis pájaros tropicales y cualquier animal para tener en casa a sentir verdadera adoración por “Chucky”, hasta el punto de que está loca con el perro…¡sorpresas te da la vida!.

Obviamente, con los dos meses que ahora tiene, estamos en plena fase educativa, para que haga pipí y caca en la calle y no en casa, que no muerda las cortinas o los cables del ordenador, que no esconda: los calcetines, las babuchas o cualquier otra cosa que pille debajo del sofá. De momento llevo muy bien lo de levantarme a las 8,00 am. para sacarlo y ya estoy educando también a Nacho en la enseñanza de limpiar los regalitos que va dejando “Chucky”, y las pocas veces que me desobedece tengo en cuenta los “DIEZ MANDAMIENTOS PARA AMOS RESPONSABLES”:

1. Mi vida es de unos 10 a 15 años. Cualquier separación de tí será dolorosa.
2. Dame el tiempo para entender lo que quieres de mí.
3. Confía en mi. Es crucial para mi bienestar
4. No te enojes conmigo por mucho tiempo, y no me encierres como castigo. Tú tienes tu trabajo, amigos, y entretenimientos. Yo solo te tengo a tí.
5. Háblame. Aunque no entiendo tus palabras, entiendo tu voz cuando me habla.
6. Recuerda que núnca olvidaré la forma en que me trates. (Referencia a "Papel Arrugado").
7. Antes de que me golpees, ten en cuenta que yo tengo dientes que fácilmente podrían aplastar los huesos de tus manos, pero elijo no morderte.
8. Antes de que me regañes por ser flojo o poco cooperativo, pregúntate si no puede haber algo que me esté molestando. Tal vez no me esté alimentando correctamente, estuve mucho tiempo al sol, o mi corazón se está poniendo viejo y débil.
9. Encárgate de mí cuando envejezca. Tú, también, envejecerás algún día.
10. Y no me abandones en mi último viaje. Nunca digas "no podría verlo", o "ojalá que ocurra en mi ausencia". Todo es más fácil para mi si tú estás ahí. Recuérdalo, yo te amo.

5 comentarios :

  1. Mi enhorabuena para Nacho. Ahora tiene la oportunidad desarrollar el sentido de la responsabilidad.

    ResponderEliminar
  2. El perro es precioso... Ahora lo que más me ha llamado la atención son los ojazos de la amiga de Nacho.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, fijandome bien... Nacho también los tiene claritos... Hacen muy buena pareja... Juani, ¿es tu nuera o qué?

    ResponderEliminar
  4. un fuerte abrazo me alegro de que Nacho pueda hacer feliz a un perrito abandonado.

    ResponderEliminar