domingo, abril 20, 2008

P.R. G-79 Sendero del río Arenteiro (Ourense)

P.R.-G.79 Sendero del río Arenteiro: De O Carballiño a Pazos Arenteiro (Red de Sendeiros “Terras do Avia", Ourense).
Existe una comarca al noroeste de la provincia de de Ourense denominado “Terras do Avia” donde existe una maravillosa red de senderos que nos llevan por lugares verdaderamente mágicos y representativos del encanto de la Galicia interior con pueblos pequeñitos que son una auténtica joya del románico como “Pazos de Arenteiro”, monasterios como el de la localidad de “Leiro”, “Boborás” ó pueblos mas importantes como Ribadavia o Carballiño, de gran importancia en la industria vinícola, ganadera, paisajística y monumental.

Precisamente el sendero de pequeño recorrido: “PR-G79 Senda do río Arenteiro”, teóricamente comienza en la preciosa área recreativa que posee la localidad de “O Carballiño” a orillas del río Arenteiro, que es el gran protagonista de esta ruta. A esta área llegamos fácilmente saliendo de “O Carballiño” por la carretera nacional que se dirige a “Pontevedra”. Sin embargo, como en toda ruta lineal debemos prever que un taxi o alguien con quien quedemos previamente nos recoja al final de trayecto. O bien dejar nuestro coche en el final previsto de recorrido y llegar al inicio en otro transporte público o privado. En mi caso, al llegar a “Pazos de Arenteiro” llame a un taxi de la cercana localidad de “Leiro” y que por la razonable cantidad de 20 € me devolvió al aparcamiento del área recreativa de “O Carballiño” donde había dejado el coche, después de desayunar en el centro de esta localidad, que se halla situada en el extremo noroeste de la provincia de Ourense, atravesada por la cuenca del río Arenteiro.

“O Carballiño” (Ourense)
Esta zona estuvo habitada desde el Neolítico y fue durante la Edad Media, con el asentamiento de la orden monástica del Císter en Oseira, cuando comenzó el desarrollo económico de la comarca. Auténtico símbolo de “O Carballiño”, es el Templo de la Veracruz, que siempre me deja con la boca abierta, obra reciente del arquitecto Antonio Palacios, donde podemos apreciar la armónica fusión de trazas bizantinas, prerrománicas, románicas y góticas. Una auténtica joya arquitectónica infinitamente superior a la mayoría de los templos que se construyen hoy en día, bajo la etiqueta de arte moderno y diseño vanguardista, de muy dudoso sentido de la estética.

Otros puntos de interés son el yacimiento castreño de San Cibrán de Las, el Pazo de los Quiroga y Santa Baia de Banga, joya del románico que alberga hermosas pinturas murales policromadas (s. XVI).
Uno de los principales atractivos turísticos de O Carballiño es su condición de estación balnearia. Las aguas termales, conocidas desde época romana, tienen sus dos referentes principales en las Caldas de Partovia y el Gran Balneario. Por su parte, el río Arenteiro concentra grandes áreas de ocio como las playas fluviales del Cuco y la Piscifactoría o el Parque Municipal, donde comienza nuestra ruta a pie hasta “Pazos de Arenteiro” por el “PR-G79 Senda do río Arenteiro”.
Los alrededores del municipio poseen un alto valor ecológico y paisajístico, con abundantes manchas de bosque autóctono. En el sur del término municipal es posible contemplar el peculiar cultivo en terrazas de sus viñedos, que producen los apreciados vinos de Ribeiro. Por último, en el vecino municipio de San Cristovo de Cea se halla el Monasterio de Oseira (s. XII), de gran monumentalidad y altamente recomendable para visitar si disponemos de tiempo para ello.
PR-G79 Senda do río Arenteiro: De O Carballiño a Pazos Arenteiro (Red de Sendeiros “Terras do Avia”, Ourense).
La ruta parte del Parque Municipal do Carballiño,junto a la piscifactoría, donde ya nos encontraremos con unos paneles y balizas debidamente señalizadas, que nos irán indicando en todo momento nuestro recorrido, anunciándonos en muchas ocasiones, el hito ó la aldea/localidad siguiente que nos espera en el camino, así como distancia a la misma ó a la anterior que ya hemos dejado atrás, lo cual, nos viene muy bien si hacemos el recorrido en sentido contrario.

Todavía dentro del parque fluvial de “O Carballiño” nos quedaremos maravillados por la grandiosidad de la peña granítica conocida como: “Pena dos Namorados” a la que podemos acceder por unas escalerillas esmeradamente preparadas y muy bien mantenidas para uso y disfrute de todos los visitantes de este precioso parque, donde también nos encontraremos con el camping municipal y una serie de bungalows, inspirados en los genuinos castros celtas, en perfecta armonía con el entorno que lo rodea, hasta el punto de hacernos sentir en un lugar idílico tipo “La Comarca” de donde parten: Frodo, Sam, Merryl y Pippin, a su encuentro con el “Mago Gandalf” en taberna del “Pony Pisador en la aldea de Bree”. Y para demostraros que a pesar de ser sevillano, no exagero en absoluto, sólo hace falta retomar la senda y abandonar el parque, caminando siempre junto al río Arenteiro, que vamos a cruzar por primera vez por un precioso puente con templete a la altura del molino conocido como “Muíño do Anxo” junto al interesante ecomuseo y el Parque Etnográfico do Arenteiro, donde ya nos despedimos definitivamente de las instalaciones del parque fluvial, por unas escaleras a modo de pasarelas instaladas estratégicamente para salvar unas escarpadas zonas rocosas que flanquean el río por la orilla por la que vamos ahora, hasta que volvemos a caminar por una empedrada senda donde incluso nos vamos a encontrar con algunas piedras de molienda, horadadas en el centro por el inconfundible orificio donde iba instalado el torno. Y en unos minutos llegaremos tocaremos un punto donde coincidimos con la carretera nacional que se dirige a Pontevedra, pero que abandonamos inmediatamente, tomando un puente por el que atravesaremos por segunda vez el río Arenteiro, que vamos a abandonar hasta llegar al lugar que nos marca la baliza de: “Ponterriza 2km.”.

Pasaremos ahora por caminos vecinales de tierra, que traviesan extensiones de aulaga, brezo, retama, pinos y eucaliptos, que se intercalan con pequeñas huertas de carácter familiar donde observamos plantaciones de maiz, viñas, tomateras, etc… Nada mas atravesar un puente de piedra, ya estamos en “Ponterriza”, pequeña aldea, que nos da la bienvenida con un pequeño horreo a la izquierda y un cruceiro a la derecha. La llegada a una aldea por pequeña que sea, siempre puede prestarse a confusión para continuar el camino correcto a la salida de la misma, pero en este caso las inconfundibles balizas amarillas y blancas de “P.R.” están muy bien señalizadas, encontrándonos así con la indicación: “Moldes 1,6 km.”, localidad a la que llegamos en poco mas de 20 minutos, por paisajes de prados típicamente gallegos, intercalados con algunos bosques de roble y algunas parcelas separadas por pequeños muretes de piedra, tras los cuales, nos miran pacíficamente las vacas que pastan tranquilamente la buena hierba del norte. Y así llegamos hasta la “Iglesia de San Mamede de Moldes” que prácticamente marca la mitad del recorrido, que vamos a dejar a nuestra derecha, para comenzar una ligera ascensión siguiendo la doble indicación: “Paradela” 900 m. y “Ponte do Castro” 2,5 km., llegando a la aldea en pocos minutos a través de un bosque de grandes pinos, intercalados con algún que otro roble, eucaliptos y helechos de gran altura.

Al llegar a “Paradela” nos encontramos con la doble indicación de “Ponte do Castro” 1,6 km. y “Cima de vila–Cabanelas” 3,2 km. ante nosotros tenemos un profundo valle por donde bajan las aguas del río Arenteiro al que llegaremos en permanente descenso a través de un tupido bosque de pinos, por una senda flanqueada de grandes helechos que nos llevará hasta el preciso puente medieval conocido como “Ponte do Castro” tras el cual nos espera la subida mas prolongada y larga del día, que aunque no coincida con la gráfica oficial, a mí se me antojó cercana a los 200 m. de desnivel, en a penas un kilómetro de distancia. Hasta que salimos a una carretera vecinal, que fue el único punto de posible confusión por no encontrarse allí ninguna señalización, pero tomando a mano derecha, se llega en poco mas de 10 minutos, a la tranquila aldea de “Cima de Vila”, a partir de aquí el resto del camino discurre en permanente descenso, a tan sólo 700 m. de distancia, se encuentra “Cabanela” aldea algo mayor que la anterior donde destaca su cementerio junto a la iglesia parroquial y las casas, orientadas al sur, difuminadas por la ladera, donde encontramos innumerables fuertecitos, asentados sobre bancales, a buen seguro labrados durante siglos de tradición y buen hacer.

Y en permanente y acusado descenso llegamos vamos acercándonos al ruidoso cauce del río Arenteiro, pasando junto a las ruinas del molino “Muiño do Arenteiro”, tras el cual atravesaremos un precioso puente de sillería de dos ojos, “Ponte de Pazos de Arenteiro” y siguiendo el cauce del río, llegamos por una preciosa pasarela de madera, con sus barandillas, meticulosamente preparadas, hasta el conocido “Pozo dos Fumes”, que hace referencia a una poza, sobre la que cae una estruendosa cascada entre unas rocas, por debajo de las cuales discurre el agua, como si hubiera desaparecido el río por arte de magia, saliendo de entre dichas rocas una permanente nube de vapor de agua, de donde le viene su denominación de “Fumes”. Ni que decir tiene, que este tramo del río, a tiro de piedra de la localidad de “Pazos de Arenteiro” resulta verdaderamente idílico y para darle un mayor toque de fantasía, alguien tuvo a bien la idea, de esculpir unas caras y figuras varias, sobre algunas grandes piedras del río, permaneciendo una parte esculpidas y el resto en bruto tal cual. De regreso al “Ponte de Pazos de Arenteiro” volvemos a cruzarlo, para entrar en el pueblo, ya que el tramo hasta el “Pozo dos Fumes”, es tan sólo un pequeño ramal de la ruta, sin salida, como complemento a la misma.

Pazos de Arenteiro (Concello de “Boborás”)
Al llegar a la pequeña localidad de “Pazos de Arenteiro” nos llamará la atención la espectacularidad de sus casas señoriales aún engalanadas por los escudos heráldicos esculpidos en granito. De repente nos encontraremos pasando junto a un cruceiro, casas de piedra con sus fuertecitos de viñedos y cuidados jardincitos con flores de mil colores. Donde aún se conservan, maltratados por el tiempo, algunos de los más bellos pazos gallegos, como el de Cervela, en la misma plaza de Pazos de Arenteiro.

Para entrar en esta localidad, declarada en 1985 monumento histórico-artístico y bien de interés cultural, hay que cruzar el río Arenteiro. Todavía se mantiene el puente del siglo XV, sobre cuyo arco mayor aparece grabada la cruz del Santo Sepulcro y el relieve de una figura que para unos es el constructor del puente y para otros un santo desconocido. El río, a su paso por Pazos de Arenteiro nos regala un paisaje precioso, discurriendo entre una vegetación exuberante, que con un caudal abundante, en este tramo final busca precipitadamente desaguarse en el Avia, donde desemboca en las proximidades de Leiro.

Pazos fue encomienda de los templarios y luego, al suprimirse esta orden, pasó a la de Jerusalén. Gozó de esplendor entre los siglos XVII y XIX, y su olvido comenzó con la "Desamortización de Mendizábal”, que en 1846 sacó a subasta monumentos y bienes eclesiásticos. Casi todos sus edificios son de piedra, de la llamada arquitectura popular gallega.

Una especie de sacristana, que sólo habla gallego, cuida la iglesia de San Salvador, patrón del lugar. Conserva una portada de un románico primitivo con capiteles de motivos florales y aves. El templo guarda un retablo renacentista con las imágenes de Nuestra Señora de los Ángeles, San Bartolomé, San Juan Bautista y un Ecce Homo. A la entrada, una curiosa cajita de madera para depositar las limosnas de ánimas con figuritas talladas en su parte superior. En el suelo, antiguas lapidas de difuntos, cuyos familiares tenían que pagar el derecho de estar allí, lo cual curiosamente se hacia en vino ( del siglo XVII se conserva el dato de que tenia que ser "medio cañado de vino tinto anual"). No hay que olvidar que estamos en la comarca del Ribeiro, zona de buenos vinos, como dice el refrán: "El vino de Beade, aunque sea como vinagre". Junto al ábside hay un cepillo de ánimas al que siempre acompaña alguna vela encendida o pequeños ramos de flores. El pedir por los difuntos está muy arraigado en el alma gallega.
En Pazos era costumbre que, cuando fallecía alguien, la campana de la iglesia tocara al amanecer, para recordar que todos debían rezar por el alma del difunto. Al lado de San Salvador, el palacio de la Encomienda (actual rectoral), con una interesante escalera de piedra y escudos de la orden de Malta. Algunas de las casas muestran puertas de madera carcomida, mientras la hierba y el musgo, alimentados por la lluvia, crece entre las piedras. La construcción más importante es el pazo de los Cervela, con un historiado escudo de piedra; también perteneció a esta familia la denominada casa de Arriba, en la parte alta del lugar.
Población (2007): 150 habitantes.
Accesos : a 38 kilómetros de Orense. Por la N-541 (desviándose a 26 kilómetros en O Carbaliño), o por la N-120 (desviándose a 23 kilómetros en Ribadavia ).
Alojamiento : en Leiro, Souto. Tfono. 988. 48 81 81. En O Carballiño, Arenteiro. Tfono. 988. 27 05 58, Baccus. Tfono. 988. 27 32 26, Esclavo. Tfono. 988.27 04 95 y Derby. Tfono. 988.27 00 43.
Gastronomía : en el bar del Puente y de Vila.
La mejor vista : desde el puente, antes de entrar.
Visitar : iglesia de San Salvador, con retablo renacentista; Casa Rectoral y una serie de casonas, muchas de ellas con escudos de los siglos XVIII y XIX, como la de los Cervela, Feijoo, Do Cantón y Doña Elisa; calle de Pazos y vista general del pueblo con el puente del siglo XV.

FICHA TÉCNICA DE LA RUTA:
PR-G79 Senda do río Arenteiro: De O Carballiño a Pazos Arenteiro (Red de Sendeiros “Terras do Avia”, Ourense).
.Longitud11,4 km.
Desnivel aproximado: 300 m.
DificultadBaja. Duración 4 horas. Conexiones Con los PR-G 76 y 77.Punto partida y llegadaParque de O Carballiño / Pazos de Arenteiro (El motivo principal de hacerlo en esta dirección es porque los casi 300 m. de desnivel de los que consta esta ruta se realizarían predominantemente en descenso, si bien hay un par de “toboganes”, especialmente el segundo, a la altura del km. 7, que se hace un poquito duro).
Hitos principales del recorrido:Parque do Carballiño, Pena dos Namorados, Muíño do Anxo, Ponterriza, Moldes, Paradela, Cima de Vila, Cabanelas e Pazos de Arenteiro. Material Recoméndase utilizar botas de montaña, xa que a ruta nalgunhas zonas próximas ao río discorre por paraxes húmidas. Servicios O Carballiño e Pazos de Arenteiro (junto al puente de entrada al pueblo).
Calificación según sistema M.I.D.E (Puntuaciones del 1 al 5)
Medio (severidad del medio natural): 1
Itinerario (dificultad de orientación en el itinerario): 2
Desplazamiento (dificultad del terreno por el que discurre): 3
Esfuerzo (cantidad de esfuerzo necesario, entre 3 y 6 horas): 3
Accesos O Carballiño é unha das principais vilas da provincia de Ourense. Para chegar a Pazos de Arenteiro, ver PR-G 76. Acceso en bicicleta Non apto. Acceso a cabalo Non apto. Cartografía I.G.N. 1:25.000 Nº 187-I Carballiño e 187-III Maside. Máis información Mancomunidad turística "Terras do Avia" Rúa Gabino Bugallal, 39. 32420 Leiro Tel.: 988 488 701 / Fax: 988 488 005Federación Galega de Montañismo Edificio das Federacións Deportivas Galegas Rúa Fotógrafo Luis Ksado, 17, of. 10. 36209 Vigo Tel.: 986 208 758 / Fax: 986 207 407 e-mail: info@fgmontanismo.com http://www.fgmontanismo.com/

4 comentarios :

  1. Muy buena la descripción de la ruta, inmejorable.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Teresa. He tenido la gran suerte de pasar varias temporadas en Galicia y he podido recorrer muchas rutas por esa tierra tan maravillosa. Dispongo de amplio material de ruta por allí y si te puedo ayudar en algo, solotienes que escribirme a: comandopreston@gmail.com.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Reafirmo, la opinión de Teresa, un reportaje excepcional. Salu2 gallegos!

    ResponderEliminar
  4. Pedro hg1:32 a. m.

    Hola: Soy de un nuevo grupo de Senderistas de Vigo, "Senderismo Agarimo de Vigo" www.senderismoagarimo.com, somos muy nuevos en rutas pero las hacemos con mucho cariño y las hacemos con gente de todas las edades y casi siempre llenamos un autobus de 55 plazas.
    Decirte que te agradezco tan buena descripción de la ruta y siempre me fijaré en tú página. Un saludo.

    ResponderEliminar