lunes, marzo 04, 2019

Desde Mijas a Alhaurín el Grande por el Pico Mijas "La Bola"


Magistral poema improvisado sobre la marcha de nuestro buen amigo y gran Poeta: Romualdo Estévez Cabello, "El Trovador de la Senda", que nos deleita con sus poesías y sabiduría en cada ruta:

El invierno ha desertado
 ante un sol de Primavera.
Es la mañana de Mijas:
El Comando se despliega.

Dirige Paco Leal
otra ruta transmijeña.
Paco Jaime se adelanta
con una patrulla extra.

En el grueso de la tropa
El Comandante se centra
y a cuidar la retaguardia
Paco Castillo se presta.

Las nueve de la mañana
bajo un nido de cigüeñas.
Una chica asea la plaza,
un burro se despereza.

Gracias a quien corresponda
por invitarme a la fiesta.
Otro regalo del cielo...
El Pico Mijas espera.
   
Desde MIjas a Alhaurín el Grande
6ª TRAVESÍA PAISAJÍSTICA TRANSMIJEÑA
 Punto de encuentro (único): Tal y como estaba previsto
todos los participantes llegamos un poco antes de las 9.00 am, al Ayuntamiento de Mijas, que fue la hora y el punto de encuentro escogido por nuestro guía y anfitrión el Doctor Leal que supo imponer un ritmo constante pero muy cómodo de principio a fin por la Sierra de Mijas que se conoce como la palma de su mano. Antes de iniciar la caminata, el bueno de "Guti" tuvo a bien regalarnos un pe-drive a cada participante en forma de burrito (uno de los símbolos de Mijas), con amplio contenido sobre los magníficos atractivos turísticos de esta localidad, y tras la foto de grupo de Rafa Castle, iniciamos la marcha, dejando el Ayuntamiento a nuestra espalda, atravesando la Plaza de la Virgen de la Peña de Este a Oeste, para tomar las escaleras que nos llevan hasta calle Málaga, que tomamos a nuestra izquierda pasando por el antiguo Ayuntamiento, hoy Casa Museo Municipal y tomando la primera calle a la derecha, calle San Sebastián, que con sus encaladas fachadas, sus macetitas y el fondo de la Sierra con los pinos que ya nos esperaban, formaban el perfecto telón de fondo, para iniciar aquella jornada de cielos azules y algunas rachas de viento de levante a primera hora de la mañana.
Simultáneamente al inicio de la caminata, nuestro Ex Presidente Paco Jaime, ya se había llevado a varios compañeros en su coche, que tuvieron a bien ahorrarse los primeros 3,5 km y más de 350 de desnivel que son los que ya se llevan acumulados al llegar al cruce de senderos más cercano al Puerto Colorado, que es a donde ellos iniciaron la ruta. Magnífica opción a la que no siempre se puede recurrir, pero que en esta ocasión nos brindaba un magnífico "Plan B" para quienes desearon hacer una versión un poquito mas light.
Ficha de la ruta en su versión completa:
Distancia: 19 Km
Dificultad Física: Media/Alta por la distancia y el desnivel.
Dificultad orientativa: Fácil, por el excelente estado de mantenimiento de los senderos y las balizas en cada cruce.
Dificultad técnica: Baja, tan sólo hay que mencionar el paso de "La Nariz del Buey" en la bajada hacia la Fuente del Acebuche, donde hay que destrepar un paso con cadenas al que se llega por un sendero con algo de vuelo, pero que no ofrecerá mayores dificultades haciéndolo despacio.
Desnivel ascendido: 1.088 m
Desnivel descendido: 1.242 m
Tipo de suelo: 85% sendero formado por piedras suelas y arenas dolomíticas blanquecinas del complejo "Malaguide". 13% pista forestal terriza y último kilómetro asfaltado antes de llegar al Hotel EL MIRADOR y 2% calles del casco urbano de Mijas pueblo, al inicio de ruta.
Inicio: Ayuntamiento de Mijas: (420 msnm)
Altura máxima: Pico Mijas (1.150 msnm)
Final de ruta: Hotel El Mirador, Alhaurín el Grande (250 msnm)
Fecha de realización y meteorología: Sábado 2 de Marzo de 2019, día de cielos despejados, comenzaba la mañana con aire fresco de levante que nos acompañó la primera hora de ruta, para ir amainando el resto del día, hasta tornarse en un punto algo calurosa la jornada, que hasta mediada la tarde no nos permitió contemplar con nitidez los horizontes más lejanos cubiertos por una capa de calima, aunque sí un amplio radio de más de 40 km a la redonda.
Algunas pinceladas sobre Mijas:
La ermita de Nuestra Señora de La Peña se excavó en las mismas rocas donde hoy se encuentra, por un hermano carmelita entre los años 1956 y 1682, a la que se le ha añadido una sacristía de piedra irregular, tratando de simular una obra natural. El exterior de los pies realizado con la misma intención, tiene acceso de medio punto y pequeña espadaña. En una irregular hornacina excavada en el frontal se encuentra la Virgen de la Peña, patrona de Mijas.
Los burro taxis, son todo un símbolo de esta localidad, a modo de transporte de paseo para hacer una visita turística, por las típicas calles de Mijas, que surgió a finales de los años 50, a raíz de que algunos trabajadores de las canteras que regresaban a sus casas en burro, y eran requeridos por los turistas para fotografiarse o darse una vuelta. En la actualidad el número total de burritos que componen este servicio es de 61, de los que 13 son burros de carro y 48 de silla. Aunque afortunadamente esta actividad está mucho más controlada en la actualidad, no ha dejado de ser motivo de polémica por parte de los "Animalistas" a la hora de denunciar algún turista bastante gordo montado en un pobre burrito.
Mijas fue fundada por los fenicios y en ella se asentaron griegos (de hecho aparece mencionada en la geografía de Ptolomeo con el nombre de Tamisa), en la que también se asentaron: cartagineses, romanos, visigodos y los musulmanes que le permitieron a los habitantes de Tamisa mantener sus bienes, su religión y sus costumbres, a cambio de la tercera parte de lo que producían sus propiedades agrícolas y ganaderas. Fueron los musulmanes los que le cambiaron el nombre de Tamisa por Mixa.
Mijas siguió bajo la ocupación musulmana hasta casi el final, de hecho resistió los ataques de los Reyes Católicos, mientras duró el asedio a Málaga en 1487, suceso tras el cual sus habitantes se rindieron incondicionalmente y fueron vendidos como esclavos a la nobleza y otros caballeros que participaron en la guerra, y tras la reconquista del Reino de Granada se procedió al reparto de las casas y tierras de la villa entre cristianos.
Mijas permaneció fiel al Emperador Carlos I, que le otorgó el título de Muy Leal. Más tarde en enero de 1521, Doña Juana la declaró exenta de alcabalas y le otorgó el título de Villa. Durante ésta época y hasta bien entrado el siglo XVIII, la actividad de piratas en la costa era intensa, por lo que a partir del año 1492, para advertir a la población y para combatirlos, se empezaron a construir en el litoral las torres vigías que aún se conservan.
Al igual que el resto de poblaciones costeras o cercanas a la costa, hasta bien entrado el siglo XIX, Mijas vivía principalmente de la agricultura y la pesca, además de algunas explotaciones ganaderas y de la extracción de minerales. Las viñas fueron la principal riqueza del campo de Mijas hasta que la plaga de la filoxera de 1880, destruyó todas las plantaciones. 
La carretera entre Mijas y Fuengirola se inaugura en 1873, municipio que se segregó de Mijas en 1841. La llegada del ferrocarril a Fuengirola vino bien para comenzar a situar a Mijas en el mapa, sin embargo, la villa seguía bastante aislada hasta los tiempos de la Segunda República, cuando llegaron los primeros periódicos. No hubo teléfono hasta 1953, y según descripciones de la época, que aún recuerdan Carmen Cabello y Paco Jaime muchas casas del pueblo estaban rematadas poco menos que como chabolas de palma. La población se encontraba desperdigada por el campo, cual gigante portal de Belén, con una estructura minifundista. Durante la postguerra hubo mucha hambre y ausencia de trabajo, ya que el único que quedó fue la recogida de hierba en la sierra para el esparto, situación que se agravó por la existencia de años de sequía que coincidieron con los primeros años de la Postguerra. Durante estos años bárbaros, Mijas también fue escenario de las operaciones de la guerrilla antifranquista, gracias al apoyo y respeto populares con el que contaba la guerrilla. La Sierra de Mijas fue la base de la partida de Mandamás y el lugar donde fue cercada la partida Salvador en 1948.
En los años 50 una fábrica de amianto vino a paliar el paro y comenzó a construirse algún pequeño hotel gracias al nombre que empezaba a tomar la Costa del Sol. Con la llegada del turismo el municipio experimentó una profunda transformación. Surgieron los nuevos núcleos de población de La Cala y Las Lagunas y comenzó la construcción de urbanizaciones residenciales. Las Lagunas surgió de la nada a partir de campesinos del interior del término que abandonaron sus tierras. La Cala era un núcleo rural de apenas 19 familias campesinas que multiplicó su población.

Con la llegada del nuevo Milenio la localidad de Mijas, junto con Benalmádena e Istán se erige como una de las grandes pioneras en lo referente a la creación, difusión y mantenimiento periódico de una amplia red de senderos por toda su Sierra, que a pesar del terrible incendió que sufrió en julio de 2001, está llevando a cabo un modélico plan de limpieza, mantenimiento de su red de senderos y reforestación de algunos sectores, que nos hace albergar esperanzas para volver a ver algún día, aquella inolvidable estampa de esta sierra, completamente cubierta del verde de sus pinos. 
Hoy en día no sólo es un pueblo próspero, sino que abarca un enorme término municipal, considerado de los más ricos de toda España.
1ª parte, desde Mijas pueblo hasta "La Bola" del Pico MIjas
Tal y como íbamos diciendo, al final de la ascensión por calle San Sebastián, remontamos el tramo de escaleras que nos lleva hasta la carretera A-387, Mijas-Puerto de los Pescadores, que atravesamos, para encarar la rampa en cuya base nos encontramos con varios paneles y balizas correspondientes a la red de senderos de la Sierra de Mijas, incluida la etapa Nº32 del GR.249 "Gran Senda de Málaga entre Ojén y Mijas" que va a coincidir con el primer tramo de nuestro itinerario hasta el cruce más cercano al "Puerto Colarado". 

Siendo el primer hito de nuestro itinerario la Ermita del Calvario (Km 0,9, 520 msnm) a la que llegamos en apenas 5 minutos desde la carretera, a través de una sucesión de cortos zigzags al final de cada cual nos vamos encontrando con una cruz, de hecho en la Semana Santa de Mijas se realiza un via crucis hasta esta Ermita que se construyó en el año 1710, que en sus orígenes se utilizaba como retiro espiritual de los monjes Carmelitas, cuyo convento estaba en el lugar que hoy ocupa la Ermita de la Virgen de la Peña. Como bien sabe el Padre Carras, esta Ermita solo se abre los viernes de Cuaresma por la tarde y el primer viernes de Marzo, fiesta del Cristo de Medinaceli. Este es un lugar muy frecuentado por algunos vecinos del pueblo en sus paseos diarios y también es fácil coincidir con algunos senderistas, pues a la magia del enclave, hay que añadirle las magníficas vistas que desde ella se pueden disfrutar con el Mediterráneo al fondo, enmarcado por el bosque de pinos que nos rodea.
Desde la ermita empezamos a encontrarnos con varios ramales de sendero, siempre, bien señalizados en cada cruce, siendo la opción más clásica para subir al Pico Mijas, la ruta azul o del Puerto Málaga. Pero nosotros tomamos el ramal de la izquierda, que asciende hasta un collado relativamente próximo, este sendero era conocido en su día como "La ruta Roja" o "Ruta del Refugio", que al mismo tiempo coincide con el tramo final (o inicial) de la etapa Nº32 del GR.249 "Gran Senda de Málaga entre Ojén y Mijas", a lo largo de este primer tramo del recorrido vamos a ir faldeando la Sierra de Mijas en dirección Oeste, llevando Mijas pueblo a nuestra izquierda, que pronto dejaremos atrás y el Mediterráneo siempre como telón de fondo, con un perfil de dientes de sierra donde se alternan continuas subidas y bajadas, que a lo ya ascendido desde el Ayuntamiento de Mijas pueblo, son los que al final de la jornada nos llevarán a superar los 1.000 m de desnivel ascendido en los parámetros de nuestro GPS. El primer hito significativo que nos encontramos en este tramo de "La Ruta del Refugio" lo tenemos al llegar al segundo collado, donde el sendero se vuelve a tornar llano, dejando a nuestra derecha una construcción de piedra encalada en forma de cúpula conocida como la Cruz de la Misión (Km 1,3, situado a 583 msnm), nombre con el que algunos también denominan este sendero. 
A penas 150 m mas allá dejamos a la derecha el antiguo proyecto inconcluso de un Albergue Juvenil (km 1,45, situado a 588 msnm) una de las asignaturas pendientes del Ayuntamiento de Mijas, pendiente de finalizar la construcción de este albergue destinado al desarrollo de actividades de turismo activo, desde donde ya estamos a tiro de piedra de La Cantera del Barrio (km 1,5, situado entre los 570 y 600 msnm), de donde en su día se extraía mármol tal y como aún se puede comprobar en sus lisas paredes y suelos. Tal y como nos recuerda nuestro amigo Juan Morente en su libro Sierra de Mijas, guía del Excursionista: El nombre de Mijas deriva de Mixas, minas, por la riqueza mineral de este territorio en el que podían extraerse, entre otros productos, hierro, plomo, plata, amianto, y talco. A los pies de la cantera existe un pequeño vivero diseñado y dirigido por los técnicos de la Concejalía Medio Ambiente de Mijas. Desde ella se trabaja para la concienciación de los jóvenes escolares de la zona, con proyectos de repoblación forestal. Una de las anécdotas del día fue una mini sesión de yoga que realizamos todos los participantes, dirigida por nuestra compañera Isabel "Una senderista de Málaga", que aprovecho la ocasión para recordarle a los miembros de la Junta Directiva allí presentes la posibilidad de dar a anunciare futuras actividades de Yoga que ella podría realizar para los socios que puedan estar interesados, de hecho, ella es monitora de Yoga.
Más allá de la cantera y el abandonado proyecto del albergue juvenil, el sendero vuelve a serpentear en cerrados zigzags, junto a un roquedal, se trata de un tramo recientemente desbrozado por la Concejalía de Medio Ambiente de Mijas, gracias a los alumnos de la Escuela Taller a los que en gran medida debemos el impecable mantenimiento de las balizas y los senderos que desde aquí nos llevarán hasta la cumbre. La ruta sigue describiendo un perfil donde se suceden continuas subidas y bajas, relativamente suaves, atravesando algunas cañadas, como la del Arroyo de Los Pilones (normalmente secas), más adelante, en el interior de una curva, a la izquierda del sendero, cercano a un eucalipto y semi oculto por el abundante matorral de la zona, a unos 10 m del sendero, podemos acercarnos ante una antigua calera muy bien conservada (Km 3,3, situada a unos 528 msnm). Minutos después llegamos al Puerto Ronco, donde encontraremos un cruce que debemos tomar a la derecha, ya que el de la izquierda baja a la carretera.

Poco después volvemos a descender un poco, y llegamos al cruce con el sendero que asciende por nuestra izquierda desde el Puerto Colorado (km 10 de la carretera A-387), que pasa por encima de Mijas Pueblo, de donde habían partido algunos compañeros, casi una hora y media antes. Pronto llegamos a otro cruce de senderos (km 4,2, situado a unos 522 msnm) a la altura del arroyo de la Fuente de la Adelfa (aunque aquí, lo que en los mapas topográficos aparece como arroyos, siempre son pequeñas barranqueras secas) con varias balizas, una de ellas nos indica, ruta de Las Cañadas a la derecha (NE) y Pico de Mijas izquierda (NO), a partir de aquí el terreno se torna claramente ascendente. Sin embargo, llegados a este punto el Doctor Leal, siempre le gusta escoger el "Sendero de las Cañadas" que da más rodeos hacia la parte alta de la sierra, pero que gracias a su sucesión de zigzags nos hizo la subida mucho más llevadera, mientras nos íbamos deleitando con las vistas y pequeñas maravillas del camino como las florecillas moradas de los cantuesos o las rosas de la jara blanca, así como otras amarillas cuyo nombre no recuerdo en este momento. 
También cabe destacar la existencia de sectores de pinar que nos brindan su sombra, con la presencia intercalada de algún ciprés que llamará nuestra atención de vez en cuando, hasta que alcanzamos la pista terriza (km 6,4, situado a 760 msnm) que faldea la sierra por encima de los 750 msnm, muy frecuentada por corredores de montaña y mountain bike. Llegados a este punto existe la posibilidad de regresar a Mijas sin dificultad: tomando esta pista a la derecha (dirección Este), faldeando la sierra, para posteriormente tomar el sendero que baja por la antigua ruta azul, que nos llevaría de regreso hasta la Ermita y a Mijas pueblo sin margen de error. A partir de aquí, hay que afrontar unos 400 m de desnivel hasta la cumbre, sin repechos excesivamente duros, pero prácticamente continuos.

Después de dejar la pista atrás encaramos una nueva sucesión de zigzags que nos permite ganar mucha altura en poco tiempo, encontrándonos al poco tiempo con otro cruce de senderos, que volvemos a tomar a la derecha, manteniendo ahora un trazado mas rectilineo en contante pendiente hasta llegar a un último cruce de senderos (Km7,3, situado a 923 msnm), donde nos señalan que por el ramal derecho continúa el Sendero de las Cañadas, que ya abandonamos definitivamente en este punto, mientras que nosotros tomamos el ramal de la izquierda, que a partir de aquí describe una amplia curva a modo de gigantesca herradura, rodeando la cabecera del Arroyo de la Fuente de la Adelfa, cuya caída siempre la vamos a ir teniendo a nuestra izquierda, hasta alcanzar el último tramo de zigzags, que ya nos deja a tiro de piedra de "La Bola" que ya vamos viendo cada vez más grande conforme nos vamos acercando a ella. 
Llegados a los Llanos del Conejo, ya sólo nos resta remontar la rambla arenosa, que alberga uno de los mayores bancos de arenales dolomíticos de toda la Sierra de Mijas y que nos conduce hasta el último tramo de pista (ya cementada) que nos lleva hasta el recinto, donde se aloja "La Bola" que en realidad, es una estación meteorológica, situada a 10 m escasos al N-E del vértice geodésico (km9,4, situado a 1.150 msnm), en el cual estuvimos almorzando, mientras un pequeño grupo de compañeros prolongaba sus pasos por la crestería hasta el siguiente cerro que quedó bautizado desde aquel día como Cerro Pino Leal (Km 9,9 situada a 1.149 msnm), con el aliciente de una bonita línea de tajillos y roquedos, ausentes en la excesivamente humanizada cumbre del Pico Mijas.


A pesar de la presencia de capas de calima en el horizonte, que mas tarde se irían disipando conforme avanzaba la tarde, pudimos disfrutar de extraordinarias panorámicas del tramo de litoral costasoleño que va desde Málaga capital hasta Calahonda al SUR, con un paisaje donde predomina el azul del Mediterráneo, en contraste con el celeste del cielo, el verde intenso de los pinos, las distintas tonalidades de matorral. Amplias vistas del Valle del Guadalhorce y sus principales afluentes hasta los pueblos situados en la faldas orientales de Las Nieves al NO, o Casarabonela asentada sobre la falda de Sierra Prieta, Villafranca del Guadalhorce, parte de Álora a los pies de su hacho, así como Pizarra, Sierra de Huma, Chimenea, Torcal y su prolongación hacia Camarolos, asomando por encima de los Montes de Málaga, así como toda la llanura de la zona del Aeropuerto de Málaga y Alhaurín de la Torre a los pies de la cara N-E de la Sierra. A estas habría que añadir Alhaurín el Grande desde la cumbre secundaria a la que llegaron algunos compañeros y en días de buena nitidez (preferentemente con viento Norte o de Poniente) las costas de África con el Rif de Marruecos en dirección S-O. 
2ª parte, desde La Bola hasta el Hotel EL MIRADOR (Alhaurín el Grande)
Desde la pequeña estación meteorológica popularmente conocida como "La Bola"(1.150 msnm),  iniciamos el descenso por la rambla arenosa por donde descendimos sobre nuestros pasos hasta Los Llanos del Conejo. Una de las peculiaridades que tiene esta zona cercana a la cumbre, es la cantidad de ciclistas (mountain-bike) que la frecuentan como ruta tipo desafío. Desde los Llanos del Conejo, descendemos por zigzagueante sendero repleto de pequeños guijarros de mármoles dolomíticos en descomposición que acaban convirtiéndose en las arenas de color blanquecino sobre las que caminamos entre encinas y chaparros, hasta que en poco menos de un km, llegamos al Puerto de la Encina (Km 12,1, situado a 929 msnm).

El Puerto de la Encina (929 msnm)es el punto más alto del carril que faldea la cara N de la Sierra de Mijas y desde él podemos escoger entre dos alternativas para descender hasta la Casa Forestal cercana a la Fuente del Acebuche, la opción más directa es la que en dirección N desciende de forma muy acusada junto al barranco de las Palomas, en paralelo al "Pecho o Loma de los Condenados", pero además de su fuerte pendiente, tiene el inconveniente de que casi todo el tiempo vamos rodeados de pinos que nos impiden disfrutar del paisaje en la distancia, aunque es buena opción para una ruta circular. La otra opción, que es la nuestra, consiste en continuar descendiendo por el sendero que entre matorral bajo nos lleva en dirección N-E, en paralelo a la Cañada de la Dehesilla, concretamente por su margen izquierda, de manera que el fondo de la cañada lo tenemos a nuestra derecha. Afrontando más tarde un corto tramo ascendente sobre la zona rocosa con algo de vuelo a nuestra derecha, donde recientemente la Federación Andaluza de Montaña y la Diputación Provincia de Málaga han colocado unas placas amarillas de "Atención Peligro, Caída al Vacío", siendo sin lugar a dudas el tramo mas espectacular del recorrido con unas vistas espeectaculares sobre los tajos y barranqueras del entorno, así como sobre los tramos de sendero que en largos zig-zags afrontaremos posteriormente en bajada y que vistos desde allí arriba, nos recuerdan a los intrincados trazados de etapas reina del Tour de Francia. El punto más delicado está muy bien preparado con un paso con cadenas perfectamente fijadas al roquedo, donde podemos bajar cómodamente cara a la pared, como si estuviésemos rapelando, en este caso con gran facilidad, pues a penas son 4 m de pared escalonada, donde siempre encontramos un apoyo fácil y seguro. Se trata del paraje conocido como "La Nariz del Buey" (Km 13,8, situado a 720 msnm), donde cambiamos por primera vez, dirección N, por dirección O. El siguiente kilómetro de sendero se caracteriza por una larga sucesión de zig-zags que salva un gran desnivel en una distancia lineal relativamente corta.
Dejamos atrás el paso conocido como "La Nariz del Buey", afrontando una la mencionada sucesión de prolongados zigzags, y retomamos dirección N, mientras el sendero comienza a faldear la ladera con alguna corta rampa en subida, aunque casi siempre vamos en bajada, mientras vamos dejando los Tajos del Caballo, pasando bajo Los Tajos del Horno, de hecho este sendero es conocido en Alhaurín el Grande como "El Sendero de la cara de los Tajos" y un poco más adelante, el sendero gira bruscamente a nuestra izquierda, dirección Oeste, desde donde tenemos una bonita balconada hacia el Valle del Guadalhorce, el siguiente hito es el punto donde el sendero atraviesa un antiguo cortafuegos, presidido por un pino solitario, que queda a nuestra derecha (ladera abajo). A partir de aquí volvemos a sumergirnos en el denso bosque de pinar que caracteriza a la mayor parte de la vertiente norte de la sierra de Mijas. Unos 600 m mas allá del cortafuegos, inmediatamente después de dejar atrás una barranquera, semi oculto, a unos 8 m, a la derecha del sendero (ladera abajo) y junto aun árbol caído nos encontramos con un recóndito roquedo que pasa fácilmente desapercibido y que alberga un curioso conjunto de Los Petroglifos, grabado en las rocas, popularmente conocido en Alhaurín el Grande, como Piedra de Los Marcianos (Km 15,4, situado a unos 620 msnm), y justo un kilómetro más allá aún sumergidos en el denso pinar donde el sendero se torna mágico en algunas de sus curvas, llegamos a la emblemática la Fuente del Acebuche (Km 16,4, situado a unos 548 msnm).


Muy cerca de allí se encuentra "La Casa Forestal de la Fuente del Acebuche" que en esta ocasión quedaría unos 100 m a la izquierda de nuestro camino a seguir. A penas 100 m mas allá de la Fuente del Acebuche, el sendero desemboca en la pista que ya no dejaremos hasta llegar al final de la ruta, pista muy frecuentada por ciclistas y corredores de montaña que en los pueblos asentados a los pies de la Sierra de Mijas son legión y Alhaurín el Grande no es una excepción. A partir de la Urbanización Las Chicharras la pista terriza se torna en pista asfaltada, y después de dejar a la izquierda (zona vallada) una antigua era en zona de albercas, atravesamos la zona de la Cuesta de Palma y "Las Pacas" hasta llegar al Hotel El Mirador (km 19,46, situado a unos 260 msnm), situado a la altura del km 74, de la carretera A-366, a la salida de Alhaurín el Grande, dirección Alhaurín de la Torre, en la zona conocida como Huertas Altas. Donde el autocar ya nos esperaba puntualmente para traernos de vuelta hasta Mijas pueblo donde recuperamos nuestros vehículos tras la cervezas, refrescos o cafés post ruta, haciendo bueno el lema de: "La cumbre está en la espuma de la cerveza post ruta".

No hay comentarios :

Publicar un comentario